Conoce la razón por la que la menstruación cambia las emociones de las mujeres

Durante la menstruación se producen una serie de cambios en las emociones de las mujeres que son producto de un desequilibrio hormonal totalmente normal en esos días del mes

Todos somos conscientes de que la menstruación cambia las emociones de las mujeres. La gran pregunta es ¿por qué sucede esto y cuál es la causa principal? Pues bien, el motivo radica en las hormonas y en lo que conocemos como Síndrome Premenstrual (SPM).

Hoy vamos a descubrir en profundidad la causa por la que sucede esto y si existe alguna manera de atenuar los síntomas del SPM que resultan insoportables incluso para quien los sufre. Estar de mal humor no es agradable, ni para los demás, ni para la propia persona.

El síndrome premenstrual (SPM)

La menstruación cambia las emociones

Muchas mujeres saben que les va a venir la regla porque justo en los días previos están de muy mal humor. Sin saber por qué, se vuelven bordes, contestan mal a todo el mundo, se enfadan con mucha facilidad y parece que sus emociones están a flor de piel. ¿Qué es lo que ocurre?

Bien, nos encontramos con el tan conocido síndrome premenstrual. Este hace referencia a esa caída de hormonas y el cambio en el nivel de progesterona que sucede justo antes de que venga la menstruación.

Esto, de manera inevitable, provoca cambios en el humor y en el comportamiento de la mujer, además de otros síntomas:

  • Trastornos del sueño: Dificultad para dormir, sofocos y tener mucho calor por la noche. Aunque se duerma muchas horas no se consigue descansar bien.
  • Sensibilidad: No solo física (pueden doler los pechos) sino también a nivel emocional. Todo les afecta de una manera mucho más profunda.
  • Apetito: Suelen aparecer los antojos. Cuando una mujer está con el síndrome premenstrual suele tener muchas ganas de comer dulce. Si no se suple ese antojo nuestro humor puede empeorar.
  • Cambios de comportamiento: De ser personas muy amables, de repente se vuelven bordes o no tienen ganas de hablar con nadie.

Estos síntomas son completamente normales y la culpa de que se originen la tienen las hormonas. A veces, no se tienen dos síndromes premenstruales iguales. Un mes la mujer puede enfadarse mucho, y otro puede que esté sumamente triste.

Lee también: Cómo evitar el mal olor en los días de la menstruación

¿Cómo resolver este desequilibrio hormonal?

Seguro que ha quedado claro que lo que se produce los días antes de que baje la menstruación es un desequilibrio hormonal. Ahora bien, si la regla cambia las emociones, nos hace sentirnos tristes o enfadados, sensibles o irascibles, ¿cómo podemos resolver esto?

Lo cierto es que hay diferentes maneras de poder contrarrestar este desequilibrio. Veamos algunas formas sencillas de conseguir sentirnos algo mejor. ¡Vamos allá!

  • Hacer ejercicio: El ejercicio libera endorfinas y hace que nuestro estado de ánimo mejore. Asimismo, nos ayuda a aliviar el dolor y el malestar que podemos sentir antes de la menstruación o mientras la tenemos.
  • Alimentación saludable: Consumir alimentos ricos en vitamina B o tomar plátanos, que son ricos en triptófano, nos ayudará a aumentar nuestra sensación de bienestar. Los frutos secos también son recomendables.

Una combinación de alimentación saludable con ejercicio puede disminuir un poco ese desequilibrio hormonal. Si la menstruación cambia las emociones siempre que llega cada mes, incluir estas recomendaciones pueden suponer un cambio significativo.

Ver también: 5 ejercicios durante la gestación

Problemas más graves

La mejor hora para correr.

Aunque la menstruación cambia las emociones, este malestar puede verse potenciado debido a otros problemas que acarrea cada mes esta condición tan natural por la que las mujeres pasan. Estamos hablando de los mareos, de la sensación de querer vomitar o de la hinchazón.

Sentirse hinchada es algo totalmente normal. No obstante, también es natural notar mareos o bajadas de tensión. ¿Esto debería preocuparnos? En realidad no, ya que la menstruación hace que la presión disminuya un poco, lo que no es grave.

Todas estas circunstancias provocan que no estemos de muy buen humor. Si estamos enfadadas, puede que sentirnos hinchadas empeore nuestro cabreo. Si nos encontramos tristes, estar mareadas puede aumentar ese sentimiento.

En definitiva, la menstruación cambia las emociones y, aunque en muchas ocasiones no podamos hacer nada por evitarlo, podemos adoptar diferentes medidas para contrarrestar esto. Sentirnos doloridas, sin ganas de nada, no entender tan siquiera nuestros propios cambios de humor es algo totalmente natural.

¿Alguna vez la menstruación cambia las emociones en tu caso? ¿Sabes cómo resolverlo de la mejor manera? Identificar qué es lo que te va bien te ayudará a sobrellevar mejor estos días del mes.