La confianza en la pareja: necesaria y saludable

Para poder establecer una relación de pareja en la que reine la confianza en primer lugar debemos tener autoestima, ya que es la base para creer también en la otra persona.

Sinceridad, comunicación, franqueza. La confianza en la pareja, necesaria y saludable se cimienta en valores como la honestidad y el respeto. Con la  mirada puesta en el futuro, la pareja construye proyectos de vida en común.

La individualidad forma parte de los acuerdos. Que cada quien la desarrolle de manera libre no atenta contra la asociación sentimental que se nutre del apoyo permanente. ¿Cómo se construye la confianza en la pareja? Continúa leyendo.

Confío en mí para confiar en ti

Para sembrar las bases de una excelente relación de pareja, lo primordial es la confianza en uno mismo. La seguridad y el amor propio impulsarán el respeto del otro.

Para vivir con felicidad y serenidad las relaciones, el individuo tiene que quererse, aceptarse y mostrarse tal como es.

  • Lo primero es valorar a la pareja por cómo es, más allá de lo que haga.
  • Si se equivoca, el valor del perdón es indispensable. El rencor solamente complicará las cosas, propiciará la desconfianza y podría desencadenar en el fin de la relación.

En toda relación de pareja sana, ponerse en el lugar del otro garantizará un mejor entendimiento. No hacer a los demás lo que no nos gusta que nos hagan es un principio básico. Fomenta la empatía y con ello la confianza.

Lee también: ¿Cómo saber si le gustas a una persona con pareja?

La confianza, fácil de romper

Para preservar la confianza en la pareja, lo primero a entender es que romperla es muy sencillo. Bastan acciones inconscientes o emociones no controladas para acabar con ella o afectarla de manera significativa.

Así se destruye lo construido hasta el momento y el amor de uno o ambos puede desaparecer.

La honestidad en cualquier plano, en especial en el de la sexualidad, marcará la diferencia. Vivirla con franqueza consolidará cualquier proyecto de vida juntos.

Los celos, el gran enemigo

Los celos son el gran enemigo de cualquier relación. Son una manifestación de inseguridad en quien los sufre y en su pareja. Dependiendo de la magnitud pueden requerir tratamiento psicológico.

El miedo deriva en control e invisibiliza a uno de los dos. Si la desconfianza parte de hechos reales, como la infidelidad, pero se quiere salvar la relación, el perdón es la mejor opción.

Comunicación, el mejor antídoto

Una comunicación franca será siempre el mejor antídoto para cualquier malentendido. Lo ideal siempre será que no haya secretos, porque ello fortalece la confianza en la pareja, necesaria y saludable.

  • Si ambos deciden contarse todo, el inicio habrá sido exitoso.
  • Evaluar objetivos en común, lo que cada quien está dispuesto a dar, es el mejor comienzo para una relación.
  • Esto debe hacerse antes de pasar a niveles de compromiso. La honestidad con uno mismo y con el otro es fundamental.

¿Mis expectativas están cubiertas?

Analizar si la pareja llena las expectativas propias, si hay amor o posibilidades de llegar a él son temas de importancia. Lo contrario generará frustración en una relación que aportaría inconformidad y dudas.

Las relaciones anteriores no necesariamente deben ser del dominio de ambos, a menos que así se desee. Cada persona tiene derecho a su privacidad. Además, una confidencia puede revertirse, si el otro la utiliza como arma para criticar.

No toda experiencia será igual, por lo tanto no debe juzgarse ni tratarse de la misma manera. Cada pareja es diferente, pero en toda relación la comunicación, buena o mala, hará la diferencia.

Parejas sanas

Pareja feliz en la cama.

En una pareja sana cada uno acepta al otro (y a sí mismo) tal y como es, en su individualidad, con sus propias ideas, respetando las diferencias sin tratar de moldear al otro.

La confianza de que la pareja siempre estará presente, aunque los miembros de la pareja no estén juntos todo el día. Esto fortalecerá la relación.

De esta forma, los celos desaparecen, y surge la confianza que ayuda a vencer las inseguridades. No se compara una relación con la anterior ni con otras alrededor.

Ver también: Mi pareja y yo tenemos gustos musicales diferentes

Alta autoestima

La autoestima alta es la característica de las parejas sanas. Estas transmiten optimismo: ven la vida de manera positiva.

  • Una pareja sana se comprende, confía, ama y se dedica.
  • No miente ni engaña, aún en contra de la creencia de que de esa manera se protege.
  • Las mentiras pueden resolver un problema a corto plazo, pero lo incrementan con el tiempo y distancian a la pareja.

Sinceridad, comprensión, respeto y una buena comunicación son las bases de una relación exitosa. El perdón a ese ser humano con límites, imperfecciones y debilidades, va cimentando la confianza en la pareja.

  • Maureira, F. (2011). Los cuatro componentes de la relación de pareja. Revista Electrónica de Psicología Iztacala.
  • Solares, B.; Benavides A.; Orozco, B. ; Rangel, M. ; Ortiz, T. (2011). Relación entre el tipo de apoyo y el estilo de amor en pareja. Enseñanza e Investigación En Psicología.
  • Sangrador, J. L. (1993). Consideraciones psicosociales sobre el amor romántico. Psicothema.
  • Scielo.orf. (Consulta 2018). CONFIANZA, MENTIRA Y TRAICIÓN. Online [http://www.scielo.org.mx/pdf/soc/v30n84/v30n84a4.pdf].