¿Cómo puedo saber si tengo parásitos intestinales? Síntomas frecuentes

Aunque no lo lleguemos a relacionar, hay muchos síntomas que pueden alertarnos de la presencia de parásitos intestinales, como es el caso de la fatiga extrema e incluso del picor en la nariz

Los parásitos intestinales son un trastorno muy molesto que provoca un conjunto de síntomas que dificultan el diagnóstico, ya que se pueden confundir con otras dolencias.

Descubre en este artículo todos los síntomas que te ayudarán a saber si sufres parásitos intestinales.

¿Qué son los parásitos intestinales?

Qué son los parásitos intestinales

Los parásitos intestinales son microorganismos que viven en el intestino y que alteran nuestra flora bacteriana. También afectan a la asimilación natural de nutrientes y la evacuación.

Los más habituales son los siguientes:

  • Giardias.
  • Tenias.
  • Amebas.
  • Áscaris.
  • Lamblias.

En muchos casos los parásitos que llegan a nuestro cuerpo se excretan. No obstante, las toxinas que se acumulan en nuestro organismo debilitan el sistema inmunitario. Así, estos parásitos se alimentan de estos tóxicos y pueden crecer y alterar el lugar en el que están.

Visita este artículo: Fortalece tu sistema inmunitario y evita las infecciones consumiendo estos 8 alimentos

¿Cómo sé si los tengo?

Los parásitos intestinales son, en la mayoría de los casos, muy difíciles de detectar. Como hemos indicado, los síntomas pueden confundirse con otras patologías o con simples malestares.

Por eso es importante conocer estos signos del cuerpo. Si estos permanecen sin causa aparente, deben ayudarnos a encontrar la causa.

A continuación vamos a repasar cuáles son estos síntomas. Algunos de ellos son muy frecuentes y hay otros que te sorprenderán. Si tienes dudas te recomendamos que visites a tu médico lo antes posible.

Trastornos digestivos

Trastornos digestivos por parásitos intestinales

Uno de los síntomas más frecuentes de quienes tienen parásitos intestinales son los trastornos digestivos frecuentes. Predominan las diarreas o el estreñimiento, los gases y la hinchazón.

El problema es que muchas personas sufren de manera habitual estas molestias. Además, pueden deberse a diferentes causas. Por eso debemos prestarles atención cuando nos estamos alimentando de manera equilibrada y, no obstante, seguimos sufriendo estos trastornos.

Alteración del apetito

Todos podemos tener alteraciones del apetito por diferentes motivos. No obstante, este es uno de los síntomas de la parasitosis. Cuando sufrimos un exceso o falta de apetito exagerado y sin conocer la causa.

Esto puede conllevar una pérdida o aumento de peso también rápidos. Debemos, pues, sospechar de los parásitos intestinales en estos casos.

Nerviosismo e irritabilidad

Irritabilidad por parásitos intestinales
Los parásitos intestinales causan un estrés importante a nuestro organismo. Además, este repercute, sin que nosotros lo sepamos, en una alteración del sistema nervioso. Esto provoca un aumento en nuestros niveles de nerviosismo, ansiedad, irritabilidad y estrés. 

Hay personas que viven con frecuencia en estos estados psicológicos. No obstante, cuando es algo poco habitual en quien lo sufre, debemos prestar atención a otros posibles síntomas.

El nerviosismo también puede ser una señal importante en niños, que pueden sufrir estados de hiperactividad. En ellos podremos observar también un aumento de las pupilas.

Picores

Los picores en la zona que rodea el ano y en otras partes del cuerpo son también la señal de que podemos tener parásitos. Además, es uno de los motivos más frecuentes a la hora de contagiarlos, sobre todo en niños, que se rascan casi sin que nos demos cuenta.

También pueden ser frecuentes los picores en la punta de la nariz. Este es uno de los síntomas más curiosos y desconocidos. Aunque no tiene una base científica, podemos tenerlo en cuenta junto con los demás. Su explicación está en la relación reflexológica entre la punta de la nariz y el intestino.

Fatiga crónica

Fatiga por parásitos intestinales

La fatiga crónica y la fibromialgia son patologías que han sido reconocidas en la última década y que reúnen una serie de síntomas difíciles de diagnosticar. El problema es que también pueden confundirse con otras enfermedades.

Aunque se desconoce la causa, los parásitos intestinales podrían ser los culpables de algunos de los síntomas que sufren las personas afectadas. Conviene tenerlo en cuenta.

Ver también:  8 superalimentos que te pueden ayudar a combatir la fatiga

Infecciones vaginales

Las mujeres que sufren infecciones vaginales de manera frecuente deberían tener en cuenta que es posible que tengan parásitos intestinales. Es posible que estos estén provocando la infección en la zona genital.

Por este motivo, a pesar de hacer tratamientos que pueden parecer efectivos a corto plazo, después de un tiempo vuelven a tener las mismas molestias. Por tanto, la solución estará en la eliminación de los parásitos intestinales de manera definitiva y en unas medidas estrictas de higiene.

  • Boorom, K. F., Smith, H., Nimri, L., Viscogliosi, E., Spanakos, G., Parkar, U., … Jones, M. S. (2008). Oh my aching gut: Irritable bowel syndrome, Blastocystis, and asymptomatic infection. Parasites and Vectors. https://doi.org/10.1186/1756-3305-1-40
  • Stark, D., van Hal, S., Marriott, D., Ellis, J., & Harkness, J. (2007). Irritable bowel syndrome: A review on the role of intestinal protozoa and the importance of their detection and diagnosis. International Journal for Parasitology. https://doi.org/10.1016/j.ijpara.2006.09.009
  • Robertson, L. J., Hanevik, K., Escobedo, A. A., Mørch, K., & Langeland, N. (2010). Giardiasis - why do the symptoms sometimes never stop? Trends in Parasitology. https://doi.org/10.1016/j.pt.2009.11.010