Cómo comprometerte con tu pareja sin sacrificar tus necesidades

Brunilda Zuñiga · 1 abril, 2018
El primer paso para evitar renuncias al comprometerte con tu pareja es tener claro lo que estás dispuesto a dar por la relación, y cuáles son los límites que no piensas exceder

Encontrar el equilibrio entre comprometerte con tu pareja y ser fiel a tus necesidades puede ser una tarea complicada, sobre todo al comienzo de la relación.

Y es que estar en una relación implica compromiso. No puedes estar en pareja estrictamente en tus propios términos.

Sin embargo, al mismo tiempo, no puedes comprometer todo sobre ti para hacer que tu relación funcione.

Aquí te contamos las claves para amar con todo tu corazón sin renunciar a tus necesidades. ¡Toma nota!

Sé responsable de tu propia felicidad

El primer paso para comprometerte con tu pareja sin sacrificarte es recordar que el único responsable de ti, de tu felicidad y de tu desarrollo eres tú.

Desafortunadamente, muchas personas esperan que su pareja sea la fuente de la felicidad, el amor y la plenitud de sus vidas.

Sin embargo, en una relación verdaderamente saludable y fuerte, ninguno de los dos debe esperar que el otro sea el centro de su vida. Aunque tu pareja esté ahí para apoyarte y motivarte cuando lo necesitas, tú eres la responsable de ti misma.

Recuerda que tu pareja también tiene que trabajar para alcanzar su felicidad y hacer las cosas que necesita.

Te recomendamos leer: ¿Hay diferentes clases de felicidad?

Pasa tiempo a solas

Mujer meditando

Aunque comiences a comprometerte con tu pareja de una forma más seria, tu relación no debería convertirse en todo tu mundo. Estar en contacto con tus propias necesidades y reservar tiempo para hacer algunas cosas sola es vital en cualquier persona emocionalmente fuerte.

Sabemos que puede ser tentador invitar a tu pareja a que te acompañe en todo momento. No obstante, debes darte cuenta de que no necesitas experimentar todo con él.

Si él está dispuesto a compartir esa actividad es genial y te recomendamos aprovechar la oportunidad.

No obstante, si es algo que querías hacer desde antes de que os conocierais y él no está por la labor, no te quedes con las ganas. Está bien disfrutar algunas experiencias sola o con amigos, sin necesidad de compartirlo con tu pareja.

No dejes de realizar aquellas actividades que te gustan

Comprometerte con tu pareja no significa que tengas que olvidarte de todo lo que amas. Seguro que hay actividades o intereses que tú y tu pareja no compartís. ¡No las abandones!

  • Recuerda que estás saliendo con una persona que es independiente. Por lo tanto, también tiene sus propios gustos y actividades.
  • De hecho, en una relación sana ambas partes incentivan a la pareja a hacer actividades que les apasionen. Incluso cuando estas no son en conjunto.

No abandones tus sueños

mujer con avión de papel

Hay momentos en la vida de una pareja en los que surgen oportunidades únicas para uno de los dos. Por eso, el otro debe sacrificarse para garantizar un futuro mejor para ambos.

Sin embargo, nunca deberías renunciar a tus sueños para comprometerte con tu pareja y permanecer juntos.

Aquí es importante diferenciar entre las situaciones que requerirán un esfuerzo extra y cuando tu pareja no quiere que sigas tus sueños.

  • El primer caso puede ser cuando el trabajo obliga a uno de los dos a viajar con regularidad. En ese caso, se pueden hacer cambios para adaptarse.
  • El segundo caso se presenta cuando el otro abiertamente te pide que renuncies a tus metas. Esto puede deberse a que considera que las suyas son más importantes.

La persona adecuada no te detendrá. Al contrario, te motivará a seguir esos sueños y oportunidades que tanto esperas.  

Mantén tus propias opiniones

Comprometerte con tu pareja de ninguna forma implica renunciar a tus opiniones y sentimientos. No comprometas tus deseos solo por darle a la otra persona todo lo que quiera.

Una relación funcional y sana es aquella que permite que ambos compañeros planteen sus necesidades y puedan expresar sus puntos de vista. Siempre habla por ti mismo.

Una de las cosas que hacen rica a una relación, sea de amistad o de amor, es el intercambio de opiniones e ideas opuestas.

No cambies tu forma de ser

Mujer tomando conciencia

La persona adecuada te amará por lo que eres. Nunca querría que cambies porque realmente disfruta de tu forma de ser.

Es cierto que comprometerte con tu pareja puede requerir algunos cambios. Sin embargo, nunca debería requerir que modifiques tu personalidad o creencias.

  • Sé tú mismo sin disculpas. Si tu pareja no puede aceptarlo, entonces busca a alguien que lo haga.

Exige el respeto que mereces

Todos merecemos ser tratados con respeto y el comprometerte con tu pareja no está peleado con esto. Si tu pareja te hace sentir que vales poco o que no estás a su altura, debes plantearte si eso es lo que quieres.

Estar enamorado no significa que necesites comprometer tu autoestima. El amor nunca debe exigir que sacrifiques el que te traten con cuidado, amor y respeto.

Lee también: El respeto hacia ti mismo: así empieza la felicidad

Antes de comprometerte con tu pareja, crea un compromiso contigo

crea un compromiso contigo

Ten estas ideas en mente y serás capaz de amar a tu pareja sin sacrificar tus necesidades. Dos claves para ser feliz con tu pareja sin perderte es ser tú misma y aprender a comunicarte con tu pareja.

La otra persona está allí para apoyarte. Si sientes que te estás perdiendo en la relación, conversa con ella y trabajad para solucionar lo que genera esos problemas.