Cómo tratar los sarpullidos en la piel

Yamila Papa Pintor · 17 abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 17 abril, 2020
El tratamiento de los sarpullidos puede variar de acuerdo a su causa. Sin embargo, casi siempre es leve y mejora con algunos cuidados básicos. Descubre algunas recomendaciones en este espacio.

Los sarpullidos en la piel son erupciones leves y pasajeras que se caracterizan por la presencia de pequeños granos o ronchas que causan comezón. En algunos casos, estos llegan a ser dolorosos, aunque todo depende de su causa. ¿Te has preguntado cómo tratarlos?

En primer lugar, debes tener en cuenta que este síntoma puede aparecer debido a varios cuadros clínicos diferentes. Así, se asocian con infecciones, consumo de medicamentos, exposición a irritantes, temperaturas altas, entre otros. Sin embargo, en este caso nos enfocaremos en una de sus formas más comunes: el sarpullido por el calor.

Esta condición también se conoce como miliaria y suele ser frecuente en bebés. No obstante, puede afectar a personas de todas las edades. A menudo, ocurre cuando los poros se taponan y dejan atrapada la sudoración bajo la piel. Sin embargo, no suele detonar consecuencias graves.

Síntomas y causas del sarpullido

Según datos proporcionados por los expertos de la Clínica Mayo, puede surgir, sobre todo, en el cuello, la cintura, el pecho, la espalda y los genitales. Es de color rojo y, al rascarse de forma violenta, se pueden producir ampollas o pústulas.

Cuando está afectada por este tipo de erupciones, la piel pica bastante; esto puede causar irritabilidad e inquietud. A menudo, desaparece a los 5 o 7 días tras su aparición, aunque luego pueden aparecer otras manchas.

Asimismo, hay una forma menos frecuente de sarpullido que afecta la capa profunda de la piel. En este caso, produce unas lesiones firmes y enrojecidas que se asemejan a la piel de gallina.

Mujer rascándose el cuello por sarpullido en la piel.
El sarpullido provoca irritación en la piel. Asimismo, viene acompañado de comezón y enrojecimiento.

Factores que pueden detonar los sarpullidos en la piel

  • Estrés.
  • Acidez de estómago.
  • Fumar y beber alcohol.
  • Intoxicación alimentaria.
  • Clima húmedo y caluroso.
  • Uso de prendas sintéticas.
  • Exposición excesiva a los rayos del sol.
  • Mucha sudoración durante el ejercicio.
  • Falta de higiene o limpieza de la transpiración.
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos.
  • Consumo de mucha comida grasosa o a cualquier hora.
  • Artículos irritantes (cadenas, aretes, pulseras, etc).

De igual forma, como mencionamos al principio, el síntoma puede estar asociado a infecciones o enfermedades subyacentes. Si hay otros síntomas, o si es un caso severo, debe consultarse de inmediato al médico o dermatólogo.

Descubre: ¿Qué es la dermatitis atópica?

¿Cómo tratar los sarpullidos en la piel?

En la mayoría de los casos, el médico puede detectar los sarpullidos sin necesidad de hacer pruebas complementarias. Basta con examinar a simple vista los síntomas en la piel para detectarlo. Solo en caso de sospecha de otras enfermedades puede llegar a sugerir:

  • Pruebas para alergias
  • Exámenes de sangre
  • Biopsia de piel
  • Raspados de piel

Ahora bien, el tratamiento puede variar en función de la causa del sarpullido. Sin embargo, si se trata de sarpullido por el calor, muchas veces basta con esperar a que la piel se enfríe para experimentar una mejoría. Asimismo, para mejorar los síntomas, el médico puede sugerir productos de uso tópico como:

  • Loción de calamina para aliviar la picazón
  • Lanolina anhidra. Utilizada con el fin de prevenir la obstrucción de los poros e impedir que se formen nuevas lesiones
  • Esteroides tópicos (si es un caso grave).
Piel con sarpullido
En la mayoría de los casos, el sarpullido desaparece sin necesidad de tratamiento. No obstante, hay algunos productos calmantes como la loción de calamina.

No te pierdas: 5 remedios de uso externo para calmar el sarpullido

Otras recomendaciones para tratar los sarpullidos de la piel

Considerando que los sarpullidos de la piel pueden estar causados en gran medida por el calor, existen algunos cuidados básicos que se pueden aplicar en casa para su manejo. Sin embargo, hay que estar atentos a posibles complicaciones, ya que puede ser necesaria la intervención del dermatólogo. ¿Qué puedes hacer?

  • Utiliza ropa fresca y liviana, que absorba la humedad de la piel y facilite la transpiración.
  • Si el clima está muy caluroso y eres sensible a este síntoma, enciende el aire acondicionado.
  • Toma duchas con agua fría y un jabón neutro.
  • Aplícate compresas frías para calmar la piel irritada.
  • Evita emplear productos oleosos, pues pueden obstruir más los poros.
  • Evita utilizar productos cosméticos hasta calmar el síntoma.

En la mayoría de los casos, los sarpullidos desaparecen por sí solos en cuestión de horas o días. Por lo tanto, no suele ser necesario consultar con el médico. Pese a esto, si los síntomas son severos o prolongados, se debe buscar atención inmediata para recibir un diagnóstico apropiado. Si se trata de otra afección de la piel, el dermatólogo determinará su tratamiento.

  • James WD, Berger TG, Elston DM. Cutaneous signs and diagnosis. In: James WD, Berger TG, Elston DM, eds. Andrews' Diseases of the Skin: Clinical Dermatology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 2.
  • Shaw JC. Examination of the skin and an approach to diagnosing skin diseases. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 436.
  • Brasch J, Becker D, Aberer W, et al. Guideline contact dermatitis: S1-Guidelines of the German Contact Allergy Group (DKG) of the German Dermatology Society (DDG), the Information Network of Dermatological Clinics (IVDK), the German Society for Allergology and Clinical Immunology (DGAKI), the Working Group for Occupational and Environmental Dermatology (ABD) of the DDG, the Medical Association of German Allergologists (AeDA), the Professional Association of German Dermatologists (BVDD) and the DDG. Allergo J Int. 2014;23(4):126–138. doi:10.1007/s40629-014-0013-5