Cómo tratar las hemorroides naturalmente

Antes de aplicar cualquiera de los remedios propuestos para aliviar las hemorroides es recomendable hacer una prueba en otra zona del cuerpo para descartar posibles reacciones alérgicas

Las hemorroides o almorranas son, sin dudas, un padecimiento molesto y doloroso.

Aunque no lo creamos, se trata de un problema muy habitual y está caracterizado por una inflamación en las venas del recto.

Uno de los síntomas frecuentes es la picazón y en algunos casos puede provocar sangrados. En este artículo te contaremos cómo tratarlas de forma natural.

Qué saber sobre las hemorroides

Algunas-recomendaciones-para-aliviar-las-hemorroides

El resultado de una presión sobre el ano provoca las tan conocidas “hemorroides”, que pueden presentarse dentro o fuera del cuerpo.

La complicación más frecuente en las primeras es el sangrado durante las deposiciones y, de las segundas, la formación de un coágulo de sangre bastante doloroso.

Los síntomas de las almorranas son:

  • Sangre brillante e indolora que proviene del recto
  • Prurito o picazón
  • Dolor en la zona al estar sentado
  • Dolor cuando se va al baño
  • Protuberancia sensible y dura en el ano

Las causas de las almorranas son diversas. Entre ellas destacan:

  • Estreñimiento
  • Llevar una dieta repleta de harinas
  • No comer suficientes frutas y verduras
  • Embarazo
  • Tras el parto, por la presión al pujar
  • Hacer mucho esfuerzo para ir al baño
  • Cirrosis hepática
  • Estar mucho tiempo sentado
  • Heces grandes

No olvides leer: Remedio casero de caléndula para las hemorroides

Cómo curar las hemorroides de forma natural

Una vez que determines la causa de las almorranas, el siguiente paso es hacer todo lo posible para mejorar la situación.

Por ejemplo, si se debe al estreñimiento, sería bueno aumentar la ingesta de fibras, y si el motivo es estar mucho tiempo sentado cambiar de posición durante la jornada.

Además podemos aprovechar las bondades de los remedios caseros para las hemorroides.

Entre las mejores opciones encontramos:

Aloe vera

5. Aloe vera

Se usa para todo tipo de complicaciones o problemas dérmicos, para heridas y erupciones.

Es una alternativa natural que refresca y reduce la inflamación en la zona. Además, ayuda a  aliviar la picazón y el ardor.

¿Cómo utilizarlo?

  • Solo tienes que cortar una hoja de aloe vera de forma longitudinal, extraer el gel interior y aplicar en el área (que debe estar bien limpia y seca).
  • Otras opciones son quitar las espinas de la hoja de aloe y colocarla directamente sobre el recto, para que absorba el gel o comprar una crema que contenga sábila (en farmacias).

Sales de Epsom

Los baños de asiento son muy recomendables en estas situaciones, ya que alivian los síntomas y evitan nuevos sangrados o dolores.

¿Cómo utilizarlo?

Puedes hacerlos en la tina o bien en un recipiente de tamaño cómodo, ya que estarás sentado allí unos minutos. El agua no puede estar hirviendo pero si de caliente a tibia (el agua fría puede ayudar a refrescar en el momento).

  • Las sales de Epsom son una muy buena solución para los dolores o picazón causados por las hemorroides.
  • Pon una cucharada nada más para evitar erupciones o sarpullidos. Si no tienes sales puedes usar bicarbonato de sodio.

Hierbas medicinales

Bebida de manzanilla y canela

Las mejores plantas que te pueden ayudar si tienes almorranas son la manzanilla, la cola de caballo y el roble.

¿Cómo utilizarlo?

Úsalas para hacer baños de asiento (un puñado es suficiente), o bien aplicar en el área afectada con un algodón humedecido en una taza de té tibia de la hierba elegida (una cucharada por taza).

Compresa

Toma una toalla o un paño de algodón y mójala bien con agua tibia. Siéntate sobre ella unos 15 minutos, entre 3 y 5 veces al día, o cada vez que sientas molestias.

El agua y la humedad hidratarán la zona y desinflamarán las hemorroides.

También puedes aplicar hielo en forma de compresa (nunca directamente sobre la piel, porque puede quemarla) envolviéndolo en un paño. Deja unos minutos. Sentirás el alivio casi de inmediato.

Acelgas

Acelgas

Otra opción también natural y eficaz que ayuda a reducir los síntomas enseguida.

¿Cómo utilizarlo?

  • Lava bien un manojo de acelgas, pon en la nevera para que se enfríen bien y aplica en el área de a una hoja hasta 3 veces al día.
  • El efecto de este remedio casero está basado en el frío y en el agua de las acelgas.

Remolacha y zanahoria

Pela ambas verduras y rállalas. A continuación, machácalas y pon un poco de agua para formar una pasta. Aplica sobre la vena inflamada del recto usando una gasa.

Te servirá para desinflamar y reducir la picazón.

Patata

Patata cruda

Una alternativa sencilla, económica y eficaz para tratar las hemorroides. Gracias a su aporte de agua y a sus propiedades curativas la patata disminuye la inflamación y el ardor.

¿Cómo utilizarlo?

Puedes rallarla y aplicar con un pañuelo de papel varias veces al día o cortar una rebanada y colocar directamente.

Aceites esenciales

Para aliviar el escozor usa aceite de lavanda; para cicatrizar los tejidos, el de ciprés y como antiséptico, el de árbol de té.

Te recomendamos que antes de usar en el recto lo pruebes en otra parte del cuerpo para descartar una alergia o erupción.

¿Quieres conocer más? Lee: 10 usos de la lavanda en el hogar, la cosmética y la medicina

¿Qué hacer si tengo hemorroides?

Más allá de aprovechar los remedios caseros que ayudan en episodios de dolor, molestias o sangrado también podemos evitar complicaciones cambiando algunos de nuestros hábitos cotidianos:

  • Evita los laxantes, porque pueden causar diarrea que aumenta el ardor.
  • Usa papel higiénico sin perfume, ya que este irrita la zona.
  • Lava bien el área después de ir al baño.
  • Come más alimentos con fibra para evitar el estreñimiento.
  • Bebe mucha agua.
  • Consume vitamina C, que ayuda a la flexibilidad de las venas.
  • Bebe jugos de frutas naturales.
  • No hagas esfuerzo para ir al baño.
  • Usa ropa interior de algodón.
  • No te sientes durante muchas horas seguidas.
Te puede gustar