Cómo tratar la sinusitis naturalmente

Yamila Papa 21 noviembre, 2013
Para prevenir la sinusitis es fundamental beber mucho líquido y procurar mantener el ambiente húmedo.

La sinusitis es la inflamación de los senos nasales, es decir, esas cavidades que se encuentran detrás de la nariz. Puede ser aguda o crónica, según si se la trata o no.

En algunos casos puede durar hasta meses si no se le presta la atención correspondiente. Por ello, no dejes de conocer algunos aspectos interesantes de este trastorno nasal y cómo tratarlo naturalmente.

¿Qué causa sinusitis?

Sinusitis

En primer lugar, deberías saber cuáles son las causas más frecuentes de este problema relacionado con las fosas nasales:

  • Enfermedades causadas por microorganismos (hongos, virus y bacterias) tales como el asma, la alergia, la gripe o el resfriado.

Estas aumentan las secreciones en los senos nasales y producen inflamación en la zona.

  • Inhalación de sustancias contaminantes o nocivas: puede ser el smog, el aire contaminado, gases, humo de cigarrillo, cocaína o anfetaminas, entre otros.

También puede deberse al uso extendido de descongestionantes nasales.

  • Una mala salud bucal: Incluye muelas, encías o mandíbulas. Puede derivar en inflamaciones en los senos maxilares.
  • Hipoglucemia: Cuando los niveles de azúcar en sangre son bajos, se pueden lastimar los senos nasales.
  • Cambios bruscos de presión: Los que se producen al viajar en avión, subirse a una montaña rusa, bucear o cuando se desciende rápidamente de las altas cumbres.
  • Objetos en la nariz: Cuando los niños se introducen objetos diminutos en la nariz y los mantienen por un tiempo sin que los padres lo noten.
  • Enfermedades que afectan los cilios y su motilidad: La fibrosis quística es una de las más habituales.
  • Defectos en el tabique nasal: La más frecuente es la desviación producto de un golpe o de nacimiento.

¿Cuáles son los síntomas de la sinusitis?

Si sufres de este trastorno es probable que experimentes algunos de estos síntomas:

  • Cefalea
  • Sangrado de la nariz y secreción constante
  • Dolor en los senos nasales
  • Fiebre
  • Mal aliento
  • Nariz enrojecida

Compresas de menta para la sinusitis

  • Cansancio
  • Dolor en los dientes
  • Rostro inflamado (o la sensación)
  • Dolor de ojos y ojos llorosos
  • Tos
  • Malestar general
  • Falta de olfato
  • Dolor al masticar
  • Afonía

¿Cómo prevenir la sinusitis?

Si has padecido un pequeño cuadro de sinusitis puedes evitar que vuelva a suceder o que se transforme en crónico o agudo.

Para ello:

  • Bebe mucho líquido: Puede ser agua o jugos. Más de dos litros por día (el promedio para las personas “normales”), sobre todo, si el trastorno se mantiene.
  • Evita los ambientes contaminados o muy cargados con polvo o humo porque irritan aún más las fosas nasales.
  • Humidifica el ambiente, ya que un lugar seco no es el adecuado para esta condición. Puedes colocar platos con agua o usar unos objetos que se encargan del tema.
  • Moja la nariz con compresas de agua caliente. Asimismo, también se recomiendan las duchas para que el vapor ayude a “soltar” los senos nasales.
  • No utilizar demasiado inhaladores, porque en el largo plazo son contraproducentes.
  • Límpiate bien la nariz. Para ello podemos utilizar algunos dispositivos que se venden en la farmacia que contienen agua y sal.

Remedios caseros para tratar la sinusitis

Vapor-jengibre

Vapores de eucalipto

Coloca en una olla con agua a hervir un puñado de hojas de eucalipto. Aspira esos vapores cubriéndote la cabeza con un paño o toalla.

Favorece la salida de mucosidad y desinflama los senos nasales.

Infusión de malva

Para aliviar la sinusitis podemos aprovechar las bondades de la infusión de malva y consumir un máximo de cuatro tazas al día.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de malva (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade las flores de malva y deja que se realice la decocción durante 5 minutos.

Vapores de manzanilla

Diluye algunas gotas de aceite esencial de manzanilla en dos litros de agua y realiza inhalaciones con esta mezcla.  Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias y elimina los gérmenes que causan la sinusitis.

Inhalaciones de agrimonia

Vierte 60 gotas del extracto fluido de agrimonia por cada litro de agua. Aspira ese líquido por la nariz hasta que llegue a la boca y escúpelo, no lo tragues.

Té de genciana

Es muy buena para aumentar la producción de glóbulos blancos y las defensas, así como también prevenir muchas enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio.

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de genciana (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Macera una cucharada de raíz de genciana seca en una taza de agua y deja toda la noche. Bebe 2 o 3 vasos por día, que puedes endulzar con miel.

Infusión de jengibre

Infusión de jengibre

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz seca de jengibre (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Prepara una infusión con agua hirviendo y la raíz seca de jengibre. Bebe varias tazas por día. Puedes añadir el jugo de un limón para aumentar su efectividad.

Té con limón

Bebe un té con jugo de limón recién exprimido, con una buena cucharada de miel. El limón tiene propiedades antibacterianas y te ayudarán a curar la sinusitis.

Vahos con aceite esencial

Para desinflamar los senos nasales y favorecer la eliminación del exceso de mucosidad realiza vahos de agua caliente con 8 gotas de aceite esencial de ciprés .

Infusión de bayas de enebro

Esta hierba ofrece cualidades para expectorar y a su vez es antiespasmódica y antiséptica. Sirve aliviar para otras enfermedades nasales tales como bronquitis, faringitis o resfriado.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bayas de enebro (10 g)
  • 1 litro de agua

Preparación

  • Calienta el litro de agua y, cuando llegue a ebullición, añade una cucharada de bayas secas de enebro y deja que infusione durante 15 minutos. Endulza con miel y bebe durante el día.

 

Vapores de pino

Inhala el vapor de agua caliente en donde hayas disuelto algunas gotas de aceite esencial de pino. Desinflama los senos nasales.

Cataplasma de verbena

  • Realiza un cataplasma con verbena picada y mezclada con cáscara de huevo.
  • Coloca la mezcla en un paño y deja actuar toda la noche en el área de la nariz.

Imágenes cortesía de Andrés Nieto Porras, CJ Sorg, Jason Rogers, Kristinn Kerr Wilson, Loren Kerns.

Te puede gustar