Complejo del pene pequeño: ¿existe un problema?

Más que un problema funcional, el pene pequeño suele traer consigo complejos psicológicos. Conoce en qué consiste y cuándo debe convertirse en una preocupación realmente. Lo importante no es el tamaño, sino su salud.

El tamaño del pene es un factor definitivo para la vida sexual del hombre. Esta situación se presenta básicamente por una razón: la presión cultural que, equivocadamente, otorga a este aspecto la mayor importancia para el momento de la intimidad y, más allá, para la masculinidad. Pero ¿el pene pequeño es realmente un grave problema?

En los hombres, el tamaño del pene en reposo es muy variable y cambia en función de la temperatura del lugar y del estado emocional. Sin estar excitado, el estrés, la ansiedad y el esfuerzo tienen tendencia a variar el volumen de los cuerpos eréctiles. Hay que advertir que el tamaño del pene no tiene relación con su tamaño en erección.

Por esta razón, los hombres se observan mutuamente en los vestuarios, las duchas o los gimnasios, y comprueban que los penes son todos diferentes. Aunque hay quienes le concede a esto poca atención, algunos tienen fijación con este tema. El miedo de tener un pene pequeño puede transformarse en una enfermedad y tener consecuencias.

pene pequeño - 4 consejos para la salud del pene

Complejo del pene pequeño

En primer lugar, podemos mencionar el trastorno dismórfico corporal del pene. Esta patología psíquica no tiene que ver con el tamaño del pene. Los hombres que la sufren tienen penes normales. Y existen hombres con una buena salud psíquica cuyo pene es más bien pequeño, y a quienes no les afecta.

La inquietud concierne únicamente al tamaño del pene en reposo. Los hombres con complejos no tienen ningún tipo de inquietud con relación a su sexualidad. El tamaño del pene en erección no les causa ningún tipo de problema, sino la de su sexo en reposo.

Para no tener que enfrentarse a este complejo, ciertos hombres evitan asistir, por ejemplo, a los vestuarios, la piscina o rehuyen toda actividad que presente cierto riesgo de tener que desvestirse en público.

Lee este artículo: ¿Cómo medir bien el pene?

Patologías asociadas al tamaño del pene

Entre las anomalías más frecuentes se encuentra la curvatura del pene, denominado síndrome de Peyronie. El pene interfiere en la penetración porque la curva se inclina en modo excesivo hacia abajo. Esta condición se corrige con extensores de pene o cirugía.

Otro mal es la abertura urinaria, condición que se conoce como hipospadias. No suele ser un problema significativo y no es necesario cirugía a no ser que se presente algún obstáculo para depositar el semen en la vagina, o si existe algún inconveniente para orinar.

La ausencia de testículos o testículos internos es difícil que se produzca en la actualidad, puesto que se corrige poco después del nacimiento, pero todavía se dan algunos casos. También existe la microfalosomía, también denominada micropene. Se refiere a un miembro con una longitud menor de 7 centímetros en erección en un hombre adulto.

pene pequeño

Efectos psicológicos asociados

El tamaño del miembro masculino puede impactar psicológicamente en los hombres y provocarles un trauma. A continuación, presentamos algunas consecuencias emocionales de esta condición.

  • El síndrome del vestuario. Mencionada anteriormente, es la preocupación que tienen muchos hombres, al ver a otros varones desnudos, de que tienen un pene pequeño.
  • Miedo a las relaciones. Es muy común que los hombres sientan miedo al momento de vincularse por un posible rechazo.
  • Pérdida de la autoestima.
  • Insomnio.
  • Miedo al ridículo.

Descubre: Hasta qué edad crece el pene: dudas aclaradas

¿Qué hacer?

Antes de proceder a realizar técnicas de alargamiento del pene, es recomendable seguir una rutina que no afecte ni contradiga el tratamiento. Lo determinante para aumentar el tamaño de la zona genital y conseguir mantener unas relaciones sexuales placenteras es llevar un estilo de vida saludable.

  • Evitar la obesidad. La dieta diaria tiene que ser equilibrada y se debe primar el consumo de vegetales.
  • El tabaco y el alcohol impiden la expansión de los vasos sanguíneos para que fluya bien la sangre hacia los cuerpos cavernosos.
  • Los estupefacientes hacen que disminuya el tamaño del pene.
  • Hay ciertos ejercicios físicos que no son recomendables para el pene. Los que los que suponen un golpe o movimiento brusco sobre la zona genital, como el ciclismo, dañan el tejido fino.
  • Un exceso de presión, como la que sucede con pantalones de mallas, o una postura forzada, puede llegar a tener resultados graves.

Aceptarse uno mismo es un requisito indispensable para la vida en general. Sin embargo, esta actitud puede verse amenazada por el entorno. Acudir al especialista ayudará a los hombres a superar las dificultades que se produzcan a partir del pene pequeño.