Cómo usar la menta en la cocina - Mejor con Salud

Cómo usar la menta en la cocina

Además de utilizarla para preparar postres y bebidas, la menta también puede combinar muy bien en guisos de legumbres, así como con carnes o pastas, tanto cruda como cocinada

Se trata de una hierba aromática muy popular en la huerta, con un aroma particular y que es muy fácil de cultivar. Le aporta un sabor único a nuestras comidas, ya sean entrantes, platos principales o postres, por lo que es una excelente idea tener una maceta con menta en la cocina. Conoce las propiedades de esta planta y algunas simples recetas.

Características de la menta

Es una planta de la cuál se utilizan las hojas (frescas o secas) mayormente, pero también los tallos. Puedes preparar salsas para acompañar carnes rojas o blancas, bebidas (desde el mojito hasta una infusión), cremas, cruda en las ensaladas y varias recetas de la gastronomía de Medio Oriente.

Entre las propiedades para la salud, la menta es muy buena para el aparato digestivo, siendo uno de los remedios naturales para consumir luego de las comidas. Se usa desde hace siglos para el dolor de estómago (por sus propiedades antiespasmódicas, suavizantes y anti vomitivas), para los cólicos hepáticos, para la gastritis, para el dolor de vientre, para contrarrestar diarreas o colitis, para expulsar flatulencias, para el mal aliento y para mejorar la digestión, así como para absorber las grasas.

menta3

En el ámbito del aparato respiratorio, la menta sirve para descongestionar las fosas nasales, es ideal para los cuadros de gripe y resfriados, la tos y el catarro, la bronquitis, el asma y la faringitis. Por su parte, la menta ayuda a mejorar la circulación de la sangre, por sus propiedades anticoagulantes, el mal de la altura y el dolor de cabeza. Se dice también que es afrodisíaca.

En el uso externo, ayuda a calmar el dolor por reumatismo, cervicales, lumbares, espalda, distensiones, caries, boca seca, heridas en la piel, picazón, eccemas, picaduras de insectos, infecciones vaginales y hemorroides.

¿Por qué usar menta en las comidas?

Esta hierba aromática es muy usada en la cocina por su sabor y su aroma característicos. Se sabe que desde la época de los Romanos era empleada para los platos con verduras y carne. Se la puede consumir tanto fría como caliente. Es habitual acompañar con menta los platillos con legumbres tales como garbanzos, habas, lentejas, guisantes, alubias o bien para esofados de carne roja, patatas, queso y pastas.

menta2

A su vez, está presente en muchos postres: helados, natillas, licores, gelatinas, cremas y siropes. Se la usa para preparar infusiones, sobre todo en Marruecos y la India. Además de estos dos países, la menta se utiliza mucho en Egipto, Afganistán, Inglaterra y el Mediterráneo.

Recetas con menta: Entrantes y platos principales

Para hacer una pasta de crema de arvejas y menta necesitas:

  • 10 fetas de panceta
  • 10 gramos de manteca
  • 300 gramos de arvejas congeladas
  • 1 puñado de hojas de menta fresca
  • 2 cucharadas de crema de leche
  • 400 gramos de pasata seca
  • aceite
  • sal y pimienta negra molida
  • 150 gramos de queso parmesano

Corta la panceta y dórala en una sartén con aceite. Cuando estén crocantes, añade la manteca y las arvejas. Saltea y luego incorpora la crema y la menta (picada). Aparte cocina las pastas. Cuando estén al dente viértelas en la preparación junto al queso parmesano. Salpimenta a gusto.

menta6

Para preparar un quiche de habas y menta, precisarás:

  • una masa para tartas
  • 300 gramos de habas
  • 3 huevos
  • 2 cebollas
  • medio vaso de leche
  • 10 hojas de menta fresca
  • sal y pimienta
  • queso rallado
  • tocino o jamón crudo (opcional)

Escalda las habas por unos minutos, cuela y reserva. En una sartén coloca aceite y dora las cebollas cortadas en rodajas bien finas. Añade el tocino o jamón. En un recipiente mezcla los huevos, las hojas de menta picadas, la leche y el queso rallado. Salpimenta y vierte en la sartén junto con las habas. Forra un molde y coloca la masa. Rellena con la preparación y lleva al horno unos 40 minutos. Puedes añadir un huevo por encima para que esté más dorada.

Esta receta de revuelto de chauchas, menta y cajú es muy deliciosa y necesitas los siguientes ingredientes:

  • 400 gramos de chauchas
  • media taza de castañas de cajú
  • 2 cucharadas de azúcar de caña
  • 1/3 taza de zumo de limón
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • manteca
  • hojas de menta cantidad necesaria

Blanquea las chauchas, cuela y reserva. En una sartén dora con manteca las castañas cerca de 2 minutos. Añade las chauchas y saltea unos 5 minutos hasta que estén crujientes. Rocia con el zumo de limón, la salsa de soja, el azúcar y cocina 1 minuto. Sirve con las hojas de menta picadas por encima.

menta4

Recetas con menta: bebidas y postres

Una bebida más que refrescante para el verano, con pocas calorías y que puede ser la que mate la sed no debe dejar de lado la menta. Pueden colocarse directamente las hojas de esta aromática en un vaso con agua tónica o mineral y algunos hielos y listo.

La bebida alcohólica con menta por excelencia es el “mojito cubano”. Para hacerla, necesitarás:

  • 1 puñado de hojas de menta
  • zumo de medio limón
  • 1 cucharada de azúcar
  • hielo partido
  • 2 partes de ron
  • 1 parte de soda

Se prepara en un vaso largo, donde se coloca la menta, el limón y el azúcar y se machacan. Luego se llena el vaso con hielo, se vierten las medidas de ron, se mezcla y se completa con soda. Para decorar se coloca en el borde una ramita de menta.

menta5

Para los amantes de lo dulce, esta receta es especial: torta de chocolate con menta. Ingredientes para 8 porciones:

  • 4 huevos
  • 100 gramos de harina
  • 80 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 180 gramos de chocolate cobertura
  • 150 cm3 de crema de leche
  • 20 hojas de menta

Bate tres huevos con el azúcar (deja un poco para la cobertura), añade la mantequilla blanda, la harina y el cacao. Vierte la masa en un molde y lleva al horno por 25 minutos. Para la cobertura, calienta la crema de leche con las hojas de menta, cuela y vierte sobre chocolate troceado. Aparte bate un huevo con el resto del azúcar e incorpóralo en la mezcla, cocinando a fuego lento sin dejar de revolver. Cubre la masa con esta y guarda en el refrigerador.

Imágenes cortesía de Edsel Little, Calgary Reviews, Zach Beauvais, Alpha, photologue n_p