Cómo tratar la presión arterial baja

¿Sufres de hipotensión o presión arterial baja? descubre aquí algunos simples remedios caseros para mejorar este problema

La hipotensión o también llamada “presión arterial baja”, puede causar diferentes síntomas, desde desmayos a mareos. Dependiendo la causa, los remedios caseros te pueden ayudar. Los problemas de salud relacionados a la hipotensión privan al cerebro del suministro adecuado de sangre. Conoce más en el siguiente artículo.

Síntomas y causas de la presión arterial baja

Algunos de los síntomas de la presión arterial baja son: fatiga, letargo, debilidad, náuseas, desmayo, sueño, sudoración y palidez.

Las causas de presión arterial baja más frecuentes son: dieta insuficiente en vitamina C, proteínas, calorías o vitaminas B; bajo nivel de azúcar en sangre; hemorragia; desequilibro de la glándula tiroides; problemas emocionales; ciertos medicamentos como por ejemplo diuréticos o antidepresivos y patologías cardíacas.

Medición de presión arterial baja

Remedios caseros para aumentar la presión arterial

Alimentos

  • Coloca bajo la lengua una pizca de sal fina o un granito de sal gruesa (si es la primera vez que sufres de hipotensión)
  • Consume ¼ taza de avena en el desayuno, una excelente fuente de hidratos de carbono, esenciales para mantener saludables los flujos sanguíneos. Otras opciones son la sémola, el cereal integral o la sémola de maíz.
  • Come una ensalada de hojas verdes a la tarde, para que el cuerpo se alcalinice, se balanceen las hormonas y puedas mantener la presión sanguínea saludable. Para la cena, elige un bife magro y una taza de arroz integral. Este último es un desintoxicante natural y fuente de carbohidratos. Para beber, zumo de piña o ananá (acelera el metabolismo y fortalece los vasos sanguíneos).
    Ensaladas sencillas y saludables para una alimentacion sana

Infusiones

  • Bebe el zumo de una remolacha cruda a diario (en lo posible en ayunas) para activar la presión arterial.
  • Realiza una infusión con dos cucharadas de diente de león por taza de agua, la cuál debe hervirse por 10 minutos. La dosis diaria recomendada es una taza al día.
  • Elabora una infusión con tres cucharadas de raíz de jengibre rallada y una pizca de pimienta de Cayena. Hierve el agua durante diez minutos, cuela y bebe una vez al día.

jengibre Chiot's Run

  • Bebe el zumo de un limón o una infusión de espilego en ayunas cada mañana.
  • Vierte medio puñado de ginseng troceado por taza de agua e hierve por cinco minutos. Deja reposar 20 minutos y bebe hasta dos tazas por día.
  • Vierte dos cucharadas de romero, una de yerbabuena (o hierbabuena) y una de salvia en un cuarto de agua hirviendo. Tapa y deja refrescar. Bebe una taza por la mañana y otra por la noche.
  • Calienta ¼ litro de agua hasta que hierva y vierte una cucharada de romero, una de menta y dos de regaliz. Deja infusionar por cinco minutos, filtra y bebe como máximo dos tazas al día.
  • Macera durante diez días, 20 gramos de flores secas desmenuzadas de espino y 80 gramos de alcohol de 30”. Bebe 20 gotas cada vez, repite tres veces al día, siempre mezclando con una tisana, zumo natural o vaso de agua.
  • Hierve en dos litros de agua hasta reducir a la mitad 60 gramos de cardo mariano molidas y 40 gramos de regaliz. Cuela y distribuye en 8 partes. Bebe dos de dichas partes por día, el tratamiento es de cuatro días consecutivos.

Regaliz

  • Vierte una cucharadita de hojas de toronjil y una de romero por taza de agua. Hierve durante cinco minutos, tapa y deja refrescar. Cuela y bebe una taza por día.
  • Bebe un batido repleto de potasio todos los almuerzos durante un mes seguido. Lo puedes realizar con dos zanahorias, cuatro dientes de ajo, dos tallos de apio, un poco de perejil y dos rábanos. Puedes añadir un poco de agua.

Recomendaciones para evitar la presión arterial baja

Mejora tu alimentación

Beber agua

  • Lleva una dieta alta en proteínas, la cuál debe incluir riñones, hígado, carnes de órganos, patatas horneadas con cáscara, verduras de hojas verdes, semillas de cereales, germen de trigo, etc.
  • Consume pequeñas raciones, pero más frecuentes. Así los niveles de azúcar estarán más equilibrados. Además, evitarás la presión arterial baja que podría desencadenarse después de una comida copiosa.
  • Bebe más cantidad de líquidos. El agua sirve para hidratar y aumentar el volumen sanguíneo, permitiendo una mayor presión arterial.
  • No le eches demasiada sal a la comida, para mantener los fluidos del cuerpo bien balanceados.

sal2

Cambia tus hábitos diarios

  • Verifica la medicación que consumes, ya que hay ciertos que pueden modificar la presión arterial (para el corazón, antidepresivos, tranquilizantes, etc).
  • Darse un fuerte apretón en las manos elevará la presión arterial y contrarrestará la caída momentáneas que suele ocurrir al levantarse a la mañana.
  • Duerme con la cabeza elevada, la cabecera de la cama debe estar entre 20 y 30 centímetros más arriba que los pies. Al levantarte, incorpora lentamente el cuerpo y deja los pies colgados en el borde de la cama algunos minutos antes de pararte.
  • Evita los cambios bruscos de posición. Cruza las piernas y apriétalas o bien puedes colocar un pie en una silla e inclinarte hacia adelante.
  • Realiza un masaje con aceite esencial de pimienta negra, limón, romero u oliva para estimular la circulación de la sangre.
  • Realizar un baño de inmersión caliente con sales minerales de Epsom antes de ir a la cama puede ser muy bueno para elevar la presión arterial. Permanece en la tina al menos veinte minutos (o hasta que se enfríe el agua).
  • Realiza ejercicios como el yoga, para mejorar el suministro de sangre a todo el cuerpo, más específicamente a los tejidos.