Conoce 7 hábitos que dañan tu corazón

Hay hábitos, como el tabaquismo, que son fáciles de identificar como nocivos para la salud. Ahora bien, ¿Realmente conoces cuáles son los hábitos que dañan la salud de tu corazón?

Existen hábitos que, muchas veces, nos parecen inofensivos. Sin embargo, lo cierto es que pueden ser realmente perjudiciales para la salud. Por ello, te conviene conocer cuáles son los hábitos que dañan tu corazón.

Aún si no sufres de una patología, ten en cuenta que, si no cuidas un ámbito de tu salud, el resto puede desmejorar considerablemente. Después de todo, el organismo no funciona por partes completamente separadas sino de forma interdependiente.

A menudo, se dice que el cuerpo humano es una máquina perfecta en donde, cada pieza, es indispensable. Por ello, si una pieza falla, el funcionamiento general puede verse afectado. En este sentido, si el corazón no funciona correctamente o falla, puede conllevar a varias consecuencias a corto, mediano y largo plazo.

Hábitos que dañan tu corazón

1. Consumo elevado de sal

Uno de los hábitos más sencillos, pero también más perjudiciales para la salud, viene a ser el uso excesivo de sal a la hora de condimentar las comidas, a diario. Y ¿por qué?

La sal favorece la retención de agua. Por ende, el corazón se ve obligado a trabajar mucho más para cumplir sus funciones y, en el proceso, se fatiga. Cabe destacar que, dicha retención de líquidos, causa hinchazón en el abdomen y extremidades.

Hay que recordar que, los alimentos ya contienen cierta cantidad de sal (o sodio) en su composición, por lo que no es necesario recurrir a la sal para prepararlos. En su lugar, se puede recurrir a las hierbas aromáticas y otras especias, como la cúrcuma, por ejemplo.

Evitar el consumo excesivo de sal es bueno.

2. Estrés y la ansiedad

El estrés crónico y la ansiedad pueden perjudicar la salud cardiaca. De allí, en parte, la importancia de aprender a gestionar las emociones y pensamientos correctamente. De lo contrario, si no se presta atención a ello, el hecho de preocuparse de forma constante por todo y vivir ”al límite” puede tener consecuencias.

A pesar de que el estrés no distingue entre edades y sexo, existen estudios que indican que las mujeres si bien son más vulnerables a la hora de sufrirlo, también saben afrontarlo mejor.

Existe una patología denominada ”Síndrome del corazón roto” que tiene mayor incidencia en mujeres y que, aparece como consecuencia de un estrés sostenido durante demasiado tiempo, entre otras cuestiones.

3. Falta de ejercicio

Cuando se realiza actividad física regular, mejoran todos los factores de riesgo cardiovascular. Esto se debe, en gran parte, a que el ejercicio ayuda a disminuir la necesidad miocárdica de oxígeno, la inflamación, el estrés oxidativo, entre otras cuestiones. En pocas palabras, se mejora:

  • La circulación coronaria.
  • El balance neurohormonal (de activación e inhibición) simpático y parasimpático, respectivamente.
  • Disminuyen la propensión de presentar arritmias.

El sedentarismo es otro de los hábitos que dañan tu corazón. Si a esto se le suma una dieta pobre en nutrientes y, en general, mala, aparecerán los problemas cardiovasculares.

Descubre: La mejor rutina de ejercicios para principiantes

4. Mala alimentación

Aunque la comida chatarra, rápida o precocinada parece ser una buena opción para alimentarse en el momento, es sumamente dañina. No contiene los nutrientes que el organismo necesita para funcionar adecuadamente y, en cambio, favorece la acumulación de grasas, toxinas y sustancias dañinas.

Pongamos un ejemplo: llegamos a casa cansados de la jornada y, lejos de esforzarnos un poco y prepararnos una cena saludable, variada y equilibrada, buscamos algo que picar para saciar de inmediato acabar cuanto antes. Esto no es nutrición. Es comer por comer, es comer.

5. Descuido médico

Quien habla de colesterol, habla también de hipertensión. Son todas esas enfermedades silenciosas que, a menudo, descuidamos por no ir al médico, por acudir a los chequeos habituales.

El exceso de colesterol malo deriva en uno de los mayores riesgos para nuestra corazón. Se acumula en las venas y arterias y, lejos de expulsarlo, lo acumulamos en lugares peligrosos, como son esas vías por donde debe circular la sangre.

6. Mal descanso y falta de sueño

No dormir bien es uno de los hábitos que dañan tu corazón puesto que puede llegar a afectar tu equilibrio hormonal. Sin un buen descanso, el organismo no podrá cumplir funciones básicas como la desintoxicación del sistema linfático, por ejemplo. Por ello, es importante descansar entre 7 u 8 horas, a diario.

Tener insomnio

7. Tabaquismo

Fumar es uno de los hábitos que dañan tu corazón, por ello, es importante que lo elimines de tu vida. El tabaquismo provoca irregularidades en el ritmo cardiaco y esto favorece la manifestación de enfermedades coronarias bastante graves. Anímate a dejar el tabaco ya mismo, si quieres disfrutar de una buena salud.

Recomendaciones

Si consideras que, a diario, mantienes varios de los hábitos que dañan tu corazón, procura acudir a tu médico cuanto antes, para una evaluación y diagnóstico a tiempo. Asimismo, lleva a cabo todas sus indicaciones y procura mejorar todos tus hábitos de vida.