Cómo tratar los poros dilatados

Aplícate alguna mascarilla exfoliante para eliminar la suciedad y el exceso de aceite y luego enjuaga con agua fresca. Puedes aplicarte compresas frías o incluso hielo, con cuidado de no quemarte

Los poros dilatados y abiertos pueden ser problemáticos y conducen a menudo a tener la piel excesivamente grasosa y en ocasiones con cicatrices, pero existen una serie de cosas que puedes hacer para deshacerte de los poros abiertos.

RUTINA PARA CERRAR LOS POROS DILATADOS

Limpia tu piel regularmente con un limpiador suave, para mantenerlos limpios y libres de suciedad.

– Cuando limpies tu cara, aplica compresas frías en las mejillas para eliminar los poros abiertos, ya que la frialdad es muy conveniente, si las áreas son muy problemáticas, aplica hielo.

Exfolia tu piel una vez a la semana con productos no abrasivos, libres de jabones y alcoholes para eliminar las células de la piel muerta y mantener los poros limpios, y de esta manera promover la renovación celular.

– Puedes utilizar cada quince días, kits de dermoabrasión, que puedes utilizar en casa, para rejuvenecer la piel y ayudar a cerrar los poros.

Aplicar un tónico para la piel al menos dos veces al día, como el hamamelis, si tu piel no se seca en exceso.

Utiliza una crema hidratante sin aceite todos los días, para ayudar a prevenir la sequedad de la piel, y mantener la piel suave e hidratada.

REMEDIOS CASEROS  PARA ELIMINAR LOS POROS DILATADOS

Los poros faciales dilatados son el resultado de tener la piel grasa, debido al exceso de sebo que producen las glándulas sebáceas, pero también como resultado de la genética o el envejecimiento. Limpiar la cara con regularidad, ayuda a eliminar el exceso de aceite, y reducir el tamaño de los poros faciales. Existen remedios caseros, que aunque no dan resultados permanentes, pueden ayudar a reducir los poros dilatados temporalmente.

VAPOR FACIAL

El vapor limpia los poros dilatados; tapa tu cabeza con una toalla y coloca la cara sobre el agua bien caliente, por lo menos a cinco centímetros de distancia para evitar quemaduras. Deja que el vapor limpie los poros durante diez minutos y enjuaga tu cara con agua fría.

CLARA DE HUEVO

Para obtener una reducción temporal de los poros, utiliza una mascarilla de clara de huevo, y aplícala en la cara. Déjala actuar durante quince a veinte minutos, ya que al endurecerse la clara de huevo, hace que los poros dilatados se hagan más pequeños. Enjuaga la cara con agua fría para mantener los poros cerrados y suavizar la piel.

EXFOLIACIÓN CON AZÚCAR

Agrega el agua a una pequeña cantidad de azúcar para preparar una pasta. Masajee la pasta en la piel y deja actuar durante quince  a veinte minutos y luego enjuaga con agua tibia; eso ayudará a eliminar el aceite y la suciedad, y hará que los poros se vean más pequeños.

Imagen cortesía de ..:::Zelluloid:::…

Categorías: Belleza y cuidado personal Etiquetas:
Te puede gustar