Cómo tratar los poros dilatados

Aplícate alguna mascarilla exfoliante para eliminar la suciedad y el exceso de aceite y, luego, enjuaga con agua fresca. Puedes aplicarte compresas frías o incluso hielo (con cuidado de no quemarte).

Los poros dilatados y abiertos pueden ser un problema, ya que es más fácil que se obstruyan o que dejen luego cicatrices en la piel. Te mostramos cómo proceder para combatirlos.

Rutina para cerrar los poros dilatadosLimpieza de cara

  • Limpia tu piel regularmente con un limpiador suave para mantenerlos limpios y libres de suciedad.
  • Cuando limpies tu cara, aplica compresas frías en las mejillas para eliminar los poros abiertos, ya que el frío ayuda a cerrarlos. Si el área está muy afectada, emplea hielo.
  • Exfolia tu piel una vez a la semana con productos no abrasivos, libres de jabones y alcoholes, para eliminar las células muertas y mantener los poros limpios. Así, promoverás la renovación celular.
  • Puedes utilizar cada 15 días kits de dermoabrasión (puedes comprarlos para utilizarlos en casa) a fin de rejuvenecer la piel y ayudar a cerrar los poros.
  • Aplica un tónico facial al menos 2 veces al día, como el hamamelis, si tu piel no se seca en exceso.
  • Utiliza una crema hidratante oil free todos los días. Así prevendrás la sequedad de la piel y la mantendrás suave e hidratada.

Remedios caseros para eliminar los poros dilatadosMascarilla para cerrar los poros

Los poros faciales dilatados son el resultado de una piel grasa, debido al exceso de sebo que producen las glándulas sebáceas, aunque también influyen la genética o el envejecimiento.

Limpiar la cara con regularidad, por ejemplo, ayuda a eliminar el exceso de grasa y reducir el tamaño de los poros.

Existen remedios caseros que, aunque no dan resultados permanentes, pueden ayudar a disminuir los poros dilatados temporalmente.

Lee este artículo: ¿Por qué es importante la rutina de limpieza facial?

Vapor facial

El vapor limpia los poros dilatados. Para ello:

  • Cubre tu cabeza con una toalla y coloca la cara sobre el agua bien caliente, por lo menos a 5 centímetros de distancia para evitar quemaduras.
  • Deja que el vapor limpie los poros durante 10 minutos y, luego, enjuaga tu cara con agua fría.

Clara de huevo

  • Para obtener una reducción temporal de los poros, prepara una mascarilla de clara de huevo y aplícala en la cara.
  • Déjala actuar durante 15 a 20 minutos, ya que, al endurecerse la clara de huevo, los poros dilatados se hacen más pequeños.
  • Enjuaga la cara con agua fría para mantener los poros cerrados y suavizar la piel.

Exfoliación con azúcar

  • Agrega el agua a una pequeña cantidad de azúcar para preparar una pasta.
  • Extiende la pasta por la piel con un ligero masaje y déjala actuar durante 15 a 20 minutos.
  • Por último, enjuaga con agua tibia; eso ayudará a eliminar la grasa y la suciedad y hará que los poros se vean más pequeños.

Lee también: Cómo preparar un exfoliante con aspirinas y miel de abejas

Con estos remedios que te proponemos, podrás combatir los poros abiertos y mejorar la salud de tu piel. Además, es conveniente que consultes con un dermatólogo ante cualquier problema cutáneo.