¿Cómo seducir a tu pareja?

Seducir a nuestra pareja no es tarea de un día, sino que debemos mantener esa actitud en el tiempo para evitar caer en la monotonía y el desapego

Seducir es esa cualidad humana que normalmente tiene lugar cuando las relaciones están en su etapa inicial, donde ambos participantes son más propensos a verse atrapados por el hechizo romántico y cautivador del otro.

Hay que tener en claro que no por tratarse de un síntoma normal y común de las primeras fases entre parejas necesariamente tenga que quedarse allí.

De hecho, hacer lo contrario es parte de la clave para encontrar el equilibrio ideal entre la pasión y la cotidianidad.

En las relaciones de parejas, esos pequeños juegos, mimos y demostraciones de empeño suelen disiparse con el transcurrir del tiempo. Casi siempre se trata de cuándo y no de cómo.

No te sientas mal si en algún punto te encuentras afectado por cómo van las cosas últimamente.

Hoy en nuestro espacio te traemos una serie de consejos que debes aplicar para poder reanimar y mantener encendida esa flama entre tú y tu pareja.

Recuerda, la renovación de ideas, los detalles y el esfuerzo para conseguir arrancarle unas cuantas miradas de deseo empiezan con tu actitud.

Por esta razón, te mostraremos 5 sugerencias para que puedas retomar el camino de la pasión y el deseo por tu pareja. Para este propósito es necesario tener una actitud positiva.

Consejos para seducir a tu pareja y mantener la llama encendida

1. Definitivamente, olvídate la de la rutina

Definitivamente, olvídate la de la rutina (2)

Esta es, sin duda, una de las peores enemigas de las relaciones.

Pero no hablamos de la rutina laboral, o de las actividades que debes cumplir a diario, sino de la rutina en la relación: hacer siempre lo mismo, comer en los mismos lugares o las mismas posturas sexuales, entre otros.

El hecho de saber como integrante de una pareja, de antemano, todo lo que hará tu compañero al momento de estar juntos es, sin duda, aterrador y lamentable.

Innovar es esencial en esta situación, sin duda alguna.

Ver también: 5 maneras efectivas de atraer a un hombre

2. Solos, tú y yo

En este consejo debes entender que si bien, probablemente, al tener niños todo tiende a complicarse al momento de dedicarse tiempo de calidad, no es excusa para descuidarse mutuamente.

La seducción diaria pasa también por crear ambientes propicios para el otro.

Al menos una vez a la semana, o cada dos semanas, planead una cita en la que solo estéis vosotros para divertiros y disfrutar juntos al máximo.

La familia, el trabajo y las responsabilidades son importantes, pero vosotros como pareja también.

3. Sedúcelo sin importar el día

Seduce a tu pareja sin fijarte en el día

Hoy es nuestro aniversario, le llevaré rosas y le haré el amor” ¡No, por favor no lo hagas! Está bastante bien recordar las fechas especiales y ser detallista.

Sin embargo, si esa es la única pasión que realmente queda, es un recordatorio triste de una relación más feliz.

En resumidas cuentas, este consejo está aquí para recordarte que tienes a un ser humano totalmente enamorado de ti. ¡Esfuérzate y no dejes de seducir!

De esta manera, tu pareja será más receptiva y mejorará todo en casa (y en la cama).

4. Aunque parezca obvio ¡Experimenta!

Nada mejor para seducir que vivir nuevas experiencias juntos.

No hace falta viajar a destinos exóticos, salir todos los días a comer fuera o planear encuentros costosos cada semana para poder hacer un cambio significativo en la relación.

  • La seducción es una actitud y un estado que depende en gran medida de la forma en la que nos aproximamos a nuestra pareja.
  • Ábrete a la posibilidad de experimentar junto a ella cosas nuevas y sencillas y disfrutad viendo como la temperatura sube.

Te recomendamos leer: ¿Te cuesta expresar el amor a tu pareja?

5. Exprésate, cuenta lo que sientes

Exprésate, cuenta lo que sientes

Parte de la pérdida de la seducción y la fogosidad tiene que ver justamente con que, a medida que pasa el tiempo, dejamos de demostrarle nuestro cariño a esa persona.

Caemos en una especie de círculo introvertido, debilitando cualquier forma de comunicación.

Abrazar, besar, acariciar, decirle al otro un halago, intercambiar palabras estimulantes… Son detalles que nutren y afianzan la relación, permitiendo que la seducción esté siempre a flor de piel, vivaz y como recordatorio de lo que nos unió como pareja.

Jamás reprimas lo que se supone debes compartir con tu pareja. Si mantienes esa postura intrapersonal y lejana, harás que todo se complique.

Lo ideal es comunicarte y decir lo que quieres, cuando lo quieras, a tu pareja y así llegar siempre a un acuerdo.

Categorías: Relaciones Etiquetas:
Te puede gustar