Conoce aquí los efectos positivos del consumo de chocolate

Okairy Zuñiga · 4 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 4 enero, 2019
Para aprovechar al máximo las propiedades del chocolate es importante que lo consumamos lo más puro posible, ya que las versiones con leche o azucaradas no nos proporcionan los mismos beneficios.

Generalmente asociamos el consumo de chocolate a altos contenidos de azúcar y ganancia de peso, por lo que tendemos a sacarlo de nuestras dietas.

No obstante, en realidad no existen buenas razones o argumentos para evitar el consumo de chocolate cuando eliges uno de calidad.

Las desventajas que conocemos (como aumento de peso o alteraciones en la glucosa) son comunes en los chocolates bajos en cacao y altos en químicos y azúcares.

Si te preguntas si el chocolate nos aporta algún beneficio, la respuesta a esta pregunta es un rotundo sí. Distintas investigaciones médicas han mostrado que, entre las ventajas del chocolate está su capacidad para protegerte de enfermedades degenerativas.

Sigue leyendo y descubre otros de sus impresionantes beneficios.  

El consumo de chocolate ayuda a evitar el envejecimiento prematuro

envejecimiento prematuro

Los radicales libres, la contaminación y la mala alimentación pueden provocar que envejezcamos rápidamente. Así, esto puede ocasionar que aparentes más años de los que realmente tienes.

Sin duda, esto es uno de los grandes temores de cualquiera. Y es que a nadie le gusta la idea de verse con arrugas y la piel marchita a muy corta edad.

El consumo de chocolate puede ser positivo por sus componentes. Uno de ellos son los flavonoides. Estos son ricos en antioxidantes que protegen la salud de la piel. Por eso, puede ayudar a disminuir y evitar la apariencia de las líneas de expresión y las arrugas.

Esto convierte al chocolate en mejor opción en sabor y componentes que algunos productos cosméticos con sus químicos. Una alternativa sería aplicar el chocolate como mascarilla para que tu piel obtenga estos beneficios de forma directa.

Eso sí, no vale cualquier chocolate. Lo ideal si eliges esta alternativa es que acudas con un especialista que te recomiende el mejor para tu tipo de piel.

Algo que debes tomar en cuenta es que es mejor elegir chocolates puros o aquellos tan libres de químicos extra como se pueda. Las marcas convencionales de chocolates adicionan grandes cantidades de azúcar procesado y grasas saturadas.

Lee este artículo: 8 tips para evitar el envejecimiento prematuro de la piel

Protege de enfermedades degenerativas

Múltiples estudios han señalado que el chocolate tiene propiedades que protegen nuestro sistema cardiovascular. Esto se debe a que reduce la cantidad de células dañadas implicadas en problemas cardíacos.

Además, los flavonoides que obtienes con el consumo de chocolate ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre. Como resultado, estarás ayudando a regular la función sanguínea de una manera fácil y deliciosa.

Del mismo modo, el chocolate amargo u oscuro también reduce la probabilidad de padecer algunos tipos de diabetes. Esto se debe a los antioxidantes que contiene. Estos ayudan a luchar contra el estrés oxidativo, responsable de muchos de estos problemas.

Da energía

personas corriendo

Día a día, tenemos que cumplir con numerosas tareas y obligaciones. Sin embargo, no siempre tenemos la energía suficiente para cumplir con todos nuestros pendientes.

El consumo de chocolate te aporta un alto contenido de polifenoles que te ayudan a incrementar tus niveles de energía. Para aprovechar este beneficio, incluye un trozo pequeño o una barra individual cuando te sientas agotado.

Si tienes un día lleno de actividades o has pasado una noche bastante ocupada, incluye un poco de cacao o chocolate oscuro en tu desayuno. Puedes disolver cacao en un vaso de leche o crear un batido con alguna fruta y un poco de leche orgánica.

Disminuye la depresión y la ansiedad

Otra gran ventaja del consumo de chocolate es que favorece la producción de serotonina. Esta es una de las denominadas «hormonas de la felicidad».

Por este motivo, el consumo de chocolate puede ayudar a disminuir los sentimientos de angustia y tristeza de la depresión. Además, también puede reducir la exaltación típica del estrés.

Esto se debe a su contenido en triptófano, un aminoácido que favorece la síntesis de serotonina.

Por ello, puede ser bueno tener siempre cerca de nosotros una barra de chocolate. Aunque no es recomendable que utilices la comida para enfrentar tus sentimientos, un poco de chocolate no te hará daño. Por el contrario, te dará valiosos instantes de relajación que tanto necesitas en los tiempos ajetreados.

Descubre: Dieta para la depresión: alimentos que mejoran el estado de ánimo

Apuesta por el consumo de chocolate responsablemente

En suma, el chocolate nos aporta numerosos beneficios. Por ello, podemos incluirlo en nuestras dietas sin ninguna culpa, pero con moderación. Si sigues esta regla, estarás protegiéndote de enfermedades graves como la diabetes o problemas cardiovasculares.

Al momento de comprar tu chocolate recuerda revisar las etiquetas y elegir las opciones más amargas. Además, vigila que tu consumo sea moderado.

También es aconsejable complementarlo con una rutina de ejercicio y una dieta equilibrada para mantener tu salud en todo momento.