Cómo usar café para reafirmar el rostro

Ángela Aragón · 3 noviembre, 2017
Las mascarillas con café son útiles para limpiarnos, así como para eliminar las bolsas de los ojos y la hinchazón que pueden aparecer tras una noche de insomnio

El café está viviendo una edad de oro. Tras años en los que los doctores nos pedían que los elimináramos de nuestra dieta, hoy ya está claro que presenta muchos beneficios para la salud.

No obstante, hay personas para las que está contraindicado, en especial para quienes sufren de estrés o tensión alta.

En cualquier caso, lo que nos ocupa aquí no es ingerirlo, sino usarlo como mascarilla.

Aplicar ciertos productos directamente sobre la piel es muy ventajoso, ya que operan sobre los tejidos dañados, sin necesidad de metabolizarlos.

Además de ser más rápido, esto implica que algunos de sus perjuicios no nos influya.

No obstante, entendemos que te preguntes por qué usar el café sobre el rostro y qué nos puede ofrecer.

Si  tienes estas dudas, a continuación te explicaremos qué lo convierte en elemento a tener en cuenta para el cuidado de nuestro rostro. ¿Nos sigues?

Por qué apostar por las mascarillas con café

mascarillas con café

  • En primer lugar, tiene muchos antioxidantes. Su función es evitar el envejecimiento celular.

Así, ayudará a frenar el la aparición de las marcas del tiempo y las arrugas, por lo que facilitará la conservación de un cutis más joven y fresco.

  • En segundo lugar, la cafeína estimula la circulación. Una buena circulación sanguínea es fundamental para evitar la hinchazón, las ojeras y las bolsas de los ojos.

No obstante, tendrás que acompañarla de hábitos de vida saludable.

  • Por último, su textura granular hace de él un gran exfoliante. Abre los poros, de forma que sus nutrientes penetran en la epidermis para limpiarla y resultar en una tez brillante y lisa.

¿Quieres conocer más? Lee: Los posos de café: un sorprendente aliado contra enfermedades

2 mascarillas con café para rejuvenecer el rostro

1. Mascarilla con café y miel

Mascarilla con café y miel

Añadimos la miel porque gracias a su viscosidad absorbe la suciedad acumulada en los poros.

Además, elimina las bacterias y previene su aparición, por lo que es un excelente complemento para la mascarilla con café.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de miel (75 g)
  • ½ taza de café molido (100 g)

Elaboración y aplicación

  • Mezcla en un recipiente el café y la miel y remueve hasta que te quede una pasta uniforme.
  • Aplica la mascarilla sobre la piel con movimientos circulares para que sirva como exfoliante. No presiones mucho para no lesionar la tez.
  • Déjala que actúe en la cara durante 20 minutos para que te ayude contra la inflamación.
  • Pasado el tiempo indicado, retírala con agua fría.

2. Mascarilla con café y yogur natural

Mascarilla con café y yogur natural

Uno de los componentes más beneficiosos del yogur natural es el ácido láctico. Este combate las células muertas, de forma que las elimina y permite que se renueven.

Por tanto, consigue que tengamos un brillo especial, propio de la piel saludable y fresca.

Por otra parte, contiene zinc, elemento que es idóneo para luchar contra las manchas del sol.

Esto lo necesitamos incluso aunque no vayamos mucho a la playa o tengamos una exposición baja al mismo. La contaminación ha provocado que los rayos UVA lleguen con más fuerza a nosotros.

Por si esto fuera poco, también ofrece un efecto antibiótico muy potente. Así, eliminará los microbios y bacterias que estén deteriorando tu piel.

Visita este artículo: Consigue una piel y un cabello suave con yogur

Ingredientes

  • 1 yogur natural (125 g)
  • ½ taza de café molido (100 g)

Nota: Si necesitas más, estas son las proporciones que debes seguir.

Elaboración y aplicación

  • Mezcla los dos elementos para obtener una mascarilla homogénea.
  • De nuevo, masajea el rostro con movimientos circulares, para conseguir una buena limpieza.
  • Después, déjalo durante 15 minutos para que trabaje sobre tu piel.
  • Para terminar, limpia el rostro con agua fría

Lo más aconsejable es que las uses dos veces a la semana, para que la tez se recupere.

Notarás sus beneficios en poco tiempo, siempre con la ventaja de que no contienen ninguna sustancias que puedan perjudicarte, a menos que seas alérgico a alguno de los ingredientes.

Cuidar tu rostro es muy importante, no solo en lo físico. Tener un aspecto sano es muy recomendable tanto para quienes trabajan cara al público, como para gozar de una autoestima óptima.

¿Acaso no nos ayuda mirarnos al espejo y encontrar un rostro luminoso y liso?