¿Cómo saber si tu cuerpo carece de ciertas vitaminas?

Ekhiñe Graell 3 diciembre, 2013
Aunque el cansancio es uno de los síntomas más habituales de la falta de vitaminas, si percibimos cambios en nuestra piel también pueden estar evidenciando la existencia de este déficit

Si eres una persona que no come regularmente comidas balanceadas, puedes no estar recibiendo las cantidades adecuadas de nutrientes. Las deficiencias de vitaminas pueden manifestarse como fatiga, falta de energía, irritabilidad, dolores, piel sin brillo y otros síntomas.

Se necesitan cantidades adecuadas de estos nutrientes que provienen de los alimentos que se deben consumir diariamente para poder tener una función corporal saludable. Sin embargo, el cuerpo también puede perder vitaminas esenciales debido a problemas digestivos, exceso de alcohol y otras razones. ¿Cómo saber si tu cuerpo carece de ciertas vitaminas?

Anemia perniciosa

Si te sientes con menos energía durante el día, sin importar la cantidad de horas de sueño que tengas, puedes tener una deficiencia de vitamina B12. Esto puede llevar a una condición llamada anemia perniciosa, que incluye síntomas como la fatiga, confusión, disminución del apetito, piel pálida, diarrea o estreñimiento, entumecimiento en los dedos de manos y pies y una lengua roja e hinchada. La Universidad de Maryland Medical Center recomienda consumir al menos 2,4 microgramos de vitamina B12 todos los días, proveniente de alimentos como la carne, el hígado de res, el pescado, los mariscos, los huevos, el yogur, el queso y cereales fortificados. Si tu cuerpo no es capaz de absorber adecuadamente este nutriente esencial debido a un trastorno digestivo, tu médico puede prescribirte inyecciones de vitamina B12.

Moretones y sangrado

Las vitaminas ayudan a la reparación de tu cuerpo y a curarse a sí mismo, sin embargo, cuando se tiene una falta de ciertos nutrientes, tu cuerpo no puede comportarse de forma normal. La vitamina C es esencial para la cicatrización de heridas y el mantenimiento de todos los tejidos del cuerpo, incluyendo las arterias, piel y encías saludables. El Manual Merck advierte que una deficiencia de vitamina C puede causar inflamación de las encías y sangrado, sangrado nasal, ojos rojos, caída del cabello, erupciones en la piel, moretones con facilidad, la irritabilidad o el bajo estado de ánimo y otros síntomas. Para prevenir los niveles bajos de esta vitamina, se recomienda obtener 75 miligramos al día para las mujeres y 90 miligramos diarios para los hombres. Las frutas cítricas, vegetales de hojas verdes, fresas, tomates, kiwis y las papas son buenas fuentes de vitamina C.

Molestias o dolor

Vitaminas

Si experimentas dolores musculares y dolor en las articulaciones, en especial en la noche y en los meses de invierno, puede que tengas una deficiencia de vitamina D. Un estudio publicado en el ” Diario Médico de Australia”, señala que la falta de esta vitamina esencial puede causar dolor muscular, entre otros dolor de cuello y dolor de espalda y dolores en el cuerpo en general. La vitamina D también es conocida como la “vitamina del sol” debido a que el cuerpo la produce cuando la piel está expuesta a la luz solar. Las personas que viven en las regiones del norte que reciben poca luz del día durante muchos meses del año tienen más probabilidades de ser deficientes en esta vitamina. Se puede también obtener la cantidad diaria necesaria de esta vitamina de aproximadamente 10 microgramos de vitamina D de los alimentos, como las yemas de huevo, el pescado y los cereales fortificados, leche y otros productos lácteos.

Trastornos de la piel

Tu piel refleja muchos de los cambios dentro de tu cuerpo, por lo que las erupciones de la piel y otros problemas relacionados con el cutis pueden llegar a ocurrir por varias razones. La falta de vitamina B3, que también se llama niacina, puede conducir a la sequedad, escamas, enrojecimiento de la piel y picazón que puede llegar a ser muy doloroso. Aunque la deficiencia de este nutriente es rara en la mayoría de las naciones desarrolladas, las condiciones de salud, el alcoholismo y la absorción deficiente pueden causar una deficiencia de vitamina B3. Se recomienda que obtengas una cantidad diaria de 14 a 16 miligramos de vitamina B3. Buenas fuentes de esta vitamina en alimentos incluyen la carne, el pescado, los granos integrales, las lentejas y el maní.

Te puede gustar