Descubre un componente esencial para combatir la anemia

¿Sabes que la falta de concentración y de energía que a veces experimentamos puede deberse a una carencia de vitaminas? La vitamina B12 es fundamental para que nuestro cerebro funcione correctamente

Muchas veces, la anemia no se debe solo a una falta de hierro en nuestra sangre o a un sangrado excesivo durante la menstruación.

Hay ocasiones en que esta enfermedad está determinada por un déficit de vitamina B12.  Es lo que se conoce como anemia macrocítica, determinada por el déficit en este componente.

Lo que ocurre básicamente es que nuestro organismo carece del nivel de glóbulos rojos que necesitamos, y en consecuencia, el oxígeno no llega a los tejidos corporales.

Te ofrecemos más datos en este artículo para que puedas tratarla de modo natural. No obstante, recuerda siempre que es importante contar con las orientaciones de tu médico.

¿Qué síntomas tiene el déficit de vitamina B12?

Empezaremos comentándote que la vitamina B12 es esencial para disponer no solo de un nivel saludable de glóbulos rojos en nuestra sangre sino que, además, es un elemento básico para nuestro cerebro.

  • Ayuda a la formación de glóbulos rojos.
  • Participa en múltiples proceso de metabolización.
  • Ayuda a cuidar del sistema nervioso central.

Gracias a ella disponemos de una memoria ágil, rendimos más intelectualmente y disfrutamos de una mayor energía. No obstante, veamos ahora cómo podemos notar en nuestro día a día que estamos sufriendo un déficit de esta vitamina.

Toma nota:

  • Tener la piel muy pálida.
  • Estar casi siempre cansada y sin ganas de hacer cosas.
  • Cansarnos al momento de hacer un esfuerzo.
  • Sufrir épocas de diarrea o estreñimiento.
  • Pasar semanas en que no tenemos hambre.
  • Problemas de concentración.
  • Dificultad respiratoria, sobre todo durante el ejercicio.
  • Se nos inflaman las encías y sangran.
  • Hormigueos en manos y pies.
  • Anemia.

Descubre 10 soluciones fáciles para la anemia

Cuando el déficit en vitamina B12 es muy elevado (algo que es frecuente entre los ancianos, por ejemplo), puede ocurrir lo siguiente:

  • Confusión o cambio en el estado anímico o mental, pudiendo llegar en casos extremos a posibles demencias.
  • Depresiones.
  • Pérdidas del equilibrio.
  • Dolor en manos y pies.
  • Problemas al caminar por la desorientación o los mareos.
  • Pérdida de los reflejos.
  • Confusión.
  • Pérdida de la memoria.

Como ves puede llegarse a estados muy graves pero, tal y como nos indican los médicos, todos estos síntomas son reversibles si los tratamos a tiempo y cubrimos esa falta de vitamina B12.

¿Qué puede ocasionar esa bajada de la vitamina B12 en nuestro organismo?

qué-es-la-vitamina-B12

Lo más habitual cuando tenemos un déficit en esta vitamina es que sintamos cansancio. Cuando vamos al médico y nos hacen un análisis, como es de esperar, nos informarán de que sufrimos anemia.

No obstante, a pesar de que seguir un tratamiento a base de pastillas de hierro siempre es útil, vale la pena saber también que si mejoramos además nuestra alimentación elevando las dosis de vitamina B12 podemos notar grandes mejoras.

Ahora bien pero, ¿qué hace que suframos la pérdida de esta vitamina?

  • Iniciarnos en una dieta vegana sin informarnos antes o siguiendo unos consejos incorrectos que nos producen carencias vitamínicas.
  • Haber tenido una alimentación incorrecta durante nuestra infancia.
  • Padecer el síndrome de Crohn.
  • Ser celíaco.
  • Tener problemas de riñón.
  • Consumir mucho café.
  • Tener problemas metabólicos que nos impiden absorber esta vitamina.
  • Tener problemas con el alcohol.
  • Tomar muchos antiácidos.
  • Sufrir desnutrición durante un embarazo.
  • No comer de forma variada y equilibrada, o seguir, por ejemplo, dietas muy restrictivas.

Lee también cuáles son los mejores jugos para tratar la anemia

¿Qué cantidad de vitamina B12 necesitamos en nuestro día a día?

La cantidad diaria recomendada por médicos y nutricionista es muy baja, de hecho es la misma que en otro tipo de vitaminas: 1o microgramos al día. Esta cantidad se basa en un 50% de absorción, por tanto, aunque una parte se perdiera, nuestro cuerpo se quedaría con entre 3 y 5 microgramos.

¿De qué modo podemos cubrir nuestra deficiencia en vitamina B12?

Alga Chlorella, muy rica en clorofila
Alga Chlorella, muy rica en clorofila

En lo primero que pensamos cuando sufrimos de anemia es en la necesidad de consumir más carne roja. Está claro que así elevaremos el nivel de hierro, pero puede traernos a su vez problemas con el colesterol.

¿Cómo llevar entonces una dieta balanceada donde cubrir una carencia no nos traiga otra dolencia?

A través del equilibrio, alimentándonos de forma consciente y, desde luego, siguiendo el consejo de médicos y nutricionistas.

¿Quieres leer más? Las mejores vitaminas para las mujeres

Nosotros, por nuestra parte, te recomendamos lo siguiente:

  • Puedes consumir carne roja de modo puntual, una o dos veces a la semana. Uno de los alimentos más ricos en esta vitamina es el hígado de vaca, así como los riñones.

No obstante, si deseas evitar este tipo de fuentes animales, el mundo vegetal también te ofrece muchas opciones.

  • En las farmacias encontrarás también suplementos vitamínicos de este tipo, aunque es importante que consultes con tu médico la conveniencia de tomarla teniendo en cuenta tus circunstancias personales.
  • Los huevos
  • El salmón
  • El alga espirulina
  • El germen de trigo y de soja
  • La levadura de cerveza
  • Alfalfa
  • El tempeh
  • El miso
  • El alga nori
  • Los champiñones
  • La coliflor
  • Las espinacas