¿Con qué frecuencia debo practicar yoga para perder peso?

En caso de que no te guste correr o hacer ejercicios cardiovasculares muy exigentes, puedes probar con la práctica de yoga para perder peso de forma efectiva

Aquellos que quieren conseguir su peso ideal buscan la actividad física perfecta que los ayude a lograrlo. Si estás aquí, seguro eres una de esas personas. Te recomendamos que pruebes el yoga para perder peso si quieres hacer algo diferente. Lo importante es la constancia y disciplina para ver resultados.

Todas las actividades físicas requieren una mínima dedicación diaria o semanal para que el cuerpo cambie y la persona empiece a verse y sentirse mejor. El yoga no es la excepción, también necesita constancia y esfuerzo. No creas que esta disciplina es solo para meditar y estirar la musculatura, en realidad también ayuda a perder peso. Pero ¿por qué?

Razones por las que el yoga ayuda a perder peso

Al practicar yoga todo tu cuerpo se encuentra en constante movimiento, aunque el nivel de esfuerzo y exigencia varía de acuerdo al tipo de yoga que realices. A manera general, las asanas ayudan a tonificar todos los músculos.

Cuando los músculos se tonifican aumenta el consumo energético, el trabajo se localiza en las áreas del cuerpo que tienen más grasa para ayudar a eliminarla y el organismo libera toxinas. Con la práctica de yoga mejora la digestión, por ende, esto evita la acumulación de grasa.

También se reduce la ansiedad y el estrés, principales responsables y motivadores de los conocidos “atracones”. Si estás bajo situaciones de estrés y ansiedad sentirás el impulso de utilizar la comida como calmante.

Además, tus niveles de cortisol aumentarán y esta hormona, a su vez, aumentará la acumulación de grasa. Por eso, el yoga te ayuda a canalizar tus energías para reducir esos pensamientos negativos para tu cuerpo y mente.

Posturas de yoga para perder peso

Aunque todas las posturas de yoga son beneficiosas para mantener el cuerpo en forma, existen algunas más efectivas que otras. Por eso te recomendamos estas asanas para perder peso:

La cobra

Con esta postura el cuerpo quema grasa con mayor rapidez, sobre todo en el área del abdomen. También ayuda a tonificar los muslos, glúteos y fortalecer la espalda.

La cobra es una buena postura de yoga para perder peso

Guerrero 1

Cuando realizas esta asana trabajas el equilibrio de tu cuerpo y mejoras tu postura. La mayor parte del trabajo se siente en las piernas, por lo que el ejercicio contribuye a adelgazarlas y fortalecerlas.

Otros músculos que se fortalecen con esta postura son los del abdomen.

Saludo al sol

Como seguro ya debes saber, el saludo al sol es la postura de yoga más completa por combinar varios asanas que trabajan todo el cuerpo.

De esta manera todos los músculos se tonifican.

Plancha o kumbhakasana

La plancha es un ejercicio que se realiza normalmente en rutinas de abdominales pero también es una postura de yoga.

Ayuda a eliminar la grasa en el abdomen y fortalece los brazos, hombros, espalda, muslos y glúteos, lo que lo hace un ejercicio bastante completo.

¿Con qué frecuencia debo practicar yoga para perder peso?

El yoga se debe practicar tal como el resto de los ejercicios convencionales para bajar de peso.

Normalmente, realizas entre 45 minutos y una hora de entrenamiento físico con ejercicios cardiovasculares, abdominales, flexiones, entre otros. Lo mismo debes hacer con la práctica de yoga.

Se recomienda practicar con mucha disciplina, al menos, 4 veces a la semana, en sesiones de 1 hora. También puedes practicar todos los días por el mismo tiempo, pero debes alternar rutinas intensas con otras más suaves para no agotarte demasiado.

Existen dos tipos de yoga para perder peso con mayor facilidad: el Ashtanga Yoga y el Bikram Yoga.

  • En el primero las asanas se realizan con mayor rapidez y esto aumenta la sudoración.
  • Por su parte, el Bikram Yoga suele practicarse en salones con temperatura de 40 ºC, lo que también aumenta la sudoración y ayuda a eliminar grasa.

Como con todo ejercicio, notarás los cambios físicos en unos meses. Lo importante es que seas constante y acompañes tu entrenamiento con una alimentación balanceada.

Desde luego, el yoga te ayudará a controlar tus deseos de comer cuando tu cuerpo realmente no lo necesite pero también debes poner de tu parte para ver resultados en menor tiempo. Si comes solo cuando tienes hambre pero no ingieres un plato nutritivo, te estarás autosaboteando y esto hará más lento tu trabajo de pérdida de peso.