Con estos nutrientes podrás aumentar la fertilidad masculina

Tener descendencia es de las decisiones más importantes para la mayor parte de las parejas. Las posibilidades de engendrar con éxito dependen en buena medida de la nutrición

La infertilidad es la incapacidad de una pareja de completar un embarazo después de un periodo de un año manteniendo relaciones sexuales sin anticonceptivos.

De hecho, este es un problema que va en aumento a nivel mundial. Aproximadamente el 15 % de parejas en edad de reproducción sufren problemas relacionados con el tema de la concepción.

Y, de estos casos, la mitad presentan algunos factores masculinos, tanto aislados o combinados con los de su pareja, vinculados con la dificultad para concebir.

De manera puntual, la infertilidad masculina es un trastorno en el que se combinan múltiples factores.

Estos abarcan tanto los genéticos como las modificaciones químicas del ADN, junto con aspectos ambientales tales como la alimentación, hábitos de vida y exposiciones a sustancias nocivas (tabaco, marihuana).

La alimentación: gran pilar para la incrementar la fertilidad

Las dietas ricas o carentes de determinados nutrientes durante prolongados periodos de tiempo pueden afectar la fertilidad y transmitir dichos perfiles, por herencia, a su descendencia.

Entre estos factores ambientales también se encuentran los siguientes:

  • Malnutrición
  • Dieta baja en proteínas
  • Deficiencias de micronutrientes
  • Dieta elevada en grasa
  • Toxinas alimentarias
  • Deficiencias vitamínicas

Alimentos recomendados

Omega 3, en más alimentos que el pescado graso

Una dieta saludable rica en omega 3, ácidos grasos y algunos antioxidantes como los que aportan las vitaminas A, C, D, zinc, entre otros, está asociada con una buena calidad de esperma.

Si bien existen alimentos con nutrientes clave, el exceso de vitaminas puede provocar un revés en los niveles de fertilidad. Por esta razón, la alimentación saludable y equilibrada siempre será la mejor opción.

Ver también: Omega 3, en más alimentos que el pescado graso

Proteínas

Las proteínas ayudan en la producción de espermatozoides de calidad. No obstante, son preferibles las proteínas de origen vegetal, pues el consumo de aquellas de origen animal se asocian con un mayor riesgo de infertilidad.

Asimismo, la importancia de consumir proteínas de origen vegetal se deriva de su contenido de arginina, un aminoácido con función vasodilatadora.

Este contribuye a la creación de espermatozoides, además de mejorar su calidad, cantidad y movilidad.

Entre los alimentos que contienen arginina se encuentran:

  • Zanahoria
  • Cebolla
  • Espinacas
  • Manzana
  • Pimientos
  • Ajo
  • Avena

Grasas (Lípidos)

Como se ha mencionado anteriormente, la ingesta elevada de grasas saturadas en los hombres se vincula de manera negativa en el número, concentración y movilidad de espermatozoides.

Por el contrario, el consumo de grasas omega 3 se relaciona con una buena calidad de semen.

Puedes encontrar grasas omega 3 en alimentos como:

  • Nueces
  • Salmón
  • Calabaza
  • Huevo
  • Pescado
  • Semillas de chía
  • Semilla de lino
  • Frijoles
  • Coles de Bruselas

Te invitamos a leer el siguiente artículo: Cuáles son las 10 mejores grasas que no pueden faltar en tu alimentación.

Hidratos de carbono

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono son azúcares que producen la energía necesaria para que organismo realice sus funciones correctamente.

Por otra parte, el azúcar incrementa la glucosa en la sangre y es justamente este monosacárido el que se encarga del mantenimiento de la espermatogénesis.

Zinc

La inclusión del zinc en la dieta del varón es fundamental pues participa en la reducción del estrés oxidativo, en la síntesis de testosterona y en la maduración de los espermatozoides.

De hecho, se ha encontrado que las bajas concentraciones en el hombre están relacionadas con una menor calidad, concentración y malformación de células sexuales masculinas.

Puedes encontrar cantidades considerables de zinc en alimentos como:

  • Semillas de calabaza
  • Chocolate amargo u oscuro
  • Ajo
  • Ajonjolí
  • Garbanzos
  • Germen de trigo
  • Semillas de sandía

Te invitamos a leer el siguiente artículo: Descubre las propiedades y beneficios del zinc

Ácido fólico

También conocido como vitamina B9 no es solo es necesario en el caso de la mujer. En el varón mejora el proceso de formación de los espermatozoides.

Algunos alimentos ricos con ácido fólico son:

  • Verduras con hoja verde oscuro (espinacas, hojas de nabo, lechuga romana, etc.)
  • Espárragos
  • Brócoli
  • Cítricos (naranjas, toronja, etc.)
  • Frijoles, chícharos y lentejas
  • Semillas y frutos secos
  • Aguacate
  • Remolacha
  • Zanahorias

Vitamina B12

Deficiencia de vitamina B12

Este nutriente incrementa el conteo de espermatozoides y, por lo tanto, las posibilidades de concebir.

La vitamina B12 se encuentra de forma natural principalmente en alimentos de origen animal y, en menor medida, en productos de origen vegetal. Entre ellos figuran los siguientes:

  • Carnes (vaca, cerdo, cordero, pollo)
  • Huevos
  • Pescado
  • Algas
  • Hongos comestibles
  • Germen de trigo

Vitamina C

Este nutriente, también conocido como ácido ascórbico, mejora la movilidad de los espermatozoides.

Además, gracias a sus propiedades antioxidantes combate contra los radicales libres que inciden en los niveles de fertilidad.

Se puede encontrar esta vitamina en alimentos como:

  • Kiwi
  • Naranja
  • Limón
  • Fresas
  • Brócoli
  • Pimientos

Descubre qué alimentos son ricos en vitamina C: Alimentos con altos contenidos de vitamina C.

Qué alimentos es mejor no consumir

En algunos estudios se ha encontrado que ciertos alimentos afectan negativamente a la calidad del semen e influyen en la disminución de la tasa de probabilidad de embarazo.

Entre ellos se encuentran:

  • Carne procesada
  • Alimentos de soja
  • Productos lácteos
  • Café
  • Alcohol
  • Dulces
  • Bebidas azucaradas

Conclusiones

En resumen, la reproducción humana depende de distintos procesos, tanto externos como internos, y de su perfecta combinación deriva en la concepción.

En el caso de la alimentación, una dieta saludable y equilibrada favorece al proceso de reproducción, principalmente durante el periodo anterior al embarazo aplicable al varón.

No obstante, vigilar los niveles de obesidad, delgadez y hacer deporte puede contribuir en el mejoramiento del nivel de fertilidad masculina.

Te puede gustar