Cómo tratar los ojos secos

Yamila Papa 9 septiembre, 2013
Además de beber mucha agua es importante que descansemos la vista regularmente cuando utilicemos aparatos electrónicos y que recordemos parpadear con frecuencia para mantenerlos hidratados

En los tiempos actuales, una de las razones por las que se padece de “ojos secos” es por el uso de los monitores del ordenador y la televisión, así como también por la constante exposición a la contaminación ambiental. Por ello, es bueno contar con algunos remedios para tratar la sequedad de la vista.

¿Qué saber sobre los ojos secos?

Se trata de una dolencia que afecta a millones de personas en el mundo, debido a un mal funcionamiento de las glándulas que se encargan de segregar las lágrimas y mantener los ojos lubricados constantemente.

Algunos de los síntomas más comunes de los ojos secos son: ardor, sensación de sequedad, enrojecimiento, visión borrosa por algunos momentos, sensación de “arena” en los ojos, formación de lagañas gruesas y molestias ante la luz fuerte (natural o artificial).

Cómo tratar los ojos secos

Estos sencillos tips te ayudarán a mantener la vista hidratada y evitar los síntomas detallados anteriormente.

En primer lugar, utilizar lágrimas artificiales o colirio, que venden en farmacias, perfumerías u ópticas. Siempre consultar al especialista para usar la más adecuada a nuestra condición. Un par de gotas cada tres o cuatro horas se convertirán en un alivio. Tener cuidado los que llevan lentillas ya que el líquido es diferente, y nunca deben usar lágrimas para ojo directo, sino especiales.

En segundo término, parpadear varias veces es bueno para proveer humedad en los ojos. Si has estado frente a la pantalla del ordenador por algún tiempo, es bueno que te retires de él y realices este movimiento. Luego, “ventilar” es bueno también, ya que elimina el polvo o algunas partículas que pueden adherirse en el ojo, lo que causa mucha irritación.

El tercer tip es descansar de los aparatos electrónicos como ser ordenador, televisión o móvil, porque los ojos se resecan ante una larga exposición a estos objetos. Por cada hora de estar en contacto, descansar 10 minutos. A veces esto no es posible por el trabajo o las obligaciones, pero la verdad es que vale la pena tomarse ese tiempo y además, sirve para descansar la mente.

Llevar gafas de sol es la cuarta recomendación, siempre que estemos en un lugar al aire libre o repleto de polvo y contaminación, porque nos protege de estos agentes irritantes. Ten en cuenta que los rayos UV y el viento también pueden causar resequedad.

Beber agua en abundancia no sólo es bueno para la salud del organismo en general, sino también para tus ojos. Recuerda siempre que el aumento de fluidos provee al cuerpo de la humedad que precisa para producir más lágrimas. Además, no olvides de ingerir alimentos que contengan Vitamina A, C y E y ácidos grasos Omega 3, porque ofrecen nutrientes para que la vista esté hidratada y saludable.

Imagen cortesía de Michael Gil

Te puede gustar