¿Cómo te puedes recuperar más rápido después del parto?

Nuria · 14 abril, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 22 noviembre, 2018
Debemos tener en cuenta que, si le damos el pecho al bebé, nuestra dieta no puede ser muy estricta, ya que hemos de aportarle nutrientes suficientes para que no tenga carencias.

El post-parto es una de las épocas de la vida en las que el cuerpo de una mujer necesita de más cuidados para poder recuperarse y volver a ser como antes.

Aunque después de haber tenido un segundo hijo (o incluso más) puede resultar de lo más complicado, si  solo has tenido uno, debes conocer los pequeños trucos que te proponemos para que tu cuerpo se recupere.

Ahora bien, no olvides que debes visitar siempre a tu médico tras un proceso tan complicado como es el parto. Una vez hecha esta advertencia, ¡toma nota de nuestros consejos!


Recuperarte del parto de forma natural

Recuperar el cuerpo después de haber tenido el primer hijo se puede hacer con medios naturales y algún pequeño esfuerzo.

Para recuperar una figura similar a la que teníamos antes de quedarnos embarazadas, una alternativa sería que demos el pecho a nuestro bebé. En muchas ocasiones, solo con esta acción conseguiremos perder algunos de los kilos de más que nos quedan después del embarazo.

Echa un ojo a: ¿Cesárea o parto natural?

Algunas otras ventajas de dar el pecho a tu bebé

Madre amamantando hijo

Por otra parte, dar de mamar a tu hijo trae asociadas muchas otras ventajas, tanto para la madre como para el bebé.

Ambos crean un vínculo de amor y cariño que los unirá para toda la vida. Por ello, esta es una buena opción para crear el vínculo que quieres tener con tu hijo.

Además, la leche que puedes comprar para niños en las farmacias, pese a estar muy preparada, nunca va a aportar tantos beneficios de protección como los que le ofrece la leche materna. Según los datos de la Asociación Española de Pediatría, es la forma más recomendada de proporcionar nutrientes al recién nacido.

Por tanto, si estabas dudando entre dar el pecho o no, decídete a hacerlo siempre que no haya contraindicación médica. 

Quizás te sea útil: Cómo lidiar contras las náuseas en el embarazo

Hacer deporte, una pequeña ayuda

Si dar el pecho no es suficiente para ti, piensa que hacer una buena dieta y ejercicio es lo mejor para que recuperes la figura que tenías antes del embarazo. Tu dieta debe ser pautada por un endocrino y ser rica en todos los alimentos. De esta forma, la leche materna podrá adquirir todos los nutrientes necesarios.

Hermanos

Por el contrario, si decides no dar el pecho al bebé, tendrás más margen para hacer una dieta más estricta. Sin embargo, siempre debes hacerla bajo supervisión médica.

A pesar de la escasez de estudios sobre el deporte y el postparto, la poca información que existe reivindica sin lugar a dudas el ejercicio como necesario y muy relevante para la salud física y psíquica de la madre antes y después de dar a luz.

Descubre: 7 mitos más famosos sobre el embarazo

Sal a pasear con tu hijo

Igualmente, salir a pasear un rato cada día con tu hijo es otra actividad que te ayudará a recuperar el cuerpo. Un agradable paseo siempre viene bien no solo para perder peso, sino también para estrechas los vínculos materno filiales.

Ten en cuenta que no podrás hacer mucho al principio. Ahora bien, poco a poco podrás ir incrementando el tiempo que caminas y hacer otros ejercicios en casa.

Haz natación

La natación también es uno de los mejores deportes que puedes practicar. Este te ayudará a adelgazar y a fortalecer los músculos de tu cuerpo nuevamente. Con esto, contribuirás a perder la flacidez que ahora sientes.

 

También puedes leer: Natación y sus aportes a la pérdida de tiempo

¡Presta atención!

Si realmente quieres recuperar tu cuerpo después de un embarazo, debes tener en cuenta tus necesidades y las del bebé y decantarte siempre hacia las alternativas que te recomiende el médico.

Antes de empezar dietas estrictas o de hacer mucho ejercicio después del parto, debes consultarlo siempre y hacer que te hagan un esquema especial para tu caso.

Fotografías cortesía de Carol Magalhaes y Richard Best

  • Lawn, J. E., Gravett, M. G., Nunes, T. M., Rubens, C. E., & Stanton, C. (2010). Global report on preterm birth and stillbirth (1 of 7): Definitions, description of the burden and opportunities to improve data. BMC Pregnancy and Childbirth. https://doi.org/10.1186/1471-2393-S1-S1
  • Social-Colciencias, M. de S. y P. (2013). Guías de Práctica Clínica para la prevención , detección temprana y tratamiento de las complicaciones del embarazo , parto o puerperio. Ministerio de Salud y Protección Social. https://doi.org/10.1016/j.jhydrol.2005.10.014