Cómo tratar la salmonella y la E. Coli naturalmente - Mejor con Salud

Cómo tratar la salmonella y la E. Coli naturalmente

Son dos de las bacterias más “comunes” de la sociedad actual, porque están relacionadas a la comida cuando no está bien preparada o cocida. Sin embargo, tiene mucho que ver el estado de la persona que está consumiendo ese alimento, ya que las bacterias proliferan en un ambiente “propicio” para ellos, como un organismo enfermo. Conozcamos más a continuación.

Las enfermedades relacionadas a la comida

Millones de kilos de carne molida y huevos se consumen cada año en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. El sistema alimentario industrializado actual no siempre cocina completamente estos alimentos y produce bacterias tóxicas que hacen mal al organismo. Estos patógenos pueden llegar a ser mortales, pero todo dependerá del estado de salud de la persona que lo está consumiendo, por lo tanto es más habitual que la Salmonella o la E. Coli afecte a ancianos, niños, adultos con alguna enfermedad, entre otros.

Conoce a los culpables: Salmonella y Escherichia Coli

La Salmonella es un género de bacterias móviles que producen ácido sulfhídrico y que emplean la glucosa para poseer una enzima especial. No fermenta y se transmite por contacto directo o indirecto por la manipulación o procesado de ciertos alimentos y, también, por transmisión sexual. Su hábitat natural son los intestinos de las personas y de algunos animales. Durante el período de incubación (entre 5 horas y 5 días) la persona tiene diarrea y dolor en el abdomen. El enfermo puede eliminar una gran cantidad de estas bacterias. Entre los 7 y los 28 días los síntomas son dolor de cabeza, fiebre, diarrea, dolor abdominal, erupción en el pecho y la espalda. La convalecencia es entre 1 y 8 semanas.

ecoli2

La Escherichia Coli (también conocido como E. Coli directamente) es una enterobacteria que se encuentra en los intestinos y fue descubierta en 1885, aunque hace poco tiempo “se puso de moda” por algunos brotes en Estados Unidos. Si bien está incluida dentro de las bacterias necesarias para un correcto funcionamiento del proceso digestivo (produce a su vez vitaminas B y K), una gran producción es la que genera problemas o bien cuando su hábitat es un organismo que no está sano. Puede causar infecciones intestinales y en el aparato excretor, cistitis, inflamación en las vías urinarias, meningitis, septicemia, mastitis, neumonía y diarrea hemorrágica. Inclusivo, en otros casos, puede ser la causa de muerte de los niños de hasta 8 años y se produce por la contaminación o mala cocción de los alimentos (a temperaturas menores a 70°C).

Tratamiento natural para la Salmonella y la E. Coli

Según explican los médicos y científicos, “no es el germen el que causa la enfermedad, sino el terreno (organismo) en el que se encuentra”. Esta es la teoría más habitual y quiere decir que un cuerpo puede ser más susceptible a caer enfermo y que si está sano es más sencillo que resista el ataque o la enfermedad al exponerse a los patógenos. En realidad, todos tenemos contacto con este tipo de bacterias alguna vez en la vida (sobre todo si comemos mucho en restaurantes), pero no por ello sufrimos de Salmonella o de E. Coli. También puede ocurrir que los síntomas sean mucho más ligeros o menores. Si tu aparato digestivo está poblado de bacterias sanas, se convertirá en un lugar inhóspito para baterías malignas.

¿Cómo lograr que nuestro sistema digestivo esté en buenas condiciones? Básicamente, consumiendo probióticos, que ayudan a reducir los niveles de bacterias dañinas para la salud tales como el Escherichia Coli y la Salmonella. Esto se debe a que ayudan en los procesos que inhiben o antagonizan las bacterias. Los probióticos están compuestos por ácidos acéticos y lácticos.

Clinical Lab Scientist Kristina Borden examines salmonella in a petri dish inside the Rhode Island Dept. of Health laboratory on June 2, 2011. Photo by Kyle Bruggeman.

A su vez, protegen al sistema inmune, previenen la creación de hongos y parásitos perjudiciales para la salud y reducen la proliferación de los tóxicos en el colon. La industria de la carne y el pollo están añadiendo probióticos en sus comidas para reducir la salmonella, sin embargo es bueno introducirlo de manera más “natural” o “casera”.

Los mejores alimentos fermentados que puedes consumir para erradicar este problema o equilibrar la salud de tu organismo y sobre todo, tu sistema digestivo son:

La miel es la que supera la acción de cualquier antibiótico. Según se ha confirmado en un Congreso de Salud, que ayudan en el tratamiento de quemaduras o heridas. La miel puede ayudar a eliminar la Salmonella y la E. Coli, entre otras bacterias con más rapidez que los medicamentos. Las más eficaces son la miel de Manuka (originaria de Nueva Zelanda) y la miel de la jalea de arbusto de Australia, por lo que no cualquier clase sirve en estos casos. Estas variedades liberan peróxido de hidrógeno, mortal para los microbios. Se aconseja consumir una cucharadita en ayunas (con el estómago vacío) para erradicar las bacterias causantes de muchos problemas, como las úlceras estomacales.

ecoli4

Recomendaciones para evitar la Salmonella y el E. Coli

  • Lava tus manos antes de comer, sobre todo cuando se va a un restaurante.
  • Limpia todas las superficies antes de cocinar (tablas, cuchillos, platos, etc) con agua caliente y detergente.
  • Separa la carne (ave, pollo, ternera, pescado) de los vegetales o los alimentos que vayan a consumirse crudos.
  • Cocina siempre en las temperaturas correctas (hervir los alimentos, no comer crudas las carnes).
  • Refrigera apenas puedas cuando llegas de hacer la compra.
  • Prefiere las tablas de cortar que sean de madera en lugar de plástico, por ser naturalmente antibacterianas.
  • No cortes con el mismo cuchillo la carne de los vegetales, al menos sin antes lavarlos bien.
  • Ten cuidado cuando vayas a comer afuera, pide que la carne esté bien cocida y que no suelte sangre.

Imágenes cortesía de Mike dot Mike, NIAID, News21 National, Dino Giordano y Peter Hellberg.