¿Cómo saber si tengo celos?

Muchas veces los celos nos hacen actuar de manera enfermiza y querer controlar todos los aspectos de la vida de nuestra pareja para que esta no tenga la posibilidad de ser infiel

Los celos ocasionales pueden ser aceptables en la relación. Sin embargo, cuando se salen de control, afectan la salud emocional tanto de quien los padece como de la pareja.

Es por esto por lo que es fundamental aprender a identificarlos, ya que no siempre los aceptamos a tiempo. Conocer cómo se manifiestan y tomar medidas para afrontarlos es esencial para no sufrir sus consecuencias. ¿Sabes si eres celoso? 

Este sentimiento, que surge por temor a perder al ser amado, se puede convertir en el desencadenante de muchos conflictos de la relación. Lo más preocupante es que tienden a empeorar conforme pasa el tiempo, causando un notorio deterioro en la convivencia, respeto y amor.

Señales para saber si tengo celos

Controlar la intimidad de la pareja

Celos

Las personas celosas no aceptan la intimidad de su pareja. Estas suelen sentir el “derecho” de conocer todos los aspectos de la vida privada del otro.

El temor a que exista otra persona o que alguien trate de acercarse es muy grande. Y este hace que revisen de forma constante su teléfono móvil, redes sociales y todo medio por el cual haya un tipo de comunicación.

Y las consecuencias de estos actos son nefastas. Con tan solo encontrar un simple “hola” o una conversación de amigos entran en un estado de amenaza donde se desencadenan emociones negativas.

Lee también: ¿Qué podemos considerar una infidelidad?

Desconfiar de compañeros del trabajo

Es cierto que hay situaciones con amigos o compañeros en las que se justifican los celos. Sin embargo, cuando alguien no consigue controlar este sentimiento, empieza a suponer o a ver cosas que no están pasando.

Cualquier atención o simpatía por alguien del sexo opuesto es asumida como un coqueteo. El celoso entra en un estado de enojo, incluso si su pareja reaccionó solo de forma atenta.

Limitar la vida social de la pareja

Celos

Los celos conllevan a querer controlar la vida social de la pareja. Existen reproches porque la otra persona desea compartir tiempo con sus amigos o por una simple llamada.

Todo el tiempo hay interrogantes en cuanto a su aspecto social: ¿Con quién habla? ¿Por qué se ríe de lo que dicen sus amigos? ¿A dónde va? ¿Cuánto se demora?

Muchas veces, inclusive, se empieza a sugerir no andar más con algunas amistades. O bien suspender los planes para hacer algo en pareja.

Hacer llamadas de manera constante

Una cosa es llamar un par de veces al día para saber qué tal va todo. Otra muy diferente es hacer llamadas de manera constante con el fin de chequear que está haciendo la otra persona.

También se hacen para comprobar si en realidad está donde dice estar. Esto puede llevar a estados de angustia y estrés.

Inventar infidelidades

imaginar-infidelidad

A veces los celos se empiezan a salir de control. Esto lo sabemos cuando la persona que los padece empieza a imaginar que su pareja le es infiel por el simple hecho de no estar a su lado todo el tiempo.

Esto la conduce a inventar infidelidades. Y, muchas veces, no consigue separar lo que imagina de lo que es real.

Modificar el estilo de vida

Muchas personas piensan que si dedican más tiempo a su pareja pueden impedir una infidelidad. De hecho, no les importa hacer a un lado su estilo de vida para poder coincidir con la otra persona en más oportunidades.

El celoso busca controlar gran parte del tiempo de su pareja; por esto, organiza sus horarios y trata de estar en todos los momentos libres del otro.

Sentir molestia por la forma de vestir

pareja-celosa-criticando

Los celos se pueden desencadenar con el simple hecho de una forma de vestir. El celoso siente molestia porque su pareja se viste bien cuando no es para estar a su lado.

Es común escucharles frases como las siguientes: “Para qué te peinas tanto si no vamos a salir”, “Para que te maquillas si me gustas natural” o “Por qué te arreglas tanto si solo vas a trabajar”.

Ver también: Los 7 tipos de infidelidad que debes conocer

Confundir este comportamiento con amor

Esta es quizá una de las principales características de la persona celosa. Siempre justifica sus comportamientos y reclamos con el “amor” que siente por su pareja.

Los reproches o críticas que hace por celos son explicados como una forma de “preocuparse” por el otro. De esta manera les es más fácil seguir su juego de manipulación.

¿Te sientes identificado con estos comportamientos? ¿Sientes que los celos se están saliendo de control? ¡Mucho cuidado! Aunque en cierta medida es normal sentirlos, es importante prestarles atención para que no afecten la vida en pareja.