Como se deben tratar las taquicardias

Aydee Castaño 29 abril, 2014
Los estimulantes pueden convertirse en nuestros peores enemigos en caso de padecer taquicardias, por lo que deberemos evitar el consumo de alcohol, tabaco, café o té.

Los latidos normales del corazón están entre 60 y 100 por minuto cuando estamos en reposo. Se dice que una persona adulta que tenga un ritmo cardíaco con más de 100 latidos por minuto está padeciendo de una taquicardia.

Cuando una persona presenta taquicardia después de haber realizado una rutina de ejercicios o en un momento de ansiedad o excitación, es muy frecuente y recibe el nombre de taquicardia sinusal; si la taquicardia se presenta estando en reposo y sin motivo aparente se trata de una taquicardia anormal.

Taquicardias anormales

Las taquicardias supraventriculares: estas vienen de las cámaras superiores del corazón y las aurículas.

Las taquicardias ventriculares: vienen de las cámaras inferiores del corazón y los ventrículos. Dentro de esta clase de taquicardias podemos encontrar las siguientes (las más comunes y destacadas):

  • La taquicardia supraventricular paroxística
    Esta provoca entre 140 y 200 latidos por minuto, se presenta repentinamente y de igual manera desaparece.
  • El flúter auricular
    Las aurículas se contraen entre 240 y 300 latidos por minuto,  estos movimientos no se reflejan en el pulso, ya que no todos producen un movimiento o contracción de los ventrículos.
  • La taquicardia ventrícula
    Esta es una arritmia bastante grave, la cual tiene su inicio en los ventrículos. La frecuencia cardíaca oscila entre 150 y 250.
  • La fibrilación auricular
    Esta es una forma de arritmia muy común, se presenta con mucha frecuencia y es una condición en la que las cámaras superiores del corazón laten sin ninguna coordinación, lo hace que el corazón mantenga su ritmo cardíaco irregular y demasiado rápido.

¿Cuáles son los síntomas de la taquicardia?

  • Palpitaciones
  • Dificultad para respirar
  • Mareos
  • Desmayos
  • Dolor en el pecho
  • Nervios
  • Ansiedad.

Tratamientos para la taquicardia

Este tratamiento depende por completo de las causas que la han provocado, para lo cual el médico tratante realizará algunas pruebas de rutina para descubrir qué clase de taquicardia es la que se ha presentado y qué tratamiento será el más conveniente.

La taquicardia sinusal no necesita ningún tratamiento médico, simplemente se deben controlar las causas que lo originan, como por ejemplo el estrés, los nervios y hacer una rutina de ejercicios mucho mas corta y menos  fuerte.

La taquicardia supraventricular se puede manejar con algunos métodos sencillos de realizar, como por ejemplo hacer un masaje en la arteria carótida de la zona del cuello, mojar la cara con agua muy fría y/o tratar de controlar la respiración.

En algunos casos será conveniente administrar algún medicamento que controlen los latidos del corazón, en muchas oportunidades este tratamiento debe ser prolongado, casi siempre deberá ser por el resto de la vida.

En el caso de que la taquicardia sea muy grave, será necesario acudir a un tratamiento por medio del cual se estimule el corazón con descargas eléctricas, con el uso de un desfibrilador. En los casos más extremos y persistentes se puede recomendar el implante por medios quirúrgicos de un dispositivo de desfibrilación muy parecido a un marcapasos, este dispositivo permite que el ritmo cardíaco sea mucho mas normal.

Remedios naturales para mejorar la taquicardia

  • En una taza de agua hirviendo colocar una cucharada de valeriana seca, se deja enfriar y se bebe antes de ir a dormir.
  • Tomar antes de ir a dormir una infusión preparada con una cucharada de hojas de toronjil en una taza de agua.
  • Tomar tres veces al día la infusión de las hojas y las flores de espino, preparadas en una taza de agua hirviendo, se deja enfriar y se toma en la mañana, la tarde y antes de ir a dormir.
  • Procurar controlar el estrés y la ansiedad, realizando algunos ejercicios que no representen demasiado esfuerzo, el más recomendado y sencillo es hacer caminatas de por lo menos una hora diaria.
  • Tratar de llevar una dieta equilibrada libre de grasas, consumiendo mas cantidad de frutas y verduras, frescas.
  • No consumir alcohol, cigarrillo, café ni té.
Te puede gustar