Cómo utilizar el ajo, como remedio para tratar diversas dolencias

Gema Diez · 18 junio, 2019
Para eliminar los parásitos intestinales podemos preparar un remedio con un vaso de leche con dos o tres dientes de ajo, que deberemos aplastar antes para que suelten su jugo

El ajo es un excelente antibiótico natural y un potente inmunoestimulante. Cuenta con numerosas propiedades curativas y se puede utilizar como remedio natural para tratar diferentes dolencias.

En este artículo compartimos algunos remedios caseros con ajo para mejorar nuestra salud. Descubre por qué es un superalimento ancestral.

Remedios caseros con ajo

Hipertensión y colesterol

El ajo contiene alicina. Esta sustancia puede ayudar a reducir la hipertensión o la tensión arterial alta. La alicina ayuda a relajar los vasos sanguíneos, lo que reduce la presión arterial y el daño a las paredes de los vasos sanguíneos.

Usar este alimento para tratar la hipertensión también tiene otros beneficios de salud, como sucede con el colesterol. El ajo afecta a las células de grasa en el torrente sanguíneo, lo cual causa una reducción del colesterol.

Utilizarlo como remedio natural para tratar la hipertensión y el colesterol es un remedio muy efectivo. Puede ser capaz de reducir ambos hasta en un 10 %.

Consume de 2 a 3 dientes durante todo el día, pero no todos a la vez; el primero debes de comerlo crudo en ayunas  y el resto puedes añadirlos a los alimentos, como ensaladas o aliños, de la manera más natural posible.

Cabezas de ajos

Dolores menstruales

¿Tienes una regla irregular o dolorosa? El ajo es eficaz para prevenir y tratar los calambres causados ​​por la menstruación.

  • Toma 1 diente y tritúralo hasta que quede muy fino.
  • Después añádelo a un vaso de leche caliente.

Parásitos intestinales

  • Para tratar los parásitos intestinales debes de cocer la noche antes un vaso de leche con dos o tres dientes. Con anterioridad deberás darles un golpe para aplastarlos
  • Dejarás que hierva todo durante dos o tres minutos y reposar hasta la mañana siguiente.
  • Colar y tomar en ayunas.
  • Deberás de repetir este proceso de 7 a 10 días y tomarlo siempre con el estómago vacío.
Dientes de ajos pelados

Forúnculos

Los forúnculos son dolorosos al tacto y se caracterizan por estar llenos de pus. ¿Cómo podemos tratarlos con ajo?

  • Para empezar, utiliza jugo de ajo fresco y aplícalo sobre el forúnculo.
  • Después cubre la zona con un vendaje para que el jugo surja efecto, vaya ablandando el forúnculo y permita la salida de pus.
  • Retira la compresa cuando el forúnculo se haya suavizado y se pueda retirar el pus con un paño limpio y agua caliente.
  • Si ves que te sigue doliendo al intentar quitar la cabeza del forúnculo, utiliza más jugo para comprimir la zona un poco más. Cuando permita la salida del pus, limpia con jugo fresco para desinfectar la zona.

Con toda esta información, ¿vas a empezar a incluir el ajo en tu dieta y tu botiquín? Por último, no te olvides que beber jugo de ajo fresco ayuda a promover la salud y la vitalidad.

Imagen cortesía de Olga Díez (Caliope)

  • Charron, C. S., Milner, J. A., & Novotny, J. A. (2015). Garlic. In Encyclopedia of Food and Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-384947-2.00346-9
  • yang chung, & saranjit. (2001). Recent Advances on the Nutritional Effects Associated with the Use of Garlic as a Supplement Historical Perspective on the Use of Garlic 1 , 2. The Journal of Nutrition. https://doi.org/10.2307/1940703
  • Banerjee, S. K., & Maulik, S. K. (2002). Effect of garlic on cardiovascular disorders: A review. Nutrition Journal. https://doi.org/10.1186/1475-2891-1-1