Conoce los beneficios del diente de león

Para aprovechar los beneficios del diente de león solemos recurrir a su infusión, pero también podemos consumirlo en forma de ensalada o utilizarlo de forma tópica

El diente de león es una planta que se ha aprovechado principalmente para usos medicinales, ya que cuenta con propiedades depurativas que sirven para limpiar el cuerpo.

Se dice que esta planta proviene del continente europeo, aunque hoy en día se ha esparcido por todos los continentes. El diente de león es considerado como maleza para los jardineros y se puede encontrar en grandes pastizales o caminos poblados de hierba.

El diente de león se caracteriza por ser una planta que no supera los 40 cm de altura, por tener una flor amarilla y un fruto blanco de apariencia esponjosa.

Beneficios del diente de león

Diente de león.

Como ya lo mencionamos, el diente de león contiene propiedades que ayudan a depurar toxinas en el cuerpo. Esto quiere decir que nos puede ayudar a limpiar el organismo y los diferentes sistemas del cuerpo como lo son el digestivo, el circulatorio y el renal.

Podemos aprovechar las propiedades del diente de león de dos formas:

  • Ensaladas: Usar sus hojas para condimentar.
  • Té: Preparar una infusión con la planta.

Visita este artículo: Los 6 mejores batidos detox para limpiar tu organismo

Ayuda a evitar la retención de líquidos

Entre las propiedades medicinales del diente de león destaca la diurética, la cual es la encargada de eliminar toxinas que afectan al organismo y dificultan su funcionamiento.

La infusión de diente de león nos servirá para eliminar los líquidos que nuestro cuerpo acumula de forma innecesaria, ayudando a su vez a eliminar posibles infecciones que se puedan presentar en el sistema renal.

¿Cómo preparar el té de diente de león?

Té de diente de león.

La infusión de una planta ayuda a extraer sus propiedades más importantes. De esta forma, al consumirla, nuestro sistema pueda sacar provecho y aliviarse de las afecciones que esté presentando en el momento.

En este orden de ideas te explicaremos cómo preparar una infusión de diente león para que puedas consumirla de forma fácil y segura.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas secas de diente de león (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, viértela en una taza junto con la cucharada de diente de león.
  • Agita un poco y deja reposar durante 5 minutos.

Administra el té de león dos veces por semana durante un mes o cuando te hayas excedido con las comidas.

 Ayuda al sistema digestivo

Ensalada de diente de león.

La propiedad depurativa del diente de león será eficaz a la hora de tratar afecciones del sistema digestivo. Esta ayuda considerablemente a eliminar el exceso de grasa acumulada en el organismo y, a su vez, mejora la producción de bilis que sirve para tener un mejor tránsito digestivo.

Con esto queremos decir que al incorporar el diente de león a tus hábitos alimentarios ayudará de una manera increíble a eliminar los problemas de digestión lenta, e incluso los que se presentan en ocasiones a la hora de ir al baño.

Para ello te aconsejamos agregar unas hojas frescas de diente de león a tus ensaladas para que disfrutes de sus propiedades.

Ingredientes

  • 2 hojas de lechuga
  • ½ zanahoria
  • 1 taza de hojas de diente de león (30 g)
  • Jugo de limón

¿Qué debes hacer?

  • En un recipiente rasga ligeramente 2 hojas de lechuga bien verdes.
  • Con ayuda del rallador, ralla media zanahoria.
  • Agrega las hojas de diente de león y aliña con unas cuantas gotas de limón.

Lee también: Desintoxica tus riñones con un jugo de zanahoria y pepino

Cuida nuestra piel

El diente de león también nos puede ayudar a aliviar algunas afecciones como pueden ser los sarpullidos que se presentan por enfermedades como la psoriasis.

Estos pueden generar escozor y dolor. En este caso, te podemos decir que también podemos usar las propiedades medicinales del diente de león de forma tópica y así mejorar los síntomas.

Ingredientes

  • 2 tazas de hojas de diente de león (60 g)
  • Agua tibia (la necesaria)

¿Qué debes hacer?

  • Toma dos puñados u 80 gr de hojas de diente de león.
  • Colócalas en agua tibia durante 15 minutos.
  • Retira las hojas del agua y colócalas sobre la zona afectada.
  • Con ayuda de una venda limpia, envuelve y protege.
  • Déjala actuar por una hora y repite hasta que los sarpullidos desaparezcan.

Recomendaciones

En caso de presentar efectos secundarios al aplicar o consumir la planta es fundamental contactar con un médico.

El diente de león puede ser encontrado en parques. Por esta razón debes ser lavado de una forma adecuada, preferiblemente con agua caliente.  De esta forma podremos eliminar cualquier agente que pueda causar alguna infección.

Recuerda que el uso en exceso de cualquier planta medicinal o medicamento puede conllevar a una intoxicación, e incluso afectar otra parte del organismo.