Cómo tratar las hemorroides naturalmente

Yamila Papa Pintor·
31 Agosto, 2020
Antes de aplicar cualquiera de los remedios propuestos para aliviar las hemorroides, es recomendable hacer una prueba en otra zona del cuerpo para descartar posibles reacciones alérgicas.

Las hemorroides o almorranas son, sin duda, un padecimiento molesto y doloroso. Aunque no lo creamos, se trata de un problema muy habitual que puede aliviarse de manera muy sencilla mediante la práctica de buenos hábitos de vida y algunas medidas caseras.

Los hábitos y las medidas caseras son un complemento a lo que indique el médico, por ende, no hay que descartar nunca el consejo del profesional. Veamos más al respecto a continuación.

¿Qué saber sobre las hemorroides?

Hemorroides

De acuerdo con el Dr. Parswa Ansari,las hemorroides son venas dilatadas y tortuosas (varices) localizadas en las paredes del recto inferior y el ano” y por tanto, pueden clasificarse como internas o externas. La complicación más frecuente en las primeras es el sangrado durante las deposiciones y, de las segundas, la formación de un coágulo bastante doloroso.

Los síntomas de las almorranas o hemorroides son los siguientes:

  • Prurito o picazón.
  • Molestias cuando se va al baño.
  • Dolor en la zona al estar sentado.
  • Protuberancia sensible y dura en el ano.
  • Sangre brillante e indolora que proviene del recto.

Generalmente, son producto de un aumento de presión. Las causas de dicho aumento de presión son diversas. Entre ellas destacan las siguientes:

  • Embarazo.
  • Heces grandes.
  • Estreñimiento.
  • Cirrosis hepática.
  • Estar mucho tiempo sentado.
  • Tras el parto, por la presión al pujar.
  • Hacer mucho esfuerzo para ir al baño.
  • No comer suficientes frutas y verduras.
  • Llevar una mala alimentación, rica en ultraprocesados, frituras y chatarra.

Lee: ¿Realmente consumes toda la fibra que necesitas?

¿Con qué se podrían aliviar las hemorroides de forma natural?

Por otra parte, el Dr. Ansari indica que “la mayoría de síntomas de las hemorroides remiten sin tratamiento, pero la fibra, los laxantes emolientes y los baños de asiento contribuyen a aliviar los síntomas”.

Por tanto, una vez que determines la causa de las almorranas con el médico, el siguiente paso será hacer todo lo posible para mejorar la situación. Por ejemplo, si se debe al estreñimiento, sería bueno aumentar la ingesta de fibra (frutas y verduras), y si el motivo es por estar mucho tiempo sentado cambiar de posición, intentar evitar esto y estar más activo durante la jornada.

Además, puedes aprovechar los beneficios de algunos remedios caseros para las hemorroides, siempre y cuando tu médico así lo autorice.

1. Gel de aloe vera

Bol de madera con aloe vera
El aloe vera tiene activos antiinflamatorios y calmantes que, además, favorecen la curación de las hemorroides y la hidratación de la zona.

El gel de aloe vera tiene múltiples aplicaciones medicinales. Es una alternativa natural que refresca y reduce la inflamación en la zona y además, ayuda a aliviar la picazón y el ardor.

  • Solo tienes que cortar una hoja de aloe vera de forma longitudinal, extraer el gel interior y aplicar en el área (que debe estar bien limpia y seca).
  • Otras opciones son quitar las espinas de la hoja de aloe y colocarla directamente sobre el recto, para que absorba el gel o comprar una crema que contenga sábila (en farmacias).

2. Sales de Epsom

Los baños de asiento son muy recomendables en estas situaciones, ya que alivian los síntomas y evitan nuevos sangrados o dolores. Es recomendable que lo prepares en un recipiente que te resulte cómodo, ya que estarás sentado allí unos minutos. El agua no puede estar hirviendo, pero sí de caliente ─a una temperatura soportable─ a tibia.

  • Al baño de asiento puedes añadirle una cucharadita de sales de Epsom.
  • Al final, el agua fría puede ayudar a refrescar la zona.

3. Hierbas medicinales

Taza con infusión de manzanilla.

Para preparar los baños de asiento, las mejores plantasque puedes elegir si tienes almorranas son la manzanilla, la cola de caballo y la caléndula. Estas tres tienen propiedades antiinflamatorias y analgésicas que contribuyen con el alivio.

Úsalas para hacer baños de asiento (si las compras al granel, con usar un puñado será suficiente), o bien aplicar en el área afectada con un algodón humedecido en una taza de té tibia de la hierba elegida (una cucharada por taza).

Lee: 6 propiedades medicinales de la manzanilla

4. Compresas

Toma una toalla o un paño de algodón y mójala bien con agua tibia. Siéntate sobre ella unos 15 minutos, entre 3 y 5 veces al día, o cada vez que sientas molestias. El agua y la humedad hidratarán la zona y desinflamarán las hemorroides.

También puedes aplicar hielo en forma de compresa (nunca directamente sobre la piel, porque puede quemarla) envolviéndolo en un paño. Deja unos minutos. Sentirás el alivio casi de inmediato.

Otras recomendaciones

  • Bebe mucha agua.
  • Bebe jugos de frutas naturales en lugar de bebidas industriales.
  • Mejora tu dieta y procura incluir en ella más alimentos frescos y ricos en fibra.
  • No hagas esfuerzo cuando vayas al baño.
  • Mantén la zona bien aseada y evita secarla con movimientos bruscos.
  • Usa ropa interior de algodón, ya que esto evitará la acumulación de humedad y calor excesivo.
  • Evita el sedentarismo, así como también mantener una mala higiene postural.

Por último, si la aparición de hemorroides se vuelve constante o has probado estos remedios caseros y no te han funcionado, no dudes en acudir a tu médico para que te ayude a solucionar el problema.

  • Hashempur MH, Khademi F, Rahmanifard M, Zarshenas MM. An Evidence-Based Study on Medicinal Plants for Hemorrhoids in Medieval Persia. J Evid Based Complementary Altern Med. 2017;22(4):969–981. doi:10.1177/2156587216688597
  • Rahmani, N., Khademloo, M., Vosoughi, K., & Assadpour, S. (2014). Effects of Aloe vera cream on chronic anal fissure pain, wound healing and hemorrhaging upon defection: A prospective double blind clinical trial. European Review for Medical and Pharmacological Sciences.
  • Sneider, E. B., & Maykel, J. A. (2010). Diagnosis and Management of Symptomatic Hemorrhoids. Surgical Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.suc.2009.10.005
  • Lohsiriwat, V. (2015). Treatment of hemorrhoids: A coloproctologist’s view. World Journal of Gastroenterology. https://doi.org/10.3748/wjg.v21.i31.9245