Cómo saber si tengo migraña

30 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la neurocientífica Raquel Marín
Según la OMS, la migraña es una de las enfermedades más incapacitantes a nivel global. La neurocientífica Raquel Marín nos explica cómo podemos identificarla y prevenirla.

Las migrañas son más frecuentes de lo que se piensa. Se calcula que un 15 % de la población mundial las sufre, especialmente las mujeres, en las que son tres veces más frecuentes que en los hombres, indicativo de que el factor hormonal es importante.

Las migrañas no son meros dolores de cabeza (cefaleas) y una vez que se desencadenan suelen durar tres días seguidos. Conocer cuáles son los síntomas tempranos y qué parámetros pueden agudizarlas puede ayudar a evitarlas.

Mujer con migraña

El cerebro no siente dolor

El cerebro no duele cuando nos duele la cabeza. Sin embargo, es el que gestiona la sensación de dolor. Aunque siempre huyamos de esta sensación desagradable, el dolor es un gran aliado de la salud.

Si no sintiéramos dolor no sabríamos que algo no está bien en el organismo. El dolor juega un papel esencial para mantener el cuerpo saludable. Ahora bien, ¿por qué nos duele la cabeza? A continuación se mencionan algunas circunstancias:

  • Cambios en la presión intracraneal.
  • Inflamación de los nervios.
  • Cambios en la forma de los vasos sanguíneos del cerebro (más dilatados o distendidos o más contraídos).
  • Tensión muscular en la zona cervical.

Te puede interesar: ¿Cómo diferenciar correctamente las cefaleas?

Características de las migrañas

Las personas pueden sufrir migrañas desde la etapa de la adolescencia. A veces ocurren por causas hereditarias, aunque también puede influir el medioambiente.

Aunque las causas exactas de las migrañas son objeto de mucho estudio científico, y aún existen aspectos desconocidos, se sabe que las migrañas pueden desencadenarse por distintas causas. 

  • Se relacionan con la inflamación local de vasos sanguíneos que produce una dilatación anormal, induciendo la sensación de dolor.
  • Otras causas se asocian a la propia actividad de las neuronas.

Durante un cuadro migrañoso se puede sentir insensible un lado de la cara o de la cabeza. También suelen ser frecuentes las náuseas. Se experimenta una alta sensibilidad a la luz. En ocasiones, se experimentan auras (flashes de luz, visión distorsionada, aparición de sonidos irreales o pérdida de parte del campo visual) y a veces se acompañan de cosquilleo en la cara, los brazos y las piernas y se tienen dificultades para hablar fluido.

Señales antes de tener migraña

Si bien, a veces, son inevitables, existen signos indicativos de que tenemos una migraña en puertas. Identificar los síntomas puede ser de ayuda para medicarse a tiempo de manera preventiva y evitar que la migraña se instale.

Algunos signos migrañosos son:

  • Boca seca y más sed que de costumbre.
  • Antojos y ganas de comer con más frecuencia.
  • Bostezar constantemente sin causa aparente.
  • Estreñimiento, irritación intestinal, sensación de pesadez estomacal.
  • Cambios de humor.
  • Notar el cuello agarrotado y dolor en los músculos cervicales.

Causas medioambientales

Aunque en la migraña el factor genético es inevitable, algunos factores contextuales conocidos son:

  • Cambios hormonales en las mujeres a partir de los 30 años. Pueden aumentar o disminuir si se toma la píldora y son también más frecuentes antes de empezar la menstruación. Con la menopausia en algunas mujeres desaparecen mientras que en otras empiezan a producirse.
  • El estrés y el nerviosismo de manera crónica.
  • Tomar vino (sobre todo vino blanco), café o chocolate en exceso.
  • Los olores fuertes, luces intensas o intermitentes de alta frecuencia.
  • Los cambios bruscos de tiempo (pasar de mucho frío a mucho calor o viceversa).
  • Los cambios de horario (jet-lags).
  • Algunos alimentos fuertes (quesos curados, chocolate, embutidos, alimentos muy grasos, repostería y pastelería, mariscos).
  • Platos que contengan glutamato monosódico muy frecuente en la cocina oriental.

Lee también: Cómo aliviar el dolor de cabeza

Hombre con migraña

¿Cómo prevenir las migrañas?

Es importante observarse y escuchar las sensaciones internas del cuerpo, es decir, escucharnos por dentro. En la medida de nuestras posibilidades, podemos además evitar exponernos a contextos medioambientales que puedan favorecer la aparición de migrañas.

Deben evitarse los ambientes estresantes, con una atmósfera cargada y poca ventilación, los sonidos fuertes y estridentes, las luces muy intensas y parpadeantes, etc.

A continuación se citan algunas pautas que pueden ayudar a evitar las migrañas:

  • Dormir bien. Lo ideal es dormir 7 a 9 horas al día.
  • Buscar momentos de relajación y descanso mental. Oxigenarse en contacto con la naturaleza es muy eficaz para relajarse.
  • Comer ligero con platos de verduras, pescados suaves, carnes magras, etc. sin llenar el plato.
  • Evitar las digestiones pesadas.
  • Evitar las bebidas alcohólicas.
  • Protegerse la vista con gafas de sol.
  • Cader AM, Noble-Topham S, Dyment DA, et al. Significant linkage to migraine with aura on chromosome 11q24. Hum Mol Genet 2003;12: 2511-2517.