Cómo tratar los principales problemas en la boca

Yamila Papa · 8 mayo, 2014
Para evitar problemas mayores, es muy importante ir al dentista cuando nos descubramos una caries para que nos coloque un empaste.

Son variadas las complicaciones que podemos tener en nuestra boca, desde las encías a los dientes, pasando por los labios a las mucosas. Es importante proteger y cuidar cada uno de estos elementos vitales para poder evitar problemas, siendo los más comunes las caries, la halitosis (mal aliento), la gingivitis y las aftas.

Cómo mantener la boca sana

Más de la mitad de las personas tiene problemas bucodentales en el mundo. Esto puede deberse, en gran medida, a una higiene inadecuada o a la falta de visitas al odontólogo. Es preciso someterse a revisiones periódicas para poder detectar a tiempo cualquier anormalidad en una de las zonas más delicadas del cuerpo. Previene dolencias, molestias y dolores en tu boca, gozando a su vez de una buena salud. Para ello, ten en cuenta estos consejos:

  • Reduce el consumo de azúcares: esto provoca la acumulación de placa bacteriana que aumenta el riesgo de caries y ataca el esmalte. Reduce la cantidad de bebidas gaseosas o café, dos grandes enemigos de una dentadura blanca. La ingesta de alimentos demasiado fríos o calientes puede provocar contraste y haciendo que tu boca esté más sensible.

boca2

  • Cepilla tus dientes tres veces al día: por la mañana, después de almorzar y antes de dormir a la noche. Te tomará 3 minutos cada vez. Utiliza seda dental, cepillo lingual y colutorio, no abuses de los blanqueadores y realiza una limpieza profesional una vez al año.
  • Presta atención a los medicamentos que consumes: los anticonceptivos, los antibóticos, los tranquilizantes, los analgésicos, los antihistamínicos y los antidepresivos, consumidos por un tiempo prolongado harán que la cantidad de saliva que produces sea menor y dejarás tu boca desprotegida.
  • No dejes de tratar las encías sensibles: si al cepillarte los dientes, comer una manzana o un trozo de pan tus encías sangran, acude al odontólogo para que te brinde el tratamiento adecuado.

boca3

Cómo tratar los principales problemas bucales

Las caries son el “enemigo íntimo” más peligroso y habitual de la boca, siendo la enfermedad más frecuente. Su origen es la placa bacteriana, esa sustancia pegajosa que se forma en la boca luego de comer, cuando los restos de alimentos se van mezclando con la saliva, formando una película transparente. Al tomar contacto con los gérmenes que habitan en la boca, el azúcar fermenta y forma un ácido que ataca el esmalte. Es ideal entonces que te cepilles los dientes después de comer y si tienes caries, acude al dentista para que coloque un empaste (si no te tratas a tiempo generan dolor, porque llegan hasta el nervio).

Por otro lado, la gingivitis es una enfermedad bucal que la padece un alto porcentaje de la población adulta. Está provocada por las bacterias que inflaman las encías y hacen que sangren al cepillarse o al comer ciertos alimentos. Se debe a una higiene incorrecta y se puede curar yendo al odontólogo, con un tratamiento especial. Hay dentífricos o geles especialmente diseñados para ello. Si no se trata o cura, puede derivar en periodontitis, un trastorno que afecta en mayor profundidad y puede destruir el hueso que soporta los dientes.

boca4

La halitosis, más conocida como mal aliento, puede deberse a un desequilibrio bucal por otra razón como ser caries o cuando no cuidamos de nuestra higiene bucal, nuestra salivación es incorrecta o tenemos problemas estomacales. La menta es uno de los remedios caseros más eficaces para ese desagradable “aroma” que emana de tu boca.

Las llagas o aftas pueden aparecer por diversas razones, como ser estrés, una comida muy picante, un producto de higiene fuerte, morderse frecuentemente el interior de los labios, lastimarse con un trozo de comida, etc. Aparecen cuando nuestras defensas están bajas al proliferar de forma anormal los microorganismos que habitan en la cavidad bucal. Se forman aisladamente y es preciso diferenciarlas del virus del herpes, porque el tratamiento es otro. Pueden también aparecer en las personas que utilizan ortodoncia. Suelen irse solas, pero si esto no ocurre en varios días o semanas, es preciso reforzar el sistema inmunológico. Entre los remedios naturales más conocidos para las aftas podemos usar miel como antiséptico y antimicrobiano, aplicando directamente en la llaga, también con salvia, agua oxigenada o buches de agua y sal.

boca5

El ardor lingual o también llamado “síndrome de boca ardiente” causa un dolor similar al de las quemaduras, la sufren sobre todos las mujeres en la etapa de la menopausia o los hombres de mediana edad. Algunos de los síntomas son sensación de quemazón, entumecimiento, amargura, sequedad y sabor a metal. Se puede curar con la menta, que es una hierba antiséptica y refrescante, preparando una infusión y realizando varios enjuagues al día. También aprovechar las propiedades del ajo y la cebolla en conjunto. Realiza una mezcla de ambos y aplica sobre la lengua algunos segundos, enjuagando con agua fría. En seguida aliviará el dolor y la inflamación.

Finalmente, la “boca seca” es una condición bastante frecuente, causada por el estrés, la ansiedad, la depresión, algunas infecciones, el tabaquismo, la diabetes, problemas en el sistema inmunológico, la ingesta de antidepresivos o antihipertensivos y la deshidratación. Los síntomas son ardor, dolor, mal aliento, alteraciones en el gusto y caries. Puedes utilizar tres recetas para tratar el síndrome de la boca seca: manzanilla (infusión con las flores, que estimulan las glándulas salivas), té verde (para prevenir su aparición gracias a las propiedades antibacterianas) y jengibre (aumenta la cantidad de saliva y a la vez quita el mal aliento).

boca6

Imágenes cortesía de Daniela Vladimirova, db Photography | Demi-Brooke, Miranda Granche, SuperFantastic, Bradley Gordon y Stuartpilbrow.