Conoce los grandes beneficios de las mascotas para la familia

Las mascotas nos ayudan a desarrollar nuestro sentido de la responsabilidad desde pequeños, a la vez que favorecen nuestra salud mental e incluso física al tener que sacarlas a pasear

Muchas personas consideran que tener una mascota es una gran responsabilidad y no podrían estar más en lo cierto.

Las mascotas son seres extraordinarios que hay que cuidar como se merecen. Sin embargo, seguramente nunca nos hemos planteado los beneficios de las mascotas para la familia.

Las mascotas son consideradas miembros de la propia familia, compañeros de viaje que viven experiencias con nosotros y que tienen un gran lugar reservado en nuestro corazón.

Lee: Los gatos nos pueden enseñar a dormir mejor

No obstante, además de todo esto, las mascotas nos ayudan a mantenernos más saludables y a gozar de un mayor bienestar. ¿No te lo crees? Hoy te contamos algunos beneficios de las mascotas para la familia.

Beneficios de las mascotas para la familia

Los beneficios de las mascotas para la familia no son un secreto. Sin embargo, no les prestamos la debida atención. Vamos a ver en qué consisten estos beneficios:

1. Ayudan a mantenernos activos

Pasear gato

Tener una mascota nos “obliga” a sacarla a pasear. Aunque creamos que esto solo se aplica a los perros, hay muchas personas que sacan a pasear a sus gatos e, incluso, a sus conejos, hurones… ¡Cualquier mascota!

  • Hay que tener en cuenta que los animales necesitan interactuar con el mundo. Así, esta es una muy buena excusa para salir de casa y hacer algo de ejercicio.
  • Por lo tanto, las mascotas nos ayudan a levantarnos del sofá y, al menos, hacer más ejercicio del que hacíamos antes.

2. Benefician a nuestra salud mental

El segundo de los beneficios de las mascotas para la familia es que son una gran ayuda para la salud mental. Nos ayudan a reducir el estrés, a expresar nuestras emociones y a relativizar nuestras preocupaciones.

Las mascotas nos brindan un cariño incondicional. Cuando estamos mal, ahí están a nuestro lado, siempre pidiendo mimos y también dándolos. Incluso en los días más tristes, nos sacarán una sonrisa con sus juegos, sus tonterías, sus manías…

Recordemos esa sensación de bienestar cuando volvemos a casa y siempre nos están esperando ansiosas de saludarnos.

Es imposible no darles un abrazo, besuquearlas y sonreír sin poder evitarlo. No importa lo mal que nos haya ido en el trabajo: ellas hacen que se nos olvide todo.

3. Nos ayudan a crecer como personas

Niña con conejo

El tercero de los beneficios de las mascotas para la familia es que ayudan a nuestro propio crecimiento personal. ¿De qué manera? De una tan simple y apenas perceptible que no nos damos cuenta.

Tener una mascota permitirá que desarrollemos un gran sentido de la responsabilidad. Esto es esencial, pues nos ayudará a madurar y a ser más responsables en otros aspectos de nuestra vida.

No obstante, hay algo más, y es que las mascotas nos ayudan a mejorar nuestra gestión del tiempo. Al tener que llevarlas a pasear, cuidar de ellas, dedicarles tiempo, tenemos que organizarlo todo de una mejor manera. Esto es algo muy beneficioso.

4. Son un apoyo si tenemos algún problema

Pensemos en todo lo anterior sumado al gran apoyo que suponen las mascotas en el caso de que suframos alguna enfermedad.

Por ejemplo, si tenemos problemas de visión o de ceguera, un perro guía nos ayudará. Ahora bien, no solo es una ayuda funcional, sino también un apoyo emocional.

Lee: Mahe, el perro y amigo que cuida de su niño con autismo

De la misma manera, pensemos en ese sexto sentido que tienen las mascotas y que son capaces de detectar lo que nosotros no percibimos.

  • Por ejemplo, alguien que sufra convulsiones puede no saberlo hasta que le ocurre. No obstante, una mascota puede dar la alerta mucho antes para pedir ayuda.

5. Fortalecen el sistema inmunitario de los más pequeños

Mujer abrazando un hurón

Cuando nace un bebé puede que pensemos que hay que apartar a las mascotas de ellos. Sin embargo, no podríamos estar más equivocados. El contacto con ellas hace que el bebé se exponga a microorganismos que fortalecen sus defensas.

Por eso, no debemos evitar el contacto de las mascotas con los más pequeños. Gracias a ellas, los bebés crecen más fuertes y más preparados para lidiar con futuras enfermedades.

Las mascotas nos dan mucho

Como hemos podido ver, las mascotas nos dan mucho. No obstante, no son juguetes. Son seres vivos que necesitan cariño, tiempo y cuidados al igual que nosotros. Incluso, aunque nos ayuden porque tenemos algún problema, como en el punto 4, nunca son objetos.

Antes de irte no te pierdas: Curiosidades sobre la terapia con animales

Esto debemos tenerlo muy en cuenta. Las mascotas nos permiten gozar de una serie de beneficios de los que no solemos ser conscientes. Darnos cuenta nos ayudará a valorarlas mucho más.

Te puede gustar