¿Cómo seducir a tu pareja?

17 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Seducir a tu pareja puede ayudarte a mantener el encanto y fortalecer la relación, experimentar en equipo y abrir la puerta a experiencias positivas.

Según el Diccionario de la lengua Española, en su segunda acepción, la palabra «seducir» denota la acción de atraer físicamente a alguien con el propósito de obtener de él o ella, una relación sexual.

Desde este punto de vista, la seducción puede implicar un conjunto de técnicas de acercamiento (halagos, gestos, caricias, etc.) que tienen como objetivo crear una atmósfera de intimidad con una persona en concreto, con el objetivo de llegar al encuentro sexual.

Mediante esos gestos, esas palabras, caricias y roces, una persona busca que la otra se sienta atraída hacia ella. ¿Cuántas veces no hemos visto esto en el séptimo arte? Ejemplos tenemos por todas partes, todo el tiempo.

Pero no todo se resume a lo que podemos ver en las pantallas de cine. También tenemos ejemplos de seducción en la literatura, la música, el arte y, por supuesto, en cualquier parte de la calle.

¿Seducir es lo mismo que hechizar?

Hay quienes afirman que la seducción puede llegar a ser como un «hechizo» que cautiva tanto al seductor como a la persona que está siendo seducida. Y en cierta forma sí puede percibirse de esta manera, ya que los implicados se concentran tanto en el acercamiento que no prestan atención al resto del entorno. Entonces, la tensión sexual es palpable.

La seducción puede ser un proceso tan divertido como se quiera y puede ayudar a vivir experiencias «mágicas» y muy placenteras (y no solo en la cama). 

A menudo, se suele decir que la seducción se aplica principalmente en dos tipos de situaciones: 1) cuando se quiere enamorar a alguien con quien se pretende iniciar una relación de pareja, 2) cuando se pretende conseguir un encuentro sexual casual en un momento concreto.

Sin embargo, lo cierto es que la seducción también puede formar parte de la dinámica de pareja. En este sentido hay quienes consideran que se trata de «la chispa» que ayuda a mantener viva la pasión y el interés. Dado que vincula y genera cercanía.

Seduce a tu pareja sin fijarte en el día

En las relaciones de parejas, esos pequeños juegos, mimos y demostraciones de afecto en la cama suelen alimentar el deseo sexual.

Consejos para seducir a tu pareja y mantener la llama encendida

A continuación te damos algunos consejos que pueden ayudarte a ser más creativo y así, disfrutar más del proceso de seducción.

1. Definitivamente, olvídate la de la rutina

Sí, es recomendable que te olvides de la rutina. Nada de hacer el comentario de costumbre, de recurrir a la misma técnica de siempre para despertar el interés de tu pareja. Anímate a innovar, aunque sea un poco.

No tienes por qué olvidar lo exitosas que fueron ciertas prácticas en el pasado, pero trata de combinarlas con algunas novedades para seducir a tu pareja.

Descubre: ¿Cuál es el secreto de las parejas que funcionan?

2. Busca crear un espacio y un tiempo para el «solos, tú y yo»

Pareja besándose en la cama

Aunque no lo parezca, buscar un espacio y un tiempo (por breve que sea) para compartir solo con la pareja es indispensable para mantener viva la llama de la pasión.

No siempre se trata de hacer una actividad juntos, como ver una película en la cama, se trata de tomarse un momento para disfrutar única y exclusivamente de la compañía del otro. 

Tomarse las manos, apoyar la cabeza en el cuerpo del otro, mantener el contacto visual y luego cerrar los ojos y apreciar el calor corporal y el aroma de la pareja, son gestos que pueden ser tan románticos como seductores.

Las responsabilidades son importantes, pero detenerse y disfrutar de lo más simple ayuda en gran medida a fortalecer el vínculo con esa persona y a mantener vivo el interés, el romance y, por supuesto, la pasión.

3. Seduce sin importar el día

Está bastante bien recordar las fechas especiales y ser detallista en esas ocasiones, pero lo cierto es que para seducir a tu pareja no necesitas un tiempo en concreto en tu agenda o calendario.

La espontaneidad premia mucho en una relación de pareja. Así que anímate a hacer un detalle cuando te apetezca y cuando tu pareja menos se lo espere.

4. ¡Experimenta sin temor a la obviedad!

En ocasiones, muchas personas (aunque quieren) no seducen a su pareja porque temen «parecer obvias» al hacerlo. En cierta forma, temen al rechazo. Temen que la otra persona no siga el juego o simplemente diga algo como «ahora no».

Pese a que es normal tener cierto temor al rechazo, si quieres seducir a tu pareja, debes correr el riesgo. ¡Sal de tu zona de confort! Después de todo, no hay nada mejor que vivir experiencias juntos.

  • Para seducir a tu pareja debes transmitir seguridad y determinación.
  • Mantén una buena postura. El lenguaje corporal es importante y cuidarlo te ayudará a sumar algunos puntos de encanto.
  • Presta atención a los detalles y ¡ofrécelos! Una palabra, un gesto, un mimo.
  • Haz que el tacto y el oído sean los protagonistas de la experiencia.
  • ¿Sabes qué es lo que le atrae a tu pareja? Una fragancia en concreto (corporal o de una vela…), el tacto de un tipo de tela en concreto o una comida… y bríndaselo. El placer debe estar presente, hasta en ese tipo de cuestiones.
  • Experimenta de una manera sencilla al comienzo. No te compliques y ve avanzando poco a poco.

5. Exprésate, cuenta lo que sientes

Exprésate, cuenta lo que sientes

Para seducir a tu pareja también debes mantener una buena comunicación

Abrazar, besar, acariciar, decirle al otro un halago puede ser muy satisfactorio, pero intercambiar palabras seductoras, excitantes e interesantes puede nutrir la confianza y acerca aún más a la pareja.

Las palabras pueden ser buenas aliadas a la hora de mantener la tensión sexual a flor de piel.

¡Anímate a seducir a tu pareja y entrégate a la experiencia!