Cómo superar la ansiedad

Estás a punto de casarte, te gradúas de la Universidad, tienes una reunión de trabajo o una entrevista que puede cambiar tu vida profesional. Muchas son las razones por las cuáles podemos sentirnos ansiosos. La buena noticia es que existen varios métodos naturales que te ayudaran a superar la ansiedad. Conócelos en el siguiente artículo.

Cambia tus hábitos para reducir la ansiedad

Este es el primer paso que tienes a disposición y que debes cumplir si quieres dejar de ser ansioso o nervioso. Dentro de estas modificaciones podemos destacar las siguientes.

Elimina los alimentos que causan ansiedad

Nuestra alimentación está más que ligada a cómo nos sentimos. Hay alimentos o ingredientes que pueden estar aumentando tus niveles de ansiedad y no te has dado cuenta de ello. Uno de ellos es el café, un energizante por excelencia y que no falta en ninguna oficina. Si eres de beber mucho café a diario, puedes optar por el descafeinado o rebajarlo con leche.

Por otra parte, los alimentos repletos de azúcares y almidón no son buenos tampoco en tu situación. Quizás pienses que el helado, las galletas o los dulces pueden ser una excelente opción para reducir el estrés, sin embargo, el alivio no sólo es pasajero, sino que además tiene efectos contraproducentes en el mediano plazo. Lo mejor es consumir más frutas y vegetales.

Y, en tercer término, tenemos el alcohol, que si bien disipa la tensión al instante, sus consecuencias pueden ser bastante negativas. Si vas de copas una vez cada tanto con tus colegas no hay problema, pero que no sea una salida de varias veces a la semana.
cafe

Aumenta los alimentos que mejoran tu humor

Además de lo indicado antes, has de saber que existen diferentes alimentos que nos hacen estar más felices. Una dieta balanceada, por ejemplo, es muy importante, porque al tener los nutrientes adecuados el organismo podrá defenderse de la ansiedad. Los aconsejados son los alimentos que tienen muchos antioxidantes, como es el caso de los arándanos, que te ayudarán a levantar el ánimo y a la vez reducir las hormonas que causan estrés. También aquellos que posean buena cantidad de potasio y magnesio, como son las almendras, las semillas de calabaza, el chocolate amargo o el salvado.

Haz ejercicio

¿Sabías que una buena sesión de actividad física puede eliminar la ansiedad de tu cuerpo? Y además, hacer deporte te aportará una gran sensación de bienestar durante varias horas una vez que terminas la rutina. Por ejemplo, puedes optar por ejercicios cardiovasculares como andar en bicicleta o correr, también el boxeo, el levantamiento de pesas o las clases de aeróbica.

El yoga, aunque parezca muy tranquilo, en realidad te permite trabajar todos los músculos del cuerpo. A su vez la tranquilidad del salón donde lo practiques se traducirá en un excelente remedio para la ansiedad. Si no te gusta hacer ejercicio o consideras que no tienes tiempo para ello, puedes al menos salir a caminar con tu perro o jugar con tus hijos, hacer la compra a pie o ir al trabajo en bicicleta.

Respirar profundamente

La respiración profunda y consciente es una de las mejores maneras para reducir la ansiedad y el estrés. La mayoría de las personas realizamos una respiración superficial (de pecho), donde ingresa el aire en los pulmones rápidamente y en seguida se exhala. Si te sientes muy ansioso, simplemente cierra los ojos, haz una respiración profunda por la nariz, imaginando cómo ingresa el aire a tu cuerpo, logra que tu estómago se hinche. Mantén por algunos segundos el aire y luego exhálalo despacio. Trata de repetir esta secuencia por lo menos cinco veces.

Respiracion

Haz algo que te encante

La ansiedad muchas veces está causada por una falta de actividades relajantes o gratificantes. Si nos la pasamos todo el día trabajando o cumpliendo obligaciones, es más probable que tachemos los días que faltan para las vacaciones o para el fin de semana. Esto quiere decir que nos enfocaremos en el futuro y no disfrutaremos el presente, un problema habitual en los ansiosos. Entonces, si te gusta leer, lee. Si te gusta dormir, duerme. Si te gusta hacer manualidades, haz manualidades. Si te apasiona bailar, baila. Si quieres pintar, pinta. Todo aquel hobby o pasatiempo que te haga feliz es bienvenido. Será una gran terapia para eliminar la ansiedad.

Crea el ambiente perfecto para la relajación

Si vives con tu familia o pareja, pídeles que se vayan aunque sea durante una hora o aprovecha cuando no haya nadie en casa. Tu hogar es tu guarida, tu refugio, el sitio donde todos los problemas del trabajo desaparecen. Enciende velas, inciensos u hornillos con aceites esenciales. Date un baño de inmersión o una ducha de agua caliente, coloca música relajante, acuéstate en el sofá a leer o a mirar por la ventana mientras bebes un té. Haz todo aquello que te calma y no te permita pensar en lo que eleva tu ansiedad.

Desocupa tu agenda

Quizás durante la jornada laboral tienes un montón de tareas o actividades que hacer y eso aumente tu ansiedad por salir de la oficina. Sin embargo, muchos eventos que tenemos post-trabajo también pueden estar haciéndonos mal y aumentando nuestros niveles de ansiedad. Por ejemplo, si tres veces por semana vas a la Universidad, los viernes quedas con tus amigos para cenar, una vez por semana vas a comer con tus padres, los sábados te lo pasas de compras, limpiando o visitando seres queridos, los domingos aprovechas para que tus niños vean a sus abuelos, vas todos los días durante la hora del almuerzo a hacer gimnasia… ¿cuándo te queda tiempo para el descanso?

Tus relaciones personales son importantes, pero que no se vuelvan una carga en tu agenda. Dedica un día o al menos unas horas para “no hacer nada”, descansa más, no pretendas que tus días tengan 30 horas, eres un ser humano y en algún momento tu cuerpo empezará a quejarse de tanta carga de actividades.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar