Conoce las propiedades del hinojo

Si bien es bueno para aliviar determinadas afecciones, el hinojo puede reaccionar con determinados medicamentos y anular sus efectos. Por lo tanto, es importante consultar con el especialista antes de consumirlo.

Las propiedades del hinojo lo convierten en una hierba con una variedad muy amplia de usos medicinales. Se trata de una planta aromática, originaria del mediterráneo. Uno de sus datos más curiosos, que a su vez constituye una gran ventaja, es que de esta planta se puede aprovechar tanto la semilla como la hierba.

De nombre científico Foeniculum vulgare, el hinojo, como nosotros lo conocemos, es una planta herbácea que puede alcanzar hasta los dos metros de altura. Existen diversas variedades, como el hinojo de Florencia —o hinojo dulce—, el hinojo Armo, el Carmo, el Pollux y el Genio; todas ellas difieren en cuanto a forma, pero conservan sus propiedades.

Las formas de uso del hinojo son muy variadas, pero se utiliza principalmente para combatir problemas digestivos y respiratorios. Claro está, tiene otras propiedades bastante interesantes y que procederemos a describir en este artículo.

Usos y propiedades del hinojo

Campo de Hinojo

Como mencionamos anteriormente, el hinojo se usa con frecuencia para resolver algunos problemas digestivos. Entre estos, podemos destacar afecciones tales como la acidez, el exceso de gases, la distensión abdominal, la indigestión y la inapetencia.

Por otra parte, también puede servir para quitar los cólicos. Si se desea ingerir hinojo con este fin, se ha de preparar una infusión de hinojo con manzanilla y se la deja reposar. Una vez lista, hay que tomar un vaso de esta preparación dos veces al día.

Esta planta también se usa para aliviar problemas respiratorios como lo son la tos, el asma y la bronquitis. Esto es posible porque se trata de un antiespasmódico natural, que hace que los bronquios se relajen; asimismo, es muy útil en el tratamiento del cólera, la incontinencia urinaria, los dolores de espalda y problemas de la visión.

Otra de las propiedades del hinojo es que ayuda a acabar con los cálculos renales, ya que los desintegra. De esta manera, se terminan los cólicos que estos producen.También puede acabar con las obstrucciones del hígado y la vesícula y con problemas como la gota y la ictericia.

Además, algunas personas pueden dar fe de que es muy bueno para las lactantes. Entre sus mayores virtudes, aseguran que el hinojo aumenta la producción de leche, puede disminuir las molestias de la menstruación y facilita el trabajo de parto.

Lee también: ¿Cómo combatir el reflujo gástrico?

Sus efectos secundarios

Hinojo_2

En dosis normales, esta planta no puede causar ningún efecto secundario. No obstante, las mujeres embarazadas no deben utilizarlo.

Tampoco es recomendable su uso en aquellas personas que sufren de algún tipo de alergia al consumir apio o zanahoria; en este caso, la razón es que el hinojo podría producir la misma reacción.

Hay que tener mucho cuidado al consumir el hinojo junto con cualquier medicamento, ya sea antibióticos, pastillas anticonceptivas, estrógenos y o un medicamento utilizado para el cáncer, llamado tamoxifeno. Para evitar complicaciones, se aconseja consultar con un médico antes de comenzar su ingesta.

Te puede interesar: Beneficios de los estrógenos en la dieta

¿Cómo debemos utilizar el hinojo?

Hinojo_3

El hinojo se puede tomar en forma de té, cuya preparación es muy sencilla. En primer lugar, se debe hervir una taza de agua, a la que luego se le agrega una cucharadita de semillas de hinojo machacadas. Posteriormente, se deja reposar y se bebe. Se puede tomar al natural o endulzado con miel.

Sin embargo, esta no es la única alternativa que nos ofrece. Por ejemplo, también lo podemos encontrar en las tiendas naturistas en forma de gotas, cápsulas o pastillas.

Se recomienda consultar antes de adquirir cualquier producto, puesto que en estos lugares saben muy bien los gramos que se deben consumir según la enfermedad que se desee tratar. Nuevamente, remarcamos la importancia de que el médico de confianza autorice su consumo.

Como nos podemos dar cuenta, la naturaleza nos proporciona una gran cantidad de plantas que podemos utilizar en favor de nuestra salud. Solo es cuestión de informarnos apropiadamente sobre las propiedades y poderes curativos de cada una de ellas y aprovecharlas al máximo.

De esta forma, tendremos una mejor calidad de vida solamente utilizando productos naturales, económicos y muy fáciles de conseguir. Sacar rédito de las propiedades del hinojo es un excelente primer paso en este sendero de bienestar natural.

Imágenes cortesía de Charo Castro, .Bambo., vcastelo & euskalherrian