¿Cómo usar el apio para adelgazar?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 16 noviembre, 2018
Además de ayudarnos a perder peso, el apio tiene propiedades antiinflamatorias, es efectivo para aliviar los brotes alérgicos, regula la presión arterial y nos ayuda a vencer el insomnio.

El apio es un vegetal frecuentemente incluido en las dietas de adelgazamiento. Pero, ¿sabías por qué?

Para nadie es un secreto que los vegetales aportan una gran cantidad de beneficios para nuestra salud. Por eso es tan importante que los incorporemos en nuestra alimentación. De igual manera, sabemos que mantener el peso correcto es algo que nos permite mantener una buena salud. Y por supuesto, una mejor calidad de vida.

Por ello es conveniente saber que podemos encontrar algunos vegetales muy efectivos para ayudarnos a bajar de peso. El protagonista en esta ocasión es el apio.

El apio se trata de un vegetal que regularmente se usa en la preparación de una gran cantidad de recetas. Esta verdura suele incluirse en dietas  para adelgazar, debido a su bajo contenido de calorías. Además no contiene absolutamente nada de grasa y contiene una cantidad mínima de carbohidratos.

Propiedades del apio

El apio se caracteriza por su gran contenido de agua —un 95% aproximadamente—, lo cual lo convierte en un alimento de fácil digestión. Es por tanto muy hidratante y tiene altas propiedades diuréticas. Además, ayuda a limpiar el organismo. Se cree además que podría contribuir a prevenir el cáncer de estómago y de colon.

También posee propiedades anti-inflamatorias y ayuda a controlar la presión arterial.  Adicionalmente, suele ser verdaderamente efectivo para aliviar las fiebres y las alergias. Y sorprendentemente, puede contribuir a combatir el insomnio.

El apio es un vegetal excelente para la salud.

Este vegetal contiene aceites esenciales como el limoneno y el selineno, los cuales son los responsables de sus propiedades diuréticas. Estas sustancias se concentran en el tallo y las semillas.

Los aceites esenciales que se encuentran en el apio poseen además grandes propiedades antibacterianas. Por tanto, puede ayudar a eliminar cualquier infección o sustancia toxica que se pueda encontrar en los riñones. Igualmente puede contribuir a eliminar cálculos o piedras que se hayan podido formar en los riñones o en la vesícula.

Esta gran cantidad de propiedades son las que hacen del apio un alimento excelente. Es ideal no sólo para quienes desean adelgazar, también para aquellos preocupados por mantener una buena calidad de vida.

Descubre: 7 alimentos diuréticos que te conviene añadir en tu dieta

Consumir el apio para adelgazar

Para las personas que desean emplearlo como un método para adelgazar les proponemos una receta muy sencilla y efectiva. Te ayudará a perder esos kilos de más. Para bajar de peso consumiendo apio se pueden preparar deliciosos jugos de la fruta que más te guste combinada con algunos tallos.

Puedes combinar apio con verduras y frutas al gusto para hacer bebidas que te ayudarán a perder peso.

Puedes hacer cualquier mezcla de una o varias frutas o verduras, añadiendo el ingrediente principal (apio). Las frutas y las verduras que mejor pueden combinar con el apio son: la zanahoria, el pepino y la manzana. Aunque por supuesto, y como ya hemos mencionado, puedes agregar la fruta o verdura de tu gusto.

Asimismo, también puedes aprovechar para comenzar a emplear más frecuentemente el apio a tus comidas, ¡Además de ser saludable, será delicioso!

No puedes perderte: 5 jugos vegetales para adelgazar que debes probar

De igual manera, es importante que recuerdes que para obtener beneficios óptimos se deben de acompañar tu jugo diario de apio con una dieta balanceada y, sobre todo, de una rutina diaria de ejercicios. Si por un lado no te llama la atención asistir a un gimnasio, puedes aprovechar y realizar una caminata diaria de 30 minutos o una hora, ¡Con eso será suficiente!

  • Sowbhagya, H. B. (2014). Chemistry, Technology, and Nutraceutical Functions of Celery (Apium graveolens L.): An Overview. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. https://doi.org/10.1080/10408398.2011.586740