Cómo tratar correctamente las uñas encarnadas

Es muy importante tratar correctamente las uñas encarnadas para que no se conviertan en un problema más grave. Existen remedios caseros que te ayudarán a acelerar el proceso de recuperación.

Para empezar, debemos saber que “uñas encarnadas” es el término popular que se le ha dado a una enfermedad de las uñas llamada onicocriptosis. Este problema se caracteriza por ser muy doloroso y desagradable, ya que afecta principalmente a la uña del dedo pulgar del pie, debido a que produce una inflamación o, en casos mayores, una infección.

Es muy importante tratar correctamente las uñas encarnadas para que no se conviertan en un problema más grave. Por ello, a continuación te queremos compartir el procedimiento completo para tratar las uñas encarnadas y algunos tips que pueden ayudarte a aliviar este problema.

Pasos para tratar las uñas encarnadas

  • En primer lugar, busca un recipiente en el que puedas poner a remojar tus pies en agua caliente, durante 15 o 20 minutos. Puedes utilizar un jabón antibacteriano para mejores resultados.
  • Pasado el tiempo recomendado, sécate bien los pies y coloca un poco de hilo dental debajo de la uña. Es importante hacer este tratamiento con frecuencia y cambiar el hilo dental todos los días para permitir que la uña crezca sobre el borde de la piel.
  • Corta tus uñas con un cortaúñas recto y límalas para que queden cuadradas y sin ningún tipo de bordes. Evita cortar las uñas en forma redondeada, ya que esto aumenta el riesgo de la uña encarnada.
  • Utiliza un antibiótico local para aliviar el dolor de manera inmediata. En las farmacias lo podrás conseguir en forma de gel, crema o pomada.
  • Finalmente, mientras dure el tratamiento, lo mejor es utilizar un calzado abierto que evite que la uña se roce y se lastime más. Evitar el uso de calcetines y zapatos cerrados.

Remedios caseros para aliviar las uñas encarnadas

Cebolla desinflama

Además de tener en cuenta los pasos anteriores para curar las uñas encarnadas, también puedes considerar alguno de los siguientes remedios caseros que te ayudarán a acelerar el proceso de recuperación.

  • Jugo de cebolla.

Extrae el jugo de una cebolla y aplícalo directamente sobre las uñas heridas y deja que se seque sobre la uña, aplícalo frecuentemente y notarás los resultados en pocos días.

  • Agua con sal.

Prepara una solución de agua con sal y aplícala sobre la zona afectada todas las noches antes de acostarte, luego venda el dedo y deja que actúe hasta la mañana siguiente.

  • Limón.

Frota una rodaja de limón directamente sobre la zona afectada y sujétala durante  unas horas con una venda, bandita adhesiva o gasa.

  • Ajo.

El ajo es considerado como un antibiótico natural muy poderoso, que puede ayudarnos a combatir la infección en la uña y a reducir la inflamación que se produce cuando esta se encarna. Tritura un poco de ajo y aplícalo directamente sobre la zona afectada.

  • Aceite de árbol de té.

 Este aceite esencial funciona como un antibiótico natural que puede ayudarte a prevenir la infección. Aplica unas gotas de aceite de árbol de té directamente sobre la zona afectada.

  • Zanahoria.

Debes lavar y machacar una zanahoria hasta formar una pasta, la cual se debe aplicar directamente en la zona afectada. Cubre con una venda y déjalo actuar unas horas. Repite este procedimiento dos veces al día.

Otras recomendaciones

Una encarnada

  • Si el dolor se te vuelve insoportable, lo ideal sería consultar al médico para que te recete algún tipo de analgésico.
  • En caso de sufrir de diabetes es muy importante actuar bajo supervisión médica.
  • Cuando estés en casa procura andar descalzo. Esto permitirá que el aire circule libremente y ayudará a inhibir el crecimiento de las bacterias en la uña afectada. Además, ten en cuenta que las bacterias pueden propagarse fácilmente en ambientes húmedos y cálidos, así que evita usar zapatos cerrados.
  • Evita el uso de zapatos altos o cualquier otro tipo de zapato incómodo. Porque, de nada servirá lucir muy elegante por el calzado si al llegar a casa el dolor es insoportable. Además, ten en cuenta que no está bien oprimir los pies con un calzado que genere dolor.
  • Finalmente, recuerda que la higiene de las uñas es fundamental para evitar y combatir las uñas encarnadas. Es importante que las revises frecuentemente, las limpies y las cortes correctamente para evitar que este problema vuelva a ocurrir.