Cómo se produce la enfermedad de Ménière

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 1 octubre, 2018
La enfermedad de Ménière es un síndrome del oído interno que afecta con más frecuencia a los adultos mayores de 40 años. A continuación, explicamos los puntos más importantes de esta enfermedad tan molesta.

La enfermedad de Ménière es un síndrome que afecta al oído interno. Se desarrolla por un aumento de la endolinfa en el laberinto o por una inflamación del mismo. La endolinfa es un líquido que llena el laberinto.

Esta enfermedad se caracteriza por episodios de vértigo, que suelen ir acompañados de acúfenos (zumbidos en los oídos) e hipoacusia. Por otra parte, la pérdida de audición es fluctuante y evoluciona con el paso de los años a una hipoacusia o sordera irreversible.

La enfermedad de Mérière fue descrita por Prosper Ménière, un médico francés, en el año 1861. El médico señaló por primera vez una lesión en el oído interno como la causa de una crisis vertiginosa, es decir, de clara etiología laberíntica.

Por lo general, esta enfermedad afecta sólo a un oído. Puede presentarse a cualquier edad, pero tiene más incidencia en adultos entre los 40 y los 60 años.

El laberinto

El laberinto es un órgano que contiene, a su vez, los órganos del equilibrio y de la audición. Entre los primeros encontramos los conductos semicirculares y los órganos otolíticos. En cuanto a los órganos de la audición, podemos mencionar a la cóclea.

El laberinto está dividido en dos secciones: el laberinto óseo y el laberinto membranoso. El laberinto membranoso está lleno de líquido endolinfático. Cuando el cuerpo se mueve, este líquido estimula los receptores nerviosos que se encuentran en los órganos del equilibrio.

Estos receptores envían señales al cerebro sobre la posición y el movimiento del cuerpo. En la cóclea, el líquido endolinfático se comprime en respuesta de las vibraciones del sonido. Este hecho hace que las células sensoriales se estimules y envíen señales al cerebro.

Quizá te interese: Anatomía del oído

Síntomas de la enfermedad de Ménière

Como se ha mencionado al principio de este artículo, la acumulación del líquido endolinfático es el responsable del desarrollo de esta enfermedad. El laberinto interfiere con las señales de equilibrio y audición normales que van del oído interno al cerebro. Cuando se llena de líquido es cuando pueden aparecer los síntomas como el vértigo.

Los ataques o episodios de esta enfermedad suelen comenzar sin aviso. Además, pueden aparecer desde una vez al año hasta una vez al día. Al igual que la frecuencia, la gravedad de cada episodio puede variar. Los cuatro síntomas principales de esta enfermedad son, como hemos mencionado, los siguientes:

  • Hipoacusia o pérdida de audición variable.
  • Presión en el oído.
  • Tinnitus o zumbido en el oído.
  • Vértigo o mareo: el vértigo es el síntoma que más problemas causa. El paciente siente como si estuviese girando o como si el mundo estuviese girando a su alrededor.

Es posible que con el vértigo y el mareo el paciente también sufra náuseas, vómitos y presente una sudoración intensa. Además, pueden perder el equilibrio desde 20 minutos hasta 24 horas. Otros síntomas asociados a la enfermedad de Ménière son:

  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.
  • Nistagmo o movimiento incontrolado de los ojos.

Descubre: Laberintitis: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué causa la enfermedad?

Vértigo posicional. enfermedad de Ménière

Hoy en día no hay respuestas definitivas para aclarar que es lo que ocurre exactamente para que se desarrolle la enfermedad de Ménière. Algunos científicos piensan que se debe a una serie de vasoconstricciones de forma similar al caso de los pacientes que padecen migrañas.

Otros expertos tienen la teoría de que puede ser consecuencia de alguna infección vírica, alergias o reacciones autoinmunes. Además, esta enfermedad suele darse en familias, por lo que el componente genético podría tener que ver en la aparición del síndrome.

Por lo tanto, se desconoce la causa exacta de esta enfermedad. Puede ocurrir por una elevación de la presión del líquido en una parte del oído interno.

Aunque no podemos hablar de causas exactas, sí podemos hablar de ciertos factores de riesgo que aumentan la posibilidad de aparición de la enfermedad. Por ejemplo, el consumo de alcohol, ciertas alergias o el tabaquismo son algunos de estos factores.

Tratamiento de la enfermedad de Ménière

Para el tratamiento de este síndrome, se suelen utilizar fármacos capaces de disminuir la presión endolinfática del oído interno. Un ejemplo de estos fármacos es la familia de los diuréticos. Además de la administración de estos fármacos, la ingesta de sal debe disminuirse.

Por otra parte, si existe una infección respiratoria, alergia o sinusitis, se suelen recomendar tratamientos con antibióticos o histamínicos como la betahistina. Para tratar el vértigo, se administran antivertiginosos.

En los casos más graves se recurre a realizar una cirugía de los canales semicirculares, el nervio vestibular o la laberintectomía. Este tipo de tratamiento puede afectar a la sensación normal de equilibrio del paciente empeorando su calidad de vida.

  • Hain, T. C. (2008). Meniere ’ s Disease. Lancet. https://doi.org/10.1097/01.wco.0000113944.12823.67
  • Vlastarakos, P., Maragoudakis, P., Candiloros, D., Nikolopoulos, T., & Vassiliou, A. (2011). Meniere′s disease: Still a mystery disease with difficult differential diagnosis. Annals of Indian Academy of Neurology. https://doi.org/10.4103/0972-2327.78043
  • Greco, A., Gallo, A., Fusconi, M., Marinelli, C., Macri, G. F., & De Vincentiis, M. (2012). Meniere’s disease might be an autoimmune condition? Autoimmunity Reviews. https://doi.org/10.1016/j.autrev.2012.01.004
  • Nakashima, T., Pyykkö, I., Arroll, M. A., Casselbrant, M. L., Foster, C. A., Manzoor, N. F., … Young, Y. H. (2016). Meniere’s disease. Nature Reviews Disease Primers. https://doi.org/10.1038/nrdp.2016.28