Con estas 8 mascarillas frutales combatirás la piel seca

31 enero, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Karla Henríquez
Las mascarillas a base de frutas hidratan la piel seca y la nutren; además ayudan a mantener la piel hidratada y suministran antioxidantes, vitaminas y minerales indispensables para tener una piel saludable.

La piel seca es una condición muy común. Se presenta como consecuencia de múltiples factores: los cambios ambientales, la falta de hidratación, la mala alimentación, la edad y también a consecuencia de ciertas enfermedades.

No obstante, podemos reducir la resequedad al proporcionarle a la piel la hidratación que necesita (según las características de su tipo: seca, grasa o mixta) y brindándole los nutrientes que necesita para estar sana; muchos de los cuales pueden encontrarse en las frutas.

Aunque es conveniente consumir las frutas al natural para aprovechar al máximo sus nutrientes y propiedades, también es válido aprovecharlas a modo de mascarillas frutales, como las que te comentaremos a continuación.

¿Por qué tengo la piel seca?

A la piel seca le falta grasa y humedad. Cuando se seca, esta se percibe áspera y tensa. En ocasiones llega a agrietarse y puede provocar comezón. Resulta ser un problema estético, ya que la piel disminuye su capacidad para funcionar de manera correcta.

La piel seca se presenta debido a múltiples causas, entre las cuales tenemos:

  • Un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas (cuando estas no logran producir los suficientes fluidos encargados de lubricar la piel).
  • Debido a un problema genético o hereditario.
  • Como consecuencia de llevar una inadecuada alimentación, deficiente en vitaminas y zinc.
  • Por la exposición continua y excesiva al sol, mar, piscinas y ambientes secos.
  • Debido al uso de productos de limpieza facial y corporal con ingredientes que son agresivos.

Además, la piel seca suele aumentar la aparición de las arrugas y la sensación de tensión en el rostro. Algunas veces la  sequedad es temporal como producto de una acción ambiental como el frío, los niveles de humedad bajos o los baños excesivos de agua. En cambio, otras veces, se debe al tipo de piel normal que tenemos de manera natural.

Por último, se expresa de muchas maneras desde la común aspereza hasta la comezón. El problema varía dependiendo de la gravedad y de la localización de la sequedad. Según los síntomas puede clasificarse de la siguiente manera:

Piel seca normal

piel seca

Al comienzo, cuando la piel pierde humedad, se denota lo siguiente:

  • Aspereza.
  • Algunas grietas, arrugas, escamas y zonas enrojecidas.
  • Sensación de tirantez, aún después del baño o de haber aplicado crema humectante.
  • Falta de suavidad y tersura.

Piel muy seca

Cuando la sequedad no se previene ni se trata, la piel continúa perdiendo humedad y puede resultar en una apariencia con las siguientes características:

  • Muy tirante.
  • Descamación de la piel.
  • Grietas y líneas finas, las cuales a veces pueden provocar sangrados leves.

Piel áspera y agrietada

Cómo reducir la piel seca en el rostro

Para empezar, las manos, pies, codos y rodillas son vulnerables ante la pérdida de humedad y presentan las siguientes señales:

  • Aspereza.
  • Picazón intensa.
  • Tirantez extrema.
  • Irritación y enrojecimiento.
  • Fisuras y grietas pronunciadas.

Las mascarillas caseras son de mucha ayuda para aquellos que padecen de piel seca y desean tratarla de la mejor manera. Además, las mascarillas a base de frutas suelen ser las mejores para humectar y nutrir la piel, logrando buenos resultados en el cutis.

1. Mascarilla de almendras y zanahoria

Mascarilla rejuvenecedora a base de almendras y zanahoria para la piel seca

En primer lugar, este tratamiento actúa de forma efectiva gracias al grado de penetración del aceite de almendras. Por ello, la mezcla alcanza las capas más profundas de la piel.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de aceite de almendras (60 ml).
  • 4 cucharadas de aceite de zanahoria (60 ml).
  • 2 cucharaditas de aceite de germen de trigo (20 ml).
  • 10 gotas de aceite esencial de manzanilla (0.2 ml).

Preparación

  • En primer lugar, en un recipiente mezcla todos los aceites.
  • Una vez hecho, agita la mezcla.
  • A continuación, untar la mezcla en la piel aplicando suaves masajes con las yemas de los dedos.
  • Permite actuar durante 15 minutos.
  • Para acabar, retira la mascarilla con agua tibia.
  • Esta mascarilla la puedes aplicar cada 15 días para resultados constantes y fabulosos.

Visita este artículo: 5 sencillos batidos con zanahoria para depurar tu organismo

2. Mascarilla de aguacate

El aguacate es uno de los mejores aliados en la medicina natural gracias a sus propiedades regenerativas. Es un excelente hidratante para la piel y el cabello.

Ingredientes

  • 1 aguacate.
  • 3 cucharadas de miel de abeja (45 ml).

Preparación

  • Para empezar, corta el aguacate en dos y extrae su pulpa con una cuchara.
  • Coloca la pulpa en una licuadora junto con la  miel. 
  • Licuar por unos instantes los ingredientes hasta que queden bien mezclados.
  • Aplica la pasta sobre las zonas agrietadas y secas de tu rostro, o incluso en otras partes del cuerpo.
  • Por último, déjalo actuar por 15 minutos.
  • Retira con agua fresca.

3. Mascarilla de melocotón

Mascarilla reparadora de melocotón

Además de combatir la sequedad de tu piel, el melocotón aporta una sensación fresca durante y después de su aplicación. Prueba esta mascarilla. 

Ingredientes

  • ½ taza de yogur natural (125 ml).
  • ½ melocotón (40 g).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml).

Preparación

  • Lavar y pelar el melocotón. Luego cortarlo en pedazos.
  • Colocar el yogur en una licuadora junto con el melocotón y el aceite de oliva. 
  • Licuar por unos instantes hasta que los ingredientes estén bien mezclados.
  • Aplicar la mezcla obtenida en las áreas secas y agrietadas de la piel.
  • Para acabar, permite actuar entre 15 y 20 minutos.
  • Retira con agua fresca.

4. Mascarilla de papaya y mango

Esta mascarilla es ideal para hidratar la piel seca. Además, contiene nutrientes que harán que tu cutis luzca más radiante.

Ingredientes

  • 10 gramos de papaya.
  • 10 gramos de mango.
  • 1 cucharada grande de miel (20 ml).

Preparación

  • Lavar y pelar las frutas para luego cortarlas en pedazos.
  • Introducir los pedazos de papaya y mango en una licuadora.
  • Licuar hasta tener una mezcla, la cual no tenga grumos y esté homogénea.
  • Agregar la miel cuando la mezcla esté lista y agitar con una cuchara.
  • Aplicar en el rostro y dejar actuar entre  20 – 30 minutos.
  • Para acabar, enjuaga tu cara con agua tibia.

5. Mascarilla de coco

shutterstock_432206194

El coco posee increíbles propiedades humectantes y limpiadoras. Por ello se convierte en un combo, ya que al mismo tiempo que remueve las impurezas de tu piel, la hidrata.

Ingredientes

  • Una cucharada de coco rallado (15 g).
  • Dos cucharadas grandes de yogur natural (50 ml).
  • 5 gotas de aceite de almendras (0.30 ml).

Preparación

  • En un recipiente coloca todos los ingredientes y mézclalos hasta obtener una pasta homogénea.
  • Aplica la mascarilla en tu rostro o en la zona del cuerpo que quieras tratar y déjala actuar por 15–20 minutos.
  • Luego la retiras con agua tibia.

6. Mascarilla de melón

El melón posee muchos ingredientes humectantes y refrescantes para la piel. Además es suavizante y tonificante.

Ingredientes

  • 1 rebanada de melón.
  • 1 rebanada de mango.
  • 1/2 cucharada de aceite de olivo (5 ml).

Preparación

  • Lava las frutas y retira su piel.
  • Córtalas en cubos.
  • Introduce los trozos en una licuadora y agrega el aceite de olivo para mezclarla.
  • Una vez obtengas una pasta homogénea, colócala sobre tu rostro durante 15 minutos.
  • Retira con agua fresca y repite dos o tres veces por semana.

7. Mascarilla de fresa

Crema casera a base de fresa para la piel seca

Para aprovechar la vitamina C de las fresas, que estimula la regeneración de las células, podemos tomar algunas (frescas y orgánicas, libres de pesticidas) para elaborar una mascarilla frutal rehidratante.

Ingredientes

  • 8 fresas (50 g).
  • 2 cucharadas de yogur (30 ml).
  • Una cucharadita de avena molida (20 g).

Preparación

  • Para empezar, lava muy bien las fresas y córtalas en pedazos retirándole las hojas.
  • Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa consistente.
  • Aplica la mascarilla en el rostro con suaves masajes circulares.
  • Después, deja actuar por media hora.
  • Por último, la retiras con agua fría.
  • La puedes aplicar una vez a la semana.

8. Mascarilla de cereza

La cereza tiene un alto contenido de agua y componentes nutritivos. Esto ayuda a que la piel se mantenga hidratada y sana.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel de abeja (15 ml)
  • 9 a 10 cerezas (60 g)
  • Una cucharadita de jugo de limón (10 ml)

Preparación:

  • En primer lugar, en un recipiente, tritura las cerezas con un tenedor.
  • Agrega el resto de los ingredientes y mézclalos bien.
  • Lava tu piel antes de la aplicación de la mascarilla para abrir los poros.
  • Luego coloca la pasta y déjala actuar por 15 minutos.
  • Para acabar, enjuaga con agua fresca.

Recomendaciones para evitar y tratar la piel seca

Para cuidar correctamente de tu piel si tiende a resecarse, lo mejor será que consultes con tu dermatólogo. Es posible que el profesional te indique que debes utilizar un determinado tipo de productos para poder brindarle la humectación e hidratación que necesita, un tipo de protección solar en concreto y otras pautas afines.

Al mismo tiempo, deberás procurar mantener buenos hábitos de vida. Una dieta balanceada, rica en frutas y vegetales frescos y lo más libre de grasas saturadas, comida chatarra y alcohol que puedas. Todo esto, apoyado con una hidratación diaria adecuada, así que, comienza a evaluar tu consumo de agua.

  • Ahmad, Z. (2010). The uses and properties of almond oil. Complementary Therapies in Clinical Practice. https://doi.org/10.1016/j.ctcp.2009.06.015
  • DebMandal, M., & Mandal, S. (2011). Coconut (Cocos nucifera L.: Arecaceae): In health promotion and disease prevention. Asian Pacific Journal of Tropical Medicine. https://doi.org/10.1016/S1995-7645(11)60078-3
  • Calabriso, N., Scoditti, E., Pellegrino, M., & Annunziata Carluccio, M. (2014). Olive Oil. In The Mediterranean Diet: An Evidence-Based Approach. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-407849-9.00013-0
  • Darvin, M. E., Sterry, W., Lademann, J., & Vergou, T. (2011). The role of carotenoids in human skin. Molecules. http://doi.org/10.3390/molecules161210491