Cómo sentirse orgulloso de uno mismo: consejos y hábitos

Jesus 23 mayo, 2013
Rodéate de gente positiva y evita a la negativa, ya que puede contagiarte su malestar. Pase lo que pase recuerda que debes sentirte orgulloso de ti mismo y de tus logros

A pesar de que vivimos en un mundo de tanta información y fuentes para educarnos sobre la salud emocional, hay otros elementos sociales como el estrés, los hábitos que causan ansiedad y los ambientes negativos, los cuales provocan depresión en muchas personas. Para nuestro bienestar emocional, es importante sentirnos cómodos con quienes somos y contar con algunas ideas para sentirse orgulloso de uno mismo, sin timidez, sin nerviosismo y sin ansiedad.

En un mundo de comunicación instantánea y de amplio contacto con otras personas, es común que recibamos mensajes, tanto directos como indirectos, en los cuales nos pueden criticar por nuestra manera de ser y nuestra autenticidad, o recibir mensajes subliminales indicándonos que deberíamos ser, vernos y actuar como otras personas. Ante esto, debemos reafirmar nuestra personalidad y nuestra autenticidad, sintiéndonos seguros de quienes somos y sabiendo lo que queremos.

Sé una persona de metas y objetivos

Uno de los aspectos más importantes para hacer crecer el orgullo que sentimos hacia nosotros mismos es la consecución de metas personales. Cuando se logra algo que nos hemos propuesto, desarrollamos un profundo sentimiento de autoestima. Por ello, es importante que tengas metas y objetivos en diversas áreas de tu vida. Trata de fijar estas metas de manera diaria, semanal, mensual, anual, etcétera. No tienen que ser necesariamente metas grandes como alcanzar un trabajo muy bien pagado. Puedes empezar por metas simples pero muy efectivas, como organizar mejor tu armario o establecer una mejor comunicación con tus seres queridos.

Aunado a esto, también debes celebrar y no ocultar tus logros, sin importar lo pequeños que sean. Esto complementa la consecución de tus metas, haciéndolas evidentes, celebrándolas y comunicándolas a tus familiares y amigos. Se trata de crear un hábito, no como un acto de vanidad, sino como alguien que reconoce y acepta sus cualidades personales y sus grandes virtudes.

Rodéate de positividad

Es cierto que los verdaderos amigos te pueden decir no sólo cuándo estás en lo correcto, sino también cuándo tienes una idea equivocada, pues se preocupa por tu bienestar. Sin embargo, es importante diferenciar a quienes hacen criticismo constructivo de quienes simplemente están tratando de traerte abajo con tu autoestima y tus metas. Practica la selectividad con las personas de las que te rodeas. Valora y pasa suficiente tiempo con esos amigos que de verdad están contigo para apoyarte en tus metas, personas que creen en ti y que están dispuestas a ayudarte.

De la misma manera, debes también rechazar el negativismo que surge dentro de ti. Es lo que algunos expertos llaman autosabotearse, albergando pensamientos negativos que no corresponden con nuestra realidad, y que surgen de la inseguridad y la ansiedad que debemos saber rechazar y eliminar de nuestros pensamientos. Cada vez que te sorprendas albergando un pensamiento negativo, aprende a identificarlo y cámbialo inmediatamente por un pensamiento positivo y constructivo.

Busca sentirte bien con tu apariencia física

Aquí no se trata de agobiarse tratando de lograr un cuerpo escultural; tampoco se trata de usar dinero, que talvez no tienes, adquiriendo prendas de vestir caras con el fin de impresionar a otros. Este aspecto se trata de tomar suficiente tiempo para atender tu presentación personal, de manera que te sientas en total confianza y seguridad al interactuar de frente con otras personas. Recuerda que es bueno ejercitarse y comer bien, pues los resultados de estos hábitos pueden reflejarse en sentirte orgulloso de ti mismo. Usa un estilo de vestir que sea acorde con tu personalidad y la forma de tu cuerpo.

Como consejo final, practica el hábito de felicitar y animar a otras personas, reconociendo sus cualidades y la consecución de sus metas propias. De esta manera, no sólo podrás obtener lo mismo a cambio, sino que te sentirás orgulloso y seguro de ti mismo por haberlo dicho.

Imagen cortesía de patriziasoliani.

Te puede gustar