Conjuntivitis en niños: ¿qué debo hacer?

25 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
La conjuntivitis en los niños puede tener diversas causas: bacterias, virus, procesos alérgicos o entrada de cuerpos extraños en el ojo. Ante cualquier signo de malestar ocular en el infante, se hace obligatorio ir al pediatra.

La conjuntivitis en los niños y en los adultos es una enfermedad que responde a la inflamación de la capa conjuntiva, una membrana mucosa transparente que tapiza el ojo. Esta afección causa picor y enrojecimiento ocular, pero según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos no suele comprometer a la vista.

En contra a diversas creencias populares, la conjuntivitis puede tener muchas causas, más allá de las infecciones bacterianas, pues también se contemplan virus, reacciones alérgicas, traumatismos, uso de lentillas e incluso insomnio.

Además, en el caso de los niños, hay que tener especial cuidado a la hora de abordar la patología. Organizaciones como Dospediatrasencasa nos avisan que la conjuntivitis es una de las enfermedades más comunes de la infancia. No te preocupes, pues aquí te mostramos cómo abordarla.

¿Qué es la conjuntivitis?

Como hemos dicho con anterioridad, la conjuntivitis refiere a la inflamación de la capa conjuntiva ocular. Según fuentes especializadas en oftalmología, como Pro visusuele afectar a los dos ojos a la vez, si bien también se puede distribuir de forma asimétrica.

Estudios científicos nos muestran que en niños entre uno y nueve años de edad es la enfermedad ocular más común. De todas las visitas pediátricas por malestar en los ojos, casi el 41 % corresponden a conjuntivitis, mientras que un 30 % restante se producen por lesiones.

Dolor en el ojo en una niña.
La conjuntivitis es frecuente en la infancia, pero no solo las bacterias son las causantes.

Quizás te pueda interesar: Tratamiento de la conjuntivitis

Síntomas de la conjuntivitis en niños

Una vez hemos encuadrado la naturaleza de esta enfermedad y su prevalencia en infantes, es hora de conocer cómo detectarla. Fuentes pediátricas, como Kidshealth, nos ayudan a ello enumerando los síntomas en niños. Estos son los siguientes:

  • Enrojecimiento ocular.
  • Molestias en el ojo: el niño puede decir que nota «arenilla».
  • Secreción ocular.
  • Dolor e inflamación de la conjuntiva.
  • En algunos niños puede suceder inflamación de los párpados y fotofobia (la luz directa provoca malestar).

Causas de la conjuntivitis en los niños

Como hemos dicho, las causas de la conjuntivitis no se resumen en infecciones, únicamente. Fuentes ya citadas y el National Eye Institute (NEI) exploran los diversos motivos que desencadenan una inflamación de la conjuntiva. Te los contamos a continuación.

Conjuntivitis bacteriana: la más común

En niños, la infección bacteriana es la causa de conjuntivitis más común con diferencia (se presenta en hasta un 78 % de los casos). En los adultos no es así, pues los virus causan el 36 % de los cuadros y las bacterias el 40%.

Los microorganismos que causan esta patología suelen ser los mismos que generan enfermedades respiratorias o se encuentran en la piel: Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Moraxella catarrhalis.

Vírica

Estamos ante un agente causal mucho menos común en infantes, pues los virus originan alrededor del 13 % de los casos de conjuntivitis. Los adenovirus (ADV), según la Biblioteca Virtual em Saúdeson los causantes de hasta el 50 % de las conjuntivitis víricas en los niños.

Otras causas de conjuntivitis en niños

No todo es cuestión de virus o bacterias. Te presentamos algunas de las posibles causas que quedan por explorar todavía:

  • Alérgicas: corresponden al 2 % de los casos de conjuntivitis en infantes. Son estacionales y suelen encontrarse asociadas a la sinusitis.
  • Por cuerpos extraños: entrada de elementos foráneos a los ojos o por uso de lentillas.
  • Infecciones por hongos.
  • Infecciones por amebas.
  • Contaminación: interna o externa, causada por polución o agentes químicos.
  • Traumáticas: por golpes y arañazos en los ojos.

Los niños tienen muchas menos probabilidades de desarrollar estos tipos de conjuntivitis. Rara es la situación en la que un infante se exponga a elementos químicos tóxicos o utilice lentillas el suficiente tiempo para desarrollar la patología.

Cuidados en casa

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las conjuntivitis víricas y bacterianas son muy contagiosas. Por ello, ante un niño con esta afección, extremar las precauciones se hace esencial. Esto incluye las siguientes medidas:

  • Lavarse las manos con agua tibia y jabón frecuentemente, sobre todo después de entrar en contacto con el pequeño.
  • Evitar tocarse y frotarse los ojos. Del mismo modo, enseñar al infante a que no lo haga. Esto evita la transmisión de la enfermedad y que el cuadro clínico del paciente empeore.
  • Lavar fundas de almohada, sábanas, toallas y otros materiales del niño con más frecuencia de la habitual.
  • No usar artículos personales del niño infectado.
Gotas oftálmicas en una niña.
El tratamiento con colirios debe ser indicado por un médico.

¿Cuándo ver a un médico?

Tal y como indican organizaciones pediátricas que ya hemos citado, existen patologías oculares graves que comparten síntomas con la conjuntivitis. Por ello, por poco seria que sea esta enfermedad, si el niño se queja de molestias oculares, una visita al pediatra se hace obligada.

Las conjuntivitis de origen vírico suelen ser autorresolutivas, es decir, se curan por sí solas en unos pocos días. Por otro lado, las causadas por bacterias requieren del uso de antibióticos en forma de gotas o pomadas.

Para saber más: Las infecciones más comunes en los ojos

No automedicar al niño si hay conjuntivitis

Hacer de médico en casa nunca es una buena idea. Por ejemplo, de nada sirve tratar a un niño con una conjuntivitis vírica con antibióticos. Es más, esto solo puede empeorar el cuadro del infante.

Por ello, ante cualquier malestar ocular que presente tu hijo, una consulta al pediatra es el paso lógico y responsable. No todos los dolores en el ojo responden a conjuntivitis, por lo que es necesario realizar un diagnóstico con rapidez y precisión.

  • Conjuntivitis, Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Recogido a 24 de septiembre en https://medlineplus.gov/spanish/pinkeye.html
  • Conjuntivitis, dospediatrasencasa. Recogido a 24 de septiembre en https://dospediatrasencasa.org/2019/04/07/conjuntivitis-en-ninos/
  • Conjuntivitis, provisu.com. Recogido a 24 de septiembre en https://www.provisu.ch/es/enfermedades-mas-frecuentes/conjuntivitis-infecciosa.html
  • Lozano, J. B., Andrés, R. C., Aznar, E. V., Novella, C. F., Viejo, I. G., Pueyo, M., & López, F. M. H. (1997). Estudio epidemiológico de las urgencias oftalmológicas en los niños. Archivos de la Sociedad Española de Oftalmologia72(4), 271-276.
  • Conjuntivitis (para padres), kidshealth.org. Recogido a 24 de septiembre en https://kidshealth.org/es/parents/conjunctivitis-esp.html#:~:text=Suelen%20presentar%20secreci%C3%B3n%20ocular%2C%20as%C3%AD,son%20los%20s%C3%ADntomas%20m%C3%A1s%20frecuentes.
  • Pink eye, National Eye Institute (NEI). Recogido a 24 de septiembre en https://www.nei.nih.gov/learn-about-eye-health/eye-conditions-and-diseases/pink-eye
  • Ortlieb, P., Farías Torres, P., Avendaño Carvajal, L. F., & Suárez González, M. (1995). Conjuntivitis por adenovirus en niños. Arch. chil. oftalmol52(1), 7-11.
  • Conjuntivitis, CDC. Recogido a 24 de septiembre en https://www.cdc.gov/conjunctivitis/about/prevention-sp.html
  • Ugalde Palacios, Rafael, Juan Carlos Ordaz Favila, and José Antonio Salazar León. "Trauma ocular en niños: experiencia en el Instituto Nacional de Pediatría." Rev. mex. oftalmol 74.1 (2000): 11-6.