Conoce estas razones por las que no puedes esperar para ir al dentista

Raquel Lemos Rodríguez·
22 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
04 Junio, 2019
Tener chequeos periódicos para revisar tu salud oral, puede ayudar a prevenir determinados problemas como el desgaste de los dientes o la gingivitis. Conoce cuáles son las situaciones en las que no puedes esperar para ir al dentista.
 

Ir al dentista es una situación poco agradable para muchas personas. Sin embargo, hacerlo al menos una vez al año, es tan importante como realizarse un chequeo médico. ¿Cuándo fue la última vez que concertaste una cita?

En ocasiones, debido a la pereza, el miedo o a no tener un problema evidente, se puede pasar por alto alguna condición que, al agravarse, podría provocar significar problemas mayores de salud o la pérdida de un diente. Por eso, te contamos cuáles son esas razones por las que no deberías esperar para ir al dentista.

¿Cuáles son las razones para ir al dentista cuanto antes?

Muchas veces se piensa que ir al dentista solo es necesario si se tienen sospechas sobre la aparición de caries. Sin embargo, una visita donde el especialista también podría ser necesaria en las situaciones que detallamos a continuación.

Tus encías no están bien

Cuando ir al dentista

¿Sangras cada vez que te cepillas los dientes? ¿Notas que tus encías están inflamadas? Si incluso cuando utilizas un cepillo de cerdas suaves o usas el hilo dental notas estas molestias, lo mejor es no esperar más y acudir al dentista cuanto antes.

 

Las encías que sangran de forma habitual indican que algo no está bien. Según una publicación del Institute for Quality and Efficiency in Health Care las causas más comunes de esta condición pueden ser la gingivitis y la periodontitis.

Lee este artículo: 7 síntomas que te alertan una infección dental

Evitas sonreír

Si evitas sonreír, es posible que tengas alguno de los siguientes problemas: te falta algún diente o los tienes amarillos. Esto, aunque no parezca muy importante, es un motivo de peso para ir al dentista.

Hoy en día, existen varios tratamientos que te pueden ayudar a recuperar la dentadura o eliminar el color amarillo de los dientes. No tengas miedo de ir donde un profesional para que vuelvas a lucir tu sonrisa y tengas una boca saludable.

Te han hecho algún tratamiento previo

¿Te han empastado algún diente? ¿Tienes alguna corona, implante dental o dentadura postiza? Cualquier tratamiento, como una endodoncia, es un motivo importante para ir al dentista y verificar que todo está bien y que el tratamiento ha surtido el efecto esperado.

Muchas personas, una vez se han hecho un implante dental o algún procedimiento que requiere seguimiento, se olvida de ir al dentista y, con el tiempo, este se puede caer o empezar a presentar problemas. Para evitarlos, no dudes en agendar una cita.

Además, no siempre que se tiene un problema en la boca se puede concertar una cita urgente con el dentista de confianza. Por eso, es mejor adelantarse a cualquier molestia y hacer el seguimiento adecuado.

 

Estás embarazada

La etapa del embarazo.

En el embarazo se presentan muchos cambios en el organismo, y los dientes no están exentos de sufrir determinadas patologías. De acuerdo a una publicación de National Health Services, debido a la carga hormonal, las mujeres en este estado, pueden desarrollar más caries o problemas en las encías.

Esto se puede prevenir acudiendo al dentista para que haga una limpieza profunda y elimine cualquier bacteria que pueda causar problemas mayores. Es esencial escoger al adecuado y que esté familiarizado con los procesos y las sustancias que se deben utilizar en este tipo de casos.

Sufres bruxismo

Si amaneces con dolor en la mandíbula, en los dientes o en la cabeza, esto puede ser un indicador de bruxismo. Este trastorno tan común, se origina por apretar y rechinar los dientes de manera inconsciente.

Esta condición suele manifestarse durante la noche, aunque en casos más graves también puede ocurrir en el día, y puede tener consecuencias negativas para la salud de tus dientes. Además, en algunos casos extremos, la mandíbula puede quedar incluso estática e impedir que abras la boca.

 

El estrés y la ansiedad son algunos de los motivos que pueden desencadenar este hábito involuntario. Si crees que sufres de esta condición, ir al dentista será indispensable para que te proporcione una férula dental que permita proteger la dentadura y la mandíbula.

Descubre: Bruxismo: un trastorno psicosomático

Tienes llagas que no se curan

Si notas alguna llaga que no se cura con el tiempo, ir al dentista es una buena opción para verificar si estás sufriendo de alguna infección. Algunas veces, estas heridas se pueden presentar por una dentadura postiza que no está en buen estado o una férula dental que es necesario cambiar.

Como has podido comprobar, ir al dentista es algo muy necesario si quieres evitar algunos problemas más graves. Así que no esperes más, y asiste al menos una vez al año. Con esto, puedes prevenir o tratar cualquier condición que afecte tu salud oral.

 
  • Dental Secrets. (2016). Dental Secrets. https://doi.org/10.1016/c2013-0-06806-5
  • Downer, M. C., Ahlberg, J., & Kay, E. J. (1999). How often should we go to the dentist? BMJ. https://doi.org/10.1136/bmj.319.7219.1269a
  • Freeman, R. (1999). Barriers to accessing and accepting dental care. British Dental Journal. https://doi.org/10.1038/sj.bdj.4800208a
  • Gordon, S. M. (1998). Dental fear and anxiety as a barrier to accessing oral health care among patients with special health care needs. Special Care in Dentistry. https://doi.org/10.1111/j.1754-4505.1998.tb00910.x
  • National Health Service. Teeth and gums in pregnancy. (2019). recuperado el 21 de agosto de 2020. https://www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/teeth-and-gums-pregnant/