Conoce 5 disparadores de las cefaleas tensionales

Valeria Sabater · 5 junio, 2014
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 15 enero, 2019
Para evitar el dolor de cabeza generado por el estrés, es muy importante aprender a gestionarlo día a día y descargar tensiones.

Las cefaleas tensionales son un dolor o malestar que se localiza en la región occipital de la cabeza o en la frente, alcanzando en ocasiones a la región cervical. Se trata de un tipo común de dolor de cabeza que no suele acompañarse de náuseas ni de fotofobia.

El dolor de las cefaleas tensionales es generalmente un dolor difuso, de leve a moderado. Con frecuencia es descrito como una sensación de tener una banda ajustada alrededor de la cabeza.

Las cefaleas tensionales pueden darse a cualquier edad, aunque son más comunes en adolescentes y adultos. Sin embargo aparecen con mayor frecuencia en mujeres y tienden a ser hereditarias.

Cuando los músculos del cuello y del cuero cabelludo se contraen o están tensos, se producen cefaleas tensionales. Las contracciones musculares pueden ser una respuesta al estrés, la depresión, ansiedad o un traumatismo craneal.

Para controlar el dolor de cabeza tensional hay que lograr un equilibrio entre fomentar hábitos saludables, buscar tratamientos efectivos y usar medicamentos de forma adecuada. Conocer el factor desencadenante del dolor de cabeza puede ayudarte a evitar situaciones que los provoquen.

Disparadores de las cefaleas tensionales

1. Esfuerzos físicos

Las cefaleas asociadas al esfuerzo aparecen por un exceso de actividad física. Algunas de ellas son:

  • Cefalea tusígena primaria.
  • Asociada a la actividad sexual.
  • Cefalea en trueno: aparece un dolor muy intenso en poco tiempo, por esfuerzos o cambios de temperatura.

En ocasiones, pasar mucho tiempo cargando un peso de la naturaleza que sea, hace que sometamos nuestros músculos a un esfuerzo. Lo cual se traduce en una rigidez en la nuca y en el cuello, y en consecuencia, también puede generar cefaleas tensionales.

2. Trabajar muchas horas en el ordenador

ordenador

Cualquier actividad que obligue a la cabeza a mantener una sola posición durante mucho tiempo sin moverse puede ocasionar dolor de cabeza. Algunas de estas actividades pueden incluir teclear o trabajar con ordenadores. Así como trabajos minuciosos con las manos.

Lee también: Causas y remedios para las cefaleas

3. Maneja adecuadamente tu estrés para evitar cefaleas tensionales

Todos tenemos obligaciones que cumplir, presiones a las que estamos sometidos y que, en ocasiones, nos afectan en mayor o menor grado. Pero ya que no podemos escapar de estas situaciones, debemos aprender a gestionarlas mejor.

El estrés genera una serie de toxinas dañinas para nuestro organismo. Además, el estrés nos somete a una tensión muscular que acaba  originando en muchos casos cefaleas tensionales.

4. Cuida lo que comes

La migraña está relacionada con una intolerancia a la Histamina, presente en lácteos y cítricos.

Hay alimentos que debes evitar puesto que favorecen la aparición de cefaleas tensionales. Esto es debido a que en su composición se encuentran sustancias como la tiamina y el glutamato monosodico. Sin embargo no todas las personas son sensibles a estas sustancias.

La tiramina es una monoamina que funciona como vaso-activo y como neurotransmisor del cerebro. Cuando hay un alto consumo de esta sustancia se produce una dilatación de los vasos sanguíneos del cerebro. Además en muchos casos la tiramina es repsonsbale de la hipertensión arterial y de algunas arritmias.

Por lo tanto debes evitar alimentos como:

Asimismo debes evitar el consumo de alcohol, especialmente los vinos tintos por su contenido en taninos.

También te puede interesar: infusiones para aliviar la cefalea tensional

5. Cambios hormonales

Las mujeres por naturaleza están sometidas a constantes cambios hormonales.Pasan diferentes etapas en las que se producen estos cambios hasta la llegada de la menopausia. Estos cambios hormonales pueden derivar en cefaleas tensionales.

Durante la ovulación y la menstruación es recomendable evitar el consumo de dulces, lácteos y café. Estos alimentos aumentan la inicidencia de las cefaleas tensionales.

Por el contrario, procura tomar infusiones de jengibre, manzanilla, menta o melissa.Asimismo los baños relajantes con lavanda te pueden ayudar a evitar estas cefaleas y atenuar sus síntomas.

  • Sethna, N. F., & Lebel, A. A. (2008). Headaches. In Pain in Children: A Practical Guide for Primary Care. https://doi.org/10.1007/978-1-59745-476-6_18
  • Rains, J. C., & Poceta, J. S. (2012). Sleep-Related Headaches. Neurologic Clinics. https://doi.org/10.1016/j.ncl.2012.08.014
  • Jamieson, D. G., & Hargreaves, R. (2002). The role of neuroimaging in headache. Journal of Neuroimaging. https://doi.org/10.1111/j.1552-6569.2002.tb00088.x