¿Cómo tratar la disfonía?

9 diciembre, 2017
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
A pesar de que se le pueda denominar coloquialmente "ronquera" o "afonía", la forma correcta de referirse a la pérdida del timbre de voz normal es "disfonía".

La disfonía es una afección de la laringe, que puede ser consecuencia de un trastorno funcional u orgánico, cuya característica principal es la pérdida del timbre normal. Así pues, se distingue de la afonía, que viene a ser la pérdida total de la voz.

Las personas que tienen a forzar su voz durante periodos largos de tiempo son las más propensas a sufrir esta afección. De hecho, hay estudios que señalan directamente a ciertos tipos de profesionales, como los maestros y docentes. Por otra parte, se ha evidenciado una cuestión muy interesante: la mayoría de las personas afectadas son mujeres. Sin embargo, esto no quiere decir que cualquier otra persona no sufrir de disfonía.

Posibles causas

Aún cuando las tendencias mencionadas puedan proporcionar cierta información valiosa al momento de evaluar el caso, lo cierto es que la disfonía no tiene una única causa en concreto. Puede producirse por diversos factores que pueden ser de origen orgánico o funcional, como ya comentábamos anteriormente. Veamos esto con más detalle a continuación.

Orgánicas:

  • Quistes.
  • Nódulos.
  • Pólipos.
  • Edemas.
  • Resfriados.
  • Úlcera aritenoidea.
  • Disfunción hormonal.
  • Lesiones benignas de las cuerdas vocales.
  • Enfermedades congénitas de la laringe.
  • Laringitis, incluyendo la causada por reflujo gástrico; entre otras.

Funcionales:

  • Mala técnica vocal (uso incorrecto de la voz).
  • Uso excesivo de la voz.
  • Tensión muscular.
Tratamientos para la disfonía

Tratamientos para la disfonía

Según sean las causas de la disfonía, el tratamiento médico vendrá a ser uno u otro. No obstante, por lo general, se prescribe descanso vocal y la corrección de los malos hábitos en el uso vocal. 

En caso de que la disfonía se produzca por nódulos o el edema de las cuerdas vocales, es posible que se considere la terapia de rehabilitación foniátrica.

En algunos casos, cuando el problema es mayor, es posible que el tratamiento sea quirúrgico.

Cabe señalar que en el caso de la disfonía orgánica es necesario un diagnóstico y tratamiento especializado.

Te puede interesar: Aftas en la garganta, qué son y cómo se tratan

¿Hay algún otro tratamiento?

A pesar de que se hayan podido difundir propuestas de remedios naturales, como el consumo de infusiones, batidos (de frutas, principalmente) , o la realización de gárgaras (con bicarbonato, zumo de limón, salvia y otras hierbas) hasta la fecha no se ha comprobado que puedan promover realmente el alivio o curar la disfonía. Lo mismo ocurre con la recomendación de soplar burbujas de jabón.

Por ello, lo más recomendable es seguir las pautas del médico y darle el debido descanso a las cuerdas vocales para evitar forzarlas y sufrir molestias.

  • Schwartz SR, Cohen SM, Dailey SH, Rosenfeld RM, et al. Clinical practice guideline: Hoarseness (Dysphonia). OtolaryngolHead and Neck Surg 2009;141:1-31.
  • Roy N, Merril RM, Gray SD, et al. Voice disorders in the general population: prevalence, risk factors and occupational impact. Laryngoscope 2005;115:1988-1995.
  • Thomas LB, Stemple JC. Voice therapy: Does science support the art? Communicative Disorders Review 2007;1:49-77.
  • American Speech-Language-Hearing Association. The use of voice therapy in the treatment of dysphonia. 2015. http://www.asha.org/docs/html/TR2005-00158.html.