Conoce los beneficios de practicar una afición

Practicar una afición es una forma ideal de librarnos del estrés y de desconectar y potenciar nuestra creatividad a la vez que nos relajamos y potenciamos nuestro bienestar

¿Qué tipos de pasatiempos tienes? Practicar una afición tiene muchos beneficios, aunque nunca nos hayamos detenido a pensar en ello. Si no tienes tiempo para hacerlo,  desde hoy mismo sabrás qué importante será que saques, aunque sea, unos minutos para ello.

Las aficiones pueden ser de varios tipos: hacer punto de cruz, escribir, practicar hípica, deportes de riesgo, pintar, hacer manualidades… En definitiva, una afición es una actividad divertida que te hace feliz.

Beneficios de practicar una afición

A continuación, vamos a descubrir algunos beneficios que tiene practicar una afición. Son algunos bondades de las que nunca nos hemos percatado y que seguro que nos van a sorprender. ¡Vamos a descubrirlo!

1. Te une con otras personas

Taller de manualidades

Aunque no lo creas, algunas aficiones tienen el poder de hacer que te unas más con otras personas. Sobre todo, aquellas que implican actividades en grupo.

Por ejemplo, apuntarte a un taller de manualidades hará que interactúes con personas maravillosas.

Muchas veces, nos quejamos de que no encontramos personas a nuestro alrededor con nuestros mismos gustos y afinidades. Por este motivo, apuntarnos a talleres o practicar nuestras aficiones en grupo nos harán descubrir todo lo contrario.

Lee también: 7 manualidades con cajas para decorar

2. Te libera del estrés

Practicar una afición es sacar tiempo para dedicárselo a una actividad de la que disfrutas. Por ejemplo, si te gusta escribir, puede que tan solo escribir durante al menos 10 minutos ya te haga sentir feliz.

Por eso, en ocasiones, se recomienda practicar nuestras aficiones (dependiendo de cuáles sean) a primera o última hora del día.

  • Un hobby rompe nuestra rutina, nos relaja y permite que nos evadamos de las preocupaciones y del trabajo.
  • Cuando sentimos una gran presión, las aficiones pueden ser nuestra vía de liberación. Con ellos, todas las tensiones, ansiedad y estrés pueden desaparecer.

3. Es un descanso activo

¿Recuerdas las pausas activas de las que hablábamos cuando nos referíamos al trabajo? Pues esto es algo similar, pero dedicado a nuestro tiempo libre. Un tiempo que no desperdiciaremos y que sentiremos que ha sido productivo.

Cuando estamos practicando una afición, no solo estamos descansando y relajándonos, sino que estamos adquiriendo conocimientos y progresando. Esto nos ayuda a sentirnos motivados y a darle un sentido a nuestra vida.

4. Fomenta tu creatividad

Tejer

Las aficiones suelen aumentar nuestra creatividad. Tanto si escribimos como si pintamos o si hacemos punto de cruz, nuestra imaginación y creatividad estarán siendo potenciadas. Esto puede venirnos muy bien, sobre todo si tenemos un trabajo creativo.

Muchas personas se quejan de no ser lo suficientemente creativas. Para ellas, habría que hacer una pregunta obligada: ¿practican alguna afición? Si la respuesta es “no”, es el momento de sacar tiempo para uno.

En el caso de que la respuesta sea “sí”, ¡hay que cambiar de afición!

Visita este artículo: 3 mejores ejercicios para potenciar la creatividad

5. Te ayuda a saber lo que te gusta

En la actualidad, muchas personas han hecho de sus aficiones su propio trabajo. Esto ocurre porque las aficiones te ayudan a saber lo que te gusta, lo que quieres y a reorientar tu vida laboral en el caso de que no estés contento con ella.

Hay una frase que tienen muy presente las personas que se dedican a sus aficiones: “Escoge un trabajo que te guste y nunca tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”. Una afirmación de Confucio que, sin duda, a todo el mundo le encantaría hacer realidad.

Las aficiones te hacen feliz

Lo más importante que tienen las aficiones es que nos aportan felicidad. A ellos nos dedicamos por gusto y por placer, sin mayores esperanzas que disfrutar. Como en todo, veremos progresos, aunque no tendremos prisas en conseguirlos.

Por este motivo, tener una afición favorece a la disciplina y aumenta la seguridad en uno mismo, además de todo lo anteriormente mencionado. Así pues, no hay excusas que valgan. Son múltiples las ventajas de practicar un aafición, ¿a qué estás esperando?

Por mucho que pensemos que no tenemos tiempo, esto no es verdad. Para lo que consideramos importante siempre, siempre, tenemos tiempo. Así que… ¿ya disfrutas tú de una o varias aficiones? ¿Qué te gustaría hacer pero crees que por falta de tiempo no puedes?

Como bien mencionamos, a veces es cuestión de organizarse y de sacar aunque sean solo 10 minutos para hacer eso que tan felices nos va a hacer sentir. Practicar una afición tiene muchos beneficios, ¿te los vas a perder?

Te puede gustar