Conchas de pasta rellenas de pollo y salsa de cebolla

Para esta receta es importante que la pasta nos quede al dente, por lo que deberemos vigilar la cocción para que no se nos pase y quede demasiado blanda

Las conchas de pasta rellenas de pollo con salsa de cebolla son una deliciosa y divertida manera de preparar pastas. Este plato es sumamente versátil, pues las conchas funcionan bien casi con cualquier tipo de ingredientes, incluyendo las propuestas dulces. Las cebollas caramelizadas le dan un sabor excepcional al pollo.

Esta receta tiene la particularidad de parecer muy elaborada. Sin embargo, su preparación es sumamente sencilla y podrás concretarla con pocos ingredientes y un proceso peculiarmente simple. Se prepara a dos tiempos, primero realizarás la pasta y después el relleno.

Ten presente que deberás comprar las conchas más grandes que encuentres, de lo contrario no tendrás suficiente espacio para rellenar.

Ingredientes

  • 340 gramos de pastas en forma de concha grandes
  • 2 tazas de queso mozzarella rallado
  • 1 taza de queso parmesano
  • 1 kilo de pechuga de pollo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 cebollas grandes
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 3 dientes de ajos
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 cucharada de azúcar morena
  • Sal y pimienta

conchas pasta rellenas salchichas

Preparación

Lo primero que debes hacer es poner a hervir agua suficiente para poder sumergir las conchas. Agrega unas gotas de aceite para que las pastas no se peguen y una vez esté burbujeando, adiciona las conchas con cuidado de no ir a salpicarte. Déjalas entre 10 y 15 minutos, que es más o menos lo que les tomará en estar listas.

Cuando haya paso el tiempo sugerido, retíralas del agua y déjalas aparte,  separadas las unas de las otras para que no se peguen.

En un recipiente diferente, corta el pollo en tiras, aprovecha también para cortar la cebolla en cuadrados no muy pequeños y picar el ajo finamente. En una sartén, precalienta aceite de oliva y pon a cocinar los ajos, pasado un minuto, adiciona el pollo y deja que se dore por todas partes a fuego medio. Una vez ha llegado a un punto ideal, retíralo dejando la olla en el fuego. Reserva el pollo para después.

En la misma sartén, coloca más aceite y las cebollas. Cocina a fuego lento, aprovecha para adicionar la sal y la pimienta, y espera a que se pongan transparentes (No tomará más de 15 minutos, igualmente vigila que no se vayan a quemar).

Una vez la cebolla ha cristalizado añade nuevamente el pollo y agrega el caldo de pollo, el vino blanco y el azúcar, revuelve todo muy bien. Ponle la tapa a la olla y deja que todo se cocine durante media hora a fuego medio, no olvides revolver de vez en cuando. Una vez ha pasado este tiempo, deberás tener como resultado una mezcla espesa, corrige la sal y si lo deseas, adiciona más pimienta. Precalienta el horno a 180°C.

Deja que se enfríe un poco la mezcla y procede a rellenar cada una de las conchas. Al final, ponles una capa de queso mozzarella rallado y espolvorea con queso parmesano. Coloca tus conchas rellenas en una bandeja para horno o en un molde.

Lleva la bandeja al horno y déjala ahí durante 10 minutos o el tiempo necesario para que el queso se dore. Cuando el queso haya tomado la consistencia que necesitas, retírala del horno, deja que se enfríe durante algunos minutos y sirve las conchas acompañadas de verduras y pan.

Cebollas

Consejos adicionales

  • Procura que no se te pase el tiempo con las pastas, pueden quedar demasiado blandas y no servirán para la receta.
  • En caso de que la mezcla de pollo y cebolla no haya espesado después de los 30 minutos de cocción, puedes adicionarle una cucharada de mantequilla fría y déjalo cocinando otros minutos después con la sartén destapada.
  • Reserva un poco del queso parmesano para que tus comensales puedan espolvorear las conchas en la mesa.