¿Cómo tratar el hígado graso?

10 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
Para tratar el hígado graso es indispensable seguir las indicaciones del médico y evitar recurrir a los remedios naturales sin su autorización, ya que pueden resultar contraproducentes.

Cuando a una persona le diagnostican que tiene el hígado graso, es necesario que mejore sus hábitos alimenticios y, adopte un estilo de vida saludable en general. De lo contrario, si mantiene los excesos y una dieta rica en grasa, azúcares y alimentos con escaso valor nutricional, además de un consumo de bebidas alcohólicas, podría empeorar su situación.

Dado que el hígado es el órgano encargado de realizar diversas funciones importantes, como procesar, descomponer y equilibrar la sangre, además de crear nutrientes y metabolizar los medicamentos, es importante cuidar ciertos hábitos de vida para que esté sano y realice sus funciones con normalidad.

En resumen, el hígado tiene múltiples funciones, dentro de las cuales se pueden destacar:

  • Depuración de la bilirrubina.
  • Metabolización los medicamentos.
  • Regulación los aminoácidos en la sangre.
  • Regulación de la coagulación sanguínea.
  • Procesamiento la hemoglobina para el uso de su contenido de hierro.
  • Creación de ciertas proteínas para el plasma sanguíneo, colesterol y proteínas especiales para el organismo.

Evidentemente, el mal funcionamiento del hígado implica problemas para la salud. Por ello, es fundamental cuidar ciertos hábitos para evitar que pueda dañarse y dejar de realizar sus funciones correctamente, pudiendo así favorecer la aparición de complicaciones mayores.

El tratamiento del hígado graso

El hígado graso es una enfermedad que puede estar provocada por diversos factores, dentro de los cuales, se destacan generalmente los excesos en la dieta. De hecho, el predominio de los comestibles procesados, la chatarra, las bebidas carbonatadas y alcohólicas en la dieta diaria, es uno de los principales factores de riesgo asociados a esta enfermedad.

El hígado graso puede ser consecuencia de varias factores, como el consumo excesivo de comidas ricas en grasa y bebidas alcohólicas.

Alcachofa para combatir el hígado graso

De acuerdo al Manual MSD,  a la hora de pautar un tratamiento, es indispensable «distinguir el hígado graso secundario a embarazo o a hepatopatía alcohólica del que se presenta sin estos cuadros asociados (hígado graso no alcohólico). El hígado graso agudo no alcohólico incluye un infiltrado adiposo simple (condición benigna) y esteatohepatitis no alcohólica, variedad menos frecuente pero más importante».

Por lo tanto, solo un médico puede indicar qué es lo mejor para tratar el hígado graso una vez estudiado el caso, y pautar los medicamentos pertinentes. Sin embargo, a la hora de realizar recomendaciones adicionales en torno al estilo de vida, es posible que indique al paciente que mejore sus hábitos alimenticios. 

¿Es recomendable beber la infusión de cardo mariano?

En el ámbito popular se han propuesto varios remedios, como la infusión de cardo mariano, para tratar el hígado graso. Se considera que, gracias a las propiedades depurativas y diuréticas de las plantas, se podría apoyar la expulsión de desechos y depósitos de grasa a través de la orina y así, mejorar la salud.

Sin embargo, el uso de remedios naturales, incluyendo la infusión mencionada, aún no está avalado por los médicos, dado que es necesario seguir realizando estudios que permitan determinar hasta qué punto podrían ser adecuados. 

Según un estudio, el tratamiento a base de la hierba cardo mariano (Silybum marianum), dadas las propiedades antioxidantes de la planta, podría ayudar a regenerar los tejidos del hígado y neutralizar los radicales libres. Sin embargo, los investigadores comentan que es necesario seguir profundizando en este tema y evaluar su utilidad con mayor detenimiento en otros casos y escenarios.

Uno de los flavonoides de esta planta que se han estudiado es la silimarina, que está presente en la leche del cardo mariano. Se considera que puede ayudar a desinflamar el hígado y, en general, ayudar a tratar el hígado graso puesto que esta sustancia no permitiría que se liberasen las citocinas, que son las que agudizan la inflamación del hígado.

Hasta la fecha, no se considera que el cardo mariano (en infusión, cápsulas o cualquier otra presentación) sea un remedio recomendable para tratar cuestiones como el hígado graso. Por ende, lo más adecuado es seguir las indicaciones del médico y evitar realizar cambios drásticos en los hábitos de vida sin comentarlo antes con el profesional. 

  • Rui, L. (2014). Energy metabolism in the liver. Comprehensive Physiology. https://doi.org/10.1002/cphy.c130024
  • Melzer, O. A., Rothkopf, M. M., & Ganjhu, L. (2014). Nonalcoholic fatty liver disease. In Metabolic Medicine and Surgery. https://doi.org/10.1201/b17616
  • Petts, G., Lloyd, K., & Goldin, R. (2014). Fatty liver disease. Diagnostic Histopathology. https://doi.org/10.1016/j.mpdhp.2014.01.008
  • Bahmani, M., Shirzad, H., Rafieian, S., & Rafieian-Kopaei, M. (2015). Silybum marianum: Beyond Hepatoprotection. Journal of Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. https://doi.org/10.1177/2156587215571116
  • Pradhan, S. C., & Girish, C. (2013). Hepatoprotective herbal drug, silymarin from experimental pharmacology to clinical medicine. Indian Journal of Medical Research. https://doi.org/10.1016/j.phrs.2009.12.004
  • Fraschini, F., Demartini, G., & Esposti, D. (2002). Pharmacology of silymarin. Clinical Drug Investigation. https://doi.org/10.2165/00044011-200222010-00007