Conjuntivitis alérgica: síntomas, causas y tratamiento

Edith Sánchez·
25 Septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
24 Septiembre, 2019
La conjuntivitis alérgica es un problema que afecta a aproximadamente el 25 % de las personas. Se trata de una reacción inflamatoria desmedida, frente a la exposición a agentes como el polen, los ácaros, el humo y elementos similares.

La conjuntivitis alérgica es una inflamación crónica de la conjuntiva, que se produce por alergia a sustancias del medio ambiente. Es muy usual que se acompañe de rinitis, o inflamación de la mucosa de la nariz. En este caso, recibe el nombre de rinoconjuntivitis alérgica.

La conjuntiva es la membrana que recubre los párpados y cubre la parte blanca del ojo. En esta zona hay una gran cantidad de células del sistema inmunitario. Frente a los estímulos del medio ambiente (como polen, humo, ácaros, etc.), dichas células liberan químicos. Estos hacen que se inflame la conjuntiva, de forma breve o por largo tiempo.

Se cree que alrededor del 25 % de las personas tienen algún grado de conjuntivitis alérgica. A veces, la enfermedad se presenta sola y otras veces va acompañada de otros males. Uno de ellos es la rinitis, como ya se anotó, pero también puede ser la bronquitis asmática o el eczema.

Tipos de conjuntivitis alérgica

Tipos de conjuntivitis alérgica
Hay varios tipos de conjuntivitis alérgica. No obstante, la forma más común es la que está causada por polenes.

Existen varios tipos de conjuntivitis alérgica, dependiendo del agente que la causa y del curso de la enfermedad. La forma más típica es la que está causada por polenes. Esta aparece normalmente en primavera o verano y desaparece durante las demás estaciones. Se le denomina conjuntivitis alérgica estacional o rinoconjuntivitis alérgica estacional.

Hay un tipo de conjuntivitis estacional que tiene los mismos síntomas de la conjuntivitis alérgica estacional. Sin embargo, al realizar estudios detallados no se detecta ninguna alergia. La causa de este problema es desconocida y recibe el nombre de conjuntivitis vernal.

La conjuntivitis perenne, por su parte, está presente durante todo el año. En este caso los alérgenos suelen ser el polvo, el humo, los ácaros, caspa de animales y plumas. Existe otra forma de conjuntivitis más compleja, que recibe el nombre de queratoconjuntivitis.

La queratitis tiene lugar cuando se inflama la córnea. Normalmente la conjuntivitis alérgica no genera este efecto, excepto en el caso de la queratoconjuntivitis primaveral, una modalidad poco común. También está la queratoconjuntivitis atópica, que es una complicación de la dermatitis atópica.

Descubre: Combatir la alergia al polen: 8 consejos

Síntomas

Lo más habitual es que la conjuntivitis alérgica afecte a ambos ojos. Los síntomas característicos de la enfermedad son los siguientes:

  • Picor en los ojos.
  • Ojo enrojecido.
  • Lagrimeo.
  • Edema palpebral. Es una inflamación del párpado, debida a la acumulación de líquido.
  • Secreción ocular. Esta puede ser acuosa, o con una textura mucosa.
  • Se refiere a la intolerancia a la luz.
  • Sensación de cuerpo extraño en el ojo.

Para hacer el diagnóstico se toman en cuenta los síntomas del paciente y se hace una revisión oftalmológica. Esta consiste en una exploración en la lámpara de hendidura.

Para descubrir el agente causante es necesario que se lleven a cabo pruebas complementarias, tales como frotis conjuntival, prick test, prueba de provocación conjuntival, etcétera.

Causas de la conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica es una reacción desmedida del sistema inmune, frente a un factor del medio ambiente. Cuando los ojos están expuestos al estímulo que causa la alergia, el sistema inmune lo capta y desencadena una serie de reacciones, que en conjunto conforman una respuesta inflamatoria.

Algunas células, como los eosinófilos, mastocitos y otras, se activan. Al hacerlo, liberan sustancias como histamina e IgE. Estos generan los síntomas típicos de la conjuntivitis, como picor, enrojecimiento, inflamación, etc.

Hay agentes adicionales, como los virus, el estado de nerviosismo, alimentos picantes, luz y otros, que muchas veces llevan a la agudización de los síntomas. Dichos elementos son inofensivos si la conjuntiva no está inflamada previamente.

Lee también: Queratitis herpética, ¿en qué consiste?

Tratamiento

Mujer con conjuntivitis alérgica
A menudo, la conjuntivitis alérgica mejora con cuidados básicos como reducir la exposición al factor que causa la alergia. Sin embargo, a veces es necesario el uso de medicamentos y lágrimas artificiales.

Cuando la persona ya tiene la conjuntivitis alérgica, lo importante es tomar las medidas necesarias para reducir la exposición al factor que desata la alergia y prodigar unos cuidados básicos para aliviar los síntomas. Lo aconsejable es hacerse la limpieza de los ojos con solución salina o jabones de pH neutro.

También es recomendable no frotarse los ojos y aplicar compresas frías para disminuir el picor. El médico puede indicar el uso de ciertos fármacos como antihistamínicos, antiinflamatorios no esteroideos, corticoides tópicos o lágrimas artificiales.

Todas estas medidas simplemente ayudan a sobrellevar los síntomas. Sin embargo, el mejor tratamiento para la conjuntivitis alérgica es la prevención. Lo primero que se debe hacer es identificar el agente alérgeno, a través de las pruebas médicas correspondientes.

En cualquier caso, lo más recomendable es mantener limpio el hogar, usar ropa de cama de textiles sintéticos, y evitar los animales domésticos, las alfombras y los peluches. Durante las crisis no es conveniente usar lentes de contacto.

  • Ortega, B. Z., Vargas, M. Á. R., Tsuchiya, F. M. I., del Río Navarro, B. E., & Monge, J. J. L. S. (2007). Conjuntivitis alérgica en la infancia. Revista Alergia México, 54(2), 41-53.
  • Azari AA, Barney NP. Conjunctivitis: a systematic review of diagnosis and treatment [published correction appears in JAMA. 2014 Jan 1;311(1):95. Dosage error in article text]. JAMA. 2013;310(16):1721–1729. doi:10.1001/jama.2013.280318
  • Azari, A. A., & Barney, N. P. (2013). Conjunctivitis: A systematic review of diagnosis and treatment. JAMA - Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.2013.280318
  • Bielory, L., & Friedlaender, M. H. (2008, February). Allergic Conjunctivitis. Immunology and Allergy Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.iac.2007.12.005
  • La Rosa, M., Lionetti, E., Reibaldi, M., Russo, A., Longo, A., Leonardi, S., … Reibaldi, A. (2013). Allergic conjunctivitis: A comprehensive review of the literature. Italian Journal of Pediatrics. https://doi.org/10.1186/1824-7288-39-18