Cómo tener huesos fuertes

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 25 enero, 2019
Yamila Papa Pintor · 25 enero, 2019
A la hora de caminar, acomodarse en una silla o abrazar a alguien, se están utilizando los huesos, los músculos y las articulaciones.

Es preciso mantener los huesos fuertes en todas las etapas de la vida. Especialmente porque estos le dan al organismo la forma y el soporte que requieren, además de proteger los órganos y sistemas.

A la hora de caminar, acomodarse en una silla o abrazar a alguien, se están utilizando los huesos, los músculos y las articulaciones.

Sin embargo, en ciertas etapas como puede ser la niñez o la tercera edad, el cuidado de los huesos se vuelve de especial importancia. En concreto porque los huesos son más sensibles en estos momentos, y se deben evitar problemas como fracturas.

Los nutrientes que más favorecen la salud ósea son el calcio y la vitamina D. Si existe un déficit del primero es más probable que suframos de osteoporosis y si hay falta de la segunda, las probabilidades de sufrir fracturas o de una densidad ósea inferior son más altas.

Consumir leche fortificada ayuda a tener unos huesos fuertes.

¿Cuáles son los alimentos que más favorecen a los huesos?

El queso para mantener los huesos fuertes

Se trata de un lácteo que puede ser de mucha ayuda para fortalecer los huesos. Tiene una gran concentración de calcio por su materia prima.

Consumir cinco cubitos de queso cheddar, por ejemplo, aporta el 30% del calcio que necesitamos por día. Se recomienda elegir los que sean bajos en calorías y sin sal añadida.

Las espinacas

Al igual que todas las verduras de color verde, las espinacas aportan una gran cantidad de calcio, más aun que los lácteos. Elige acelga, brócoli, berza, repollo y col rizada a partir de este momento para tus comidas.

Una taza de espinaca cocida contiene el 25% de lo que necesitas de calcio en un día, además de hierro, vitamina A y hierro.

Zumo de toronja

También se puede consumir el sumo entero, lo más recomendable es que sea natural. Beber un zumo de toronja o pomelo provee de una buena cantidad de vitamina D. Como se aconseja beber en el desayuno, puede aportar mucha energía desde bien temprano en la mañana.

Si se come la fruta entera, la pulpa también sumará flavonoides. La vitamina D de la toronja se absorberá más rápido en el cuerpo.

Pescados para mantener los huesos fuertes

Las sardinas son pequeños peces que contienen una gran cantidad de vitamina D y calcio. Es preferible consumirlas al natural o en agua, pero no en aceite. Acompañarlas con ensaladas de lechuga y rúcula o con pastas es una buena opción, también con patatas o arroz.

Del mismo modo, el salmón es conocido como uno de los mejores pescados que existen. Contiene ácidos grasos Omega 3, muy buenos para el corazón.

Pescado alimentos que aumentan el ácido úrico

Fortalece no sólo el sistema cardiovascular, sino también los huesos. El atún, por su parte, es muy rico en esta vitamina, y sólo suele necesitarse una pieza mediana para ingerir el 40% de lo que el organismo necesita.

Para saber más: Recetas con pescado para cuidarte y mimar tu paladar

Buenos hábitos para mejorar la salud de los huesos

Mantener una buena postura para unos huesos fuertes

Cuando estás sentado frente al escritorio, trata de mantener siempre la espalda recta, sin encorvar los hombros para adelante. Ambos pies siempre apoyados en el suelo completamente, los brazos y las muñecas descansadas.

Del mismo modo, se recomienda equilibrar el peso en el caso de tener que cargar con mercancías u objetos de peso. Si hay que transportar cargas, por ejemplo, que sean más livianas, aunque esto conlleve hacer más viajes o tardar más tiempo.

Si hay que levantar algo del suelo, doblar las rodillas, no doblar la espalda. También, se recomienda llevar la mochila en ambos hombros y al hacer la compra, equiparar el peso de las bolsas.

Hacer ejercicio y tomar precauciones

El deporte es una de las mejores maneras naturales de fortalecer los huesos de todo el cuerpo. Se recomienda la natación o el aquagym, así como las caminatas, andar en bicicleta o trotar.

Del mismo modo, es importante no forzar excesivamente el cuerpo. Se trata, en concreto, de evitar traumatismos o fracturas.

En el caso de sufrir una fractura u otras lesiones en un hueso, es importante ir automáticamente al médico. Las lesiones en los huesos necesitan tratamientos médicos profesionales. En estos casos se recomienda mantenerse inmóvil, respetar el reposo que indicó el profesional, no hacer esfuerzos innecesarios y dejar pasar el tiempo correspondiente antes de volver a las actividades de siempre.

Mujer con sus huesos sanos y en forma

Como se ha podido comprobar, es posible ayudar a mantener los huesos sanos y fuertes con una alimentación equilibrada y manteniendo un estilo de vida saludable.

Sin embargo, estos remedios no son milagrosos. Es importante acudir a un profesional en el caso de notar irregularidades o problemas en el correcto funcionamiento de los huesos.

  • Y.Q. (1897). “Bones.” Notes and Queries. https://doi.org/10.1093/nq/s8-XII.309.428-g
  • Schulze, K. J. (2012). Calcium. In Encyclopedia of Human Nutrition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-375083-9.00034-9
  • Ganguly, P., Alam, S. F., Adukauskienė, D., Čiginskienė, A., Adukauskaitė, A., Pentiokinienė, D., … Drugs, C. (2006). Effective Health Care Program. Journal of Cardiovascular Disease Research. https://doi.org/10.1097/01.prs.0000218818.16811.9b