Cómo sobrellevar un aborto espontáneo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Bernardo Peña el 14 enero, 2019
Son muchas las variables detrás de un aborto espontáneo y muchas no las puedes controlar ni ser responsable. Es normal que te sientas culpable, afloran muchas emociones, que a su tiempo serán superadas.

Un embarazo es un proceso físico y emocional que genera una gran cantidad de expectativas. Una interrupción abrupta y no esperada del embarazo trae consigo una serie de reacciones emocionales y preguntas que quizás nunca tengan una respuesta certera, pero sí aproximadas y necesarias para sobrellevar un aborto espontáneo.

Un aborto natural se produce por lo general durante el primer trimestre del embarazo. Hay médicos que aseguran que el 80% de las pérdidas que han tratado no llegan a las 12 semanas de gestación. También es frecuente en las primerizas.

Los detonantes de un aborto espontáneo son muchos. La edad, infecciones urinarias, alteraciones cromosómicas, ovarios poliquísticos,  diabetes no tratada, lupus, problemas renales y tiroideos sin tratar, hipertensión, consumo de drogas, tabaquismo o alcoholismo son elementos que pueden causar un aborto espontáneo.

El apoyo familiar para sobrellevar un aborto espontáneo

Madre embarazada feliz con su familia.
La familia es el mejor apoyo para sobrellevar un aborto espontáneo.

Este proceso de desmontar las expectativas que trajo consigo el embarazo es complejo. Conlleva una serie de emociones que afecta principalmente a la mujer, sin dejar de lado a su entorno familiar. Existen mujeres que viven y pueden sobrellevar un aborto espontáneo en un tiempo corto, pasando por sus etapas normales de duelo.

Sin embargo, hay otras a las que les es más difícil sobrellevar un aborto espontáneo. En los casos de las mujeres que pasan por varios abortos naturales, la situación es aún más compleja a nivel emocional. Para ello, el apoyo familiar y de los amigos cercanos es fundamental para establecer un sistema de apoyo emocional.

Conversa, acércate, haz presencia y escucha lo que una mujer que ha abortado quiere decir. En estas ocasiones es mejor escuchar en silencio sin agregar más, puesto que cualquier palabra mal dicha generará mayores sentimientos de tristeza o frustración.

Leer más: Cómo superar las barreras de comunicación.

Lo que NO se debe decir

Mujer joven rodea sus piernas con una mano y apoya la otra en su cabeza, pensativa, mientras está sentada en el sofá.
Perder un embarazo es doloroso por lo que debemos ser empáticos para sobrellevarlo.

Ser empático es fundamental. Se trata de ponerse en el lugar de lo que está sintiendo la mujer que ha perdido un embarazo deseado. Si no sabes cómo ser empático, porque no lo has vivido, solo acompaña con el amor, el respeto y el apoyo que pueden dar familiares y amigos.

Evita usar o dar consejos que poco aportan al consuelo que necesita la mujer para sobrellevar un aborto espontáneo. El silencio puede ser gran acompañante en un momento difícil como este. Entre lo que NO debes decir a quienes han sufrido una interrupción de su embarazo se encuentran:

  • Tranquila, puedes tener otro.
  • Todo pasa por algo.
  • No podías hacer nada.
  • Tenía que ser así.
  • Ya te volverás a quedar embarazada.
  • No era el momento de tenerlo.

Perder un embarazo deseado es doloroso. Lo que menos necesita la mujer que ha abortado es que sus seres más queridos minimicen o desvaloricen lo que está viviendo, o que crean que este embarazo perdido se sustituye por uno que vendrá.

Sus seres queridos deben respetar incluso si la mujer quiere estar sola. Ello no significa abandonarla en el punto en el que el dolor se transforme en una depresión inmanejable. Se trata de dejarla vivir su dolor pero estar lo suficientemente cerca como para dar el apoyo necesario cuando la mujer solicite una mano amiga.

Para el hombre también existe la pérdida

El apoyo que podemos brindar cuando hay una pérdida de un embarazo en la familia o entre amigos debe incluir a la pareja, ya que el aborto afecta tanto a la mujer como a su pareja.

Sin embargo, en este tipo de temas se suele dejar de lado la emocionalidad del hombre. Se suelen tomar más en cuenta las emociones de la madre que las del padre. Ello se debe a que la emocionalidad del hombre frente a estos temas es diferente, pero no deja de ser importante.

El padre también vive un proceso doloroso, que en pocas ocasiones es atendido. El padre también siente la emoción y la ilusión de tener un hijo y sufre un duro golpe cuando el aborto involuntario sucede. Sin embargo, no le queda otra opción que “ser fuerte” y brindar apoyo a la mujer.

Podemos ayudar al hombre a sobrellevar su pérdida, aceptando su dolor y ayudarlo a expresar lo que siente. Son muchos los hombres que les cuesta manifestar sus emociones porque no fueron educados para ello. Mientras apoyan a su pareja, también necesitarán quien les preste un hombro para llorar su tristeza.

El aborto espontáneo: un silencio doloroso

Pareja se abraza con expresión dolorosa.
El primer paso para sobrellevar un aborto espontáneo es no culparse.

El aborto trae consigo una serie de silencios sociales. Las mujeres que sufren abortos suelen sentirse culpables de alguna manera por haber perdido al bebé. Incluso sin tener la confirmación exacta de cuál fue la causa que lo provocó.

Lo anterior viene acompañado de creencias sociales o religiosas que pueden asociar el aborto espontáneo con la vida previa de la mujer. De una forma u otra se juzga a la persona por un hecho que escapó de su voluntad. Es por ello que muchas mujeres ocultan un aborto involuntario y viven su duelo en silencio.

Cuando vives un aborto espontáneo lo más importante es no culparse. La pérdida genera un dolor que hay que sentir y aceptar. La intensidad de ese dolor dependerá de las expectativas y el temperamento de cada mujer. Pero culpabilizarse no resolverá nada.

Superar ese dolor llevará tiempo. Serán muchas las emociones que vivirás: tristeza, miedo, angustia o desesperanza. Vívelas. Llora todas las veces que quieras llorar.

Si consideras pertinente alejarte por un tiempo de tu entorno más cercano, hazlo. Si el abatimiento no te deja retomar la normalidad, es importante que evalúes consultar con un terapeuta.

Leer más: Debemos olvidar el dolor para poder comenzar de nuevo.

Juntos y en pareja

Un aborto involuntario trastoca los sueños construidos con amor e ilusión por una pareja. Es una crisis de la que pueden salir fortalecidos como pareja. Unirse en el dolor de la pérdida, tomados de la mano, hará que puedan sobreponerse a este acontecimiento tan íntimo y tan de dos.

Vivir el proceso sin echarse culpas uno al otro, los ayudará a reencontrarse con la esperanza y la tranquilidad en la mayor brevedad posible. Pero hay que vivir el duelo para poder sobrellevar un aborto espontáneo y encontrar pronto el sosiego que necesitan.

  • Aznar, Justo, and German Cerdá. "Aborto y salud mental de la mujer." Acta bioethica 20.2 (2014): 189-195.
  • Rondón, Marta. "Resultados de la investigación sobre las consecuencias emocionales y psicológicas del aborto inducido." (2009).
  • Fernández-Alcántara, Manuel, et al. "Factores psicológicos implicados en el duelo perinatal." Index de Enfermería 21.1-2 (2012): 48-52.