Cómo tratar los dolores de rodilla

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
27 Mayo, 2019
Algunos remedios naturales, gracias a las propiedades antiinflamatorias y analgésicas de sus componentes, pueden ayudar a aliviar los dolores de rodilla de manera sencilla.
 

Con frecuencia, se suele pensar que los dolores de rodilla son más comunes en los ancianos o en los deportistas. Sin embargo, se trata de una dolencia que afecta a todas las edades, profesiones y actividades.

Este dolor puede comenzar repentinamente tras hacer un movimiento determinado y, al principio, ser una molestia leve que, con el tiempo, va empeorando. Por ello, a continuación, te contaremos cómo calmar los dolores de rodilla.

Causas del dolor de rodilla

Mujer con dolor de rodilla

La rodilla es una de las articulaciones más utilizadas y que mayor peso tiene que soportar cuando estamos de pie. De contextura compleja y participante de la locomoción, está sustentada por varios ligamentos. Los movimientos que realiza son torsión, flexión, estiramiento y sostén del cuerpo.

El desgaste natural por la edad aumenta los casos de pacientes mayores de 60 años, aunque nadie está exento de sufrir dolores en la rodilla. Son muchas las razones por las cuales una persona puede padecer dolores en una o en las dos rodillas, como muestra esta información de la Revista de le Asociación Médica Americana. Entre las más frecuentes se encuentran

 
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Uso excesivo de la articulación (por trabajo o deporte).
  • Antecedentes de artritis en la familia.
  • Edad.
  • Quiste de Baker (hinchazón detrás de la rodilla).
  • Infección en los huesos o las articulaciones.
  • Enfermedad de Osgood-Schlatter.

Visita este artículo: Descubre cómo mantener tus huesos sanos

Cuando se produce un uso demasiado intenso de las rodillas, los dolores pueden deberse a

  • Bursitis.
  • Dislocación o fractura de rótula.
  • Síndrome de la banda iliotibial.
  • Dolor en la parte frontal de la rodilla (en los alrededores de la rótula).
  • Rotura de ligamentos.
  • Desgarro de cartílago o rotura de meniscos.
  • Distensión muscular.
  • Esguinces.

¿Se pueden prevenir los dolores de rodilla?

Porque duelen las rodillas

Si pensamos que el paso del tiempo o los antecedentes familiares son el problema, es obvio que no haremos mucho al respecto porque pensamos que se trata de algo inevitable. Pero estas no son las únicas causas y vale la pena modificar ciertos hábitos si se desea prevenir los dolores en la rodilla. Algunos de los cambios que se pueden modificar en la vida cotidiana son

  • Calentar los músculos antes de hacer ejercicio.
 
  • Estirar los músculos una vez que haya terminado la rutina deportiva.
  • Evitar correr cuesta abajo; es mejor bajar caminando.
  • Andar en bicicleta.
  • Reducir la intensidad de los ejercicios.
  • Bajar de peso.
  • Utilizar calzado adecuado que ajuste bien y amortigüe los pasos.
  • Evitar el uso excesivo de tacones.
  • No pasar muchas horas de pie.

Cuidados básicos para el dolor de rodilla

Si los síntomas han comenzado hace poco y son leves puede que con ciertas medidas tomadas a tiempo la situación se revierta. Por ejemplo, se aconseja

  • Descansar más.
  • Evitar actividades o movimientos que provoquen dolores.
  • No cargar objetos pesados.
  • Aplicar hielo todos los días durante 15 minutos.
  • Mantener la rodilla elevada mientras se mira la televisión.
  • Usar un vendaje elástico de los que se consiguen en las farmacias.
  • Dormir con un cojín debajo de la rodilla.
  • Consumir un antiinflamatorio suave, si es necesario.

Lee también: 5 ejercicios que ayudan a aliviar el dolor de rodilla

Remedios caseros para los dolores de rodilla

Estos métodos naturales y que se preparan con elementos que seguramente tienes en casa (o puedes adquirir sin problemas) te ayudarán a reducir los síntomas cuando te duele una o las dos rodillas. No olvides que para molestias severas es preciso consultar siempre con un médico.

Frío

Hielo-deshaciendose
 

A pesar de que, por el momento, son necesarias más investigaciones, este estudio publicado en Physical Therapy in Sport señala que el hielo o las compresas frías pueden ayudar a disminuir la hinchazón de rodilla. Por ello, puedes poner unos cubitos de hielo en una bolsa para evitar quemaduras por el frío, y aplicar el frío encima de la rodilla durante unos 15 minutos.

Asimismo, existe una técnica asociada a ello que incluye descanso, hielo, compresión y elevación de la pierna. De esta manera, se evitará la presión en la zona y se reducirá el dolor e hinchazón.

Aceite de oliva

Cuando empiecen los dolores, puedes realizar masajes con unas gotas de aceite de oliva mediante movimientos circulares. La idea es que aumente la temperatura del área y que el líquido ingrese a la articulación para poder aprovechar sus propiedades antiinflamatorias y estimulantes para la circulación sanguínea.

Col

ensalada col BassaDaRambler

La col o repollo tiene un gran poder antiinflamatorio, como evidencia este trabajo de investigación publicado en el Culinary science and hospitality research, por ello, es un remedio que puede ser útil a la hora de aliviar los dolores de rodilla y para prevenir otras enfermedades.

 

Para utilizar este remedio, machaca algunas hojas con un poco de agua y aplica como si fuera una crema. Tapa con una gasa y sujeta con una rodillera elástica. Cambia el vendaje dos veces cada día.

Especias

Según sugiere este artículo publicado en The Journal of Strength & Conditioning Research, el jengibre, debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, podría ayudar a calmar los dolores en las articulaciones de las personas deportistas.

Asimismo, otra de las especias que puedes emplear es la cúrcuma ya que, al igual que sucede con el jengibre, sus propiedades antiinflamatorias ayudan a calmar el dolor articular. Y así lo señala este estudio publicado en Drug design, development and therapy.

Aliviar los dolores de rodilla es fácil

Como has podido comprobar, gracias a las propiedades antiinflamatorias y analgésicas de los componentes de estos remedios naturales, aliviar los dolores de rodilla es algo sencillo que se puede hacer desde casa.

No obstante, recuerda que siempre es conveniente consultar con un médico antes de realizar cualquier cambio en los hábitos de vida y, sobre todo, en caso de que el dolor no remita.