¿Cómo terminar con el mal olor corporal? - Mejor con Salud

¿Cómo terminar con el mal olor corporal?

El tabaco, además de provocar mal aliento, también puede hacer que expelamos mal olor corporal. Asimismo, el ajo y la cebolla hacen que nuestro sudor huela más

Si estás preocupado acerca de los problemas de salud, deseas ahorrar un poco de dinero en productos de cuidado personal o tienes la necesidad de un “plan b” cuando el aplicador de desodorante se seca de forma inesperada, tenemos algunas preparaciones que pueden hacer que te sientas fresco y terminar con el mal olor corporal.

Mantente limpio

Cuando se trata del mal olor corporal, mantenerse limpio es la mejor arma. Las glándulas ecrinas, que se encuentran en casi todas las partes del cuerpo, producen el enfriamiento del sudor del cuerpo que es principalmente agua. Piensa en ello como un pequeño sistema de aire acondicionado de la naturaleza. Las glándulas apocrinas, que se encuentran en las axilas y en la ingle (entre otras áreas), producen el sudor que realiza una serie de funciones, una de las cuales es la de trabajar como una especie de sistema de eliminación de residuos que descarga partículas microscópicas de grasa y otras materias.

El sudor de las glándulas apocrinas es el gran problema del olor corporal. Las bacterias se alimentan de las grasas y otras secreciones, y sus productos de desecho producen ese aroma fétido distintivo. La fuerza del olor que una persona produce depende de la cantidad de sudor que sus glándulas secretan así como el número de bacterias en la piel. Las personas con fuertes olores de las axilas llevan dos o tres veces más bacterias que otras personas. La mejor manera de prevenir el olor corporal es limpiar el sudor y las bacterias a fondo regularmente. Limpie el área de la ingle y las axilas con agua y jabón, preferiblemente un jabón desodorante, por lo menos una vez al día y con más frecuencia si es necesario.

Administra tu armario

El sudor viejo es maloliente y no hay nada peor como el viejo aroma de una vieja camiseta. Lo mismo ocurre con una chaqueta con manchas en las axilas. Empieza de nuevo todos los días, tomando una ducha y asegurándote de que tu ropa esté tan limpia como tú.

Cuidado con lo que comes

Chile jalapeño

El calor puede hacer que sudes, pero no es el único tipo de calor que necesitas tener en cuenta. Los alimentos picantes, como los chiles pueden hacerte sudar también. Algunos expertos en alimentación especulan que las cocinas de los países de climas cálidos se basan en gran medida en los condimentos picantes por esa misma razón, la gente siente más frío cuando las temperaturas internas se disparan. A menos que estés tratando de sobrevivir unas vacaciones en el Kalahari, recorta tu inclinación por alimentos picantes.

Además, considera mantener el ajo y la cebolla a raya, también. Los compuestos de azufre en el ajo y la cebolla pueden hacer que tu sudor sea más aromático de lo que sería de otra manera, especialmente si se consumen en grandes cantidades. Lo mismo ocurre con otras especias.

Deja de fumar

Fumar puede hacer más que arruinar tu salud, pudrirte los dientes y hacerte lucir mucho más viejo de lo que realmente eres. El fumar también puede hacer que huelas mal. Al fumar, el humo entra a los pulmones y abre camino a través de tu sistema. El humo del tabaco contiene más de 7.000 productos y compuestos químicos. Algunos se destruyen en tu interior, mientras que otros son finalmente expulsados a través de la piel, lo que causa mal olor corporal.