Conoce los usos que puedes darle a la pasta de dientes para limpiar en casa

Gracias a su textura y componentes, la pasta de dientes puede ser muy efectiva eliminar las manchas de nuestra alfombra o quitar las marcas de los vasos de la mesa de madera.

Cuando limpiamos nuestra casa queremos que el esfuerzo que depositamos y empleamos en esa actividad de limpieza se vea recompensado. Existen multitud de trucos y remedios caseros que nos ayudan a limpiar de forma eficaz y ecológica los objetos de nuestro hogar.

En esta caso vamos a hablar de las aplicaciones que tiene la pasta de dientes para limpiar la casa; se trata de un producto habitual muy útil para dejar la casa impecable. Aunque suene increíble, la pasta de dientes tiene muchos usos, sobre todo, para limpiar objetos cotidianos.

Usos de la pasta de dientes en la limpieza del hogar

Sin lugar a dudas, la pasta de dientes no puede faltar en casa, ya que la utilizamos a diario para el cuidado e higiene de nuestros dientes y encías. La higiene dental es importantísima, así como la limpieza de nuestro hogar. Te contamos cómo puedes emplear la pasta de dientes para limpiar de forma inteligente y práctica y quitar la suciedad de cada rincón de tu casa.

Lee este artículo: 5 trucos de limpieza que debes saber si no te gusta limpiar

Limpiar los zapatos

En primer lugar, debes limpiar con un cepillo las suelas de los zapatos y la zona de goma, ya sea oscura o blanca. Se tiene que quitar la primera capa de suciedad con agua y jabón hasta que empiece a verse más limpia.

Seguidamente, seca con un trapo limpio para después aplicar una capa de pasta de dientes con ayuda de los dedos. Con un cepillo pequeño, frota con fuerza durante dos minutos, deja reposar la pasta durante 5 minutos extra y después retira el exceso con un trapo húmedo.

Quita las manchas de las alfombras

Si te has dado cuenta de que tienes una gran mancha en la alfombra y no sabes de cuándo es, no te preocupes: puedes retirarla con eficacia si utilizas tu propio dentífrico.

Para eliminarla, aplica encima de la zona afectada un poco de pasta de dientes y frota con un cepillo hasta que la mancha desaparezca; verás que es más sencillo de lo que piensas. Si lo consideras necesario puedes ayudarte de un poco de agua tibia para que se elimine con más facilidad.

Pasta de dientes para limpiar superficies

Uno de los elementos que más se ensucia a diario es la pantalla de nuestro móvil, que es quizá el objeto que más horas estamos utilizando al día. Aplica un poco de pasta de dientes en un hisopo y frota con movimientos circulares hasta que la superficie y la pantalla reluzcan como si lo acabaras de comprar.

  • La pasta de dientes también es efectiva para cristales de nuestras viejas gafas de bucear o los faros de nuestro coche.
  • En el último caso, necesitarás la ayuda de un cepillo para eliminar las suciedad incrustada.

Remueve las marcas del coche

¿Quién no le ha dado un golpe o le ha hecho un rasguño al auto? Es inevitable que, con el tiempo, aparezcan marcas en la carrocería de nuestro coche. Si quieres verlo relucir de nuevo y no quieres acudir al mecánico, puedes echar mano de la pasta de dientes.

  • Aunque no reparará las marcas profundas, sí es eficaz para las que están hechas por las rozaduras de gomas o los rasguños más superficiales.

Es bueno para mantener las uñas limpias

Si te has quedado sin quitaesmalte puedes usar un poco de pasta dentífrica, porque tiene propiedades antimanchas que resultan muy útiles en estos casos.

  • Aplica un poco de esa pasta en las uñas y masajea hasta que veas que el esmalte se haya retirado en su totalidad. Es una forma práctica y muy sencilla para eliminarlo siempre que nos veamos en un apuro.

Devuelve el color blanco de las teclas de tu piano

Puede tener sentido que la pasta de dientes ayude a recuperar el blanco de las teclas del piano, ya que estas están hechas normalmente de marfil, el mismo componente que nuestros dientes.

Aplica un poco sobre la superficie de las teclas y, con delicadeza, frota una a una hasta que veas que recuperan su blanco natural y original. Después, limpia el exceso con un trapo suave y húmedo.

Limpia tus joyas fácilmente

Puedes sacar tus joyas a relucir una vez que las hayas limpiado con dentífrico. Las dejará perfectas, brillantes y como nuevas sin ninguna imperfección.

  • De igual modo puedes utilizar pasta de dientes para limpiar elementos de oro o plata, como cadenas, anillos, pendientes y toda la cubertería.

Descubre:3 formas de quitar el óxido de nuestros utensilios de cocina. ¡Lucirán como nuevos!

Elimina el quemazo de tu plancha de la ropa o plancha de cocina

La pasta de dientes es bueno para eliminar las manchas producidas por un quemazo en las planchas. Prueba a utilizar un poco de pasta de dientes para limpiar la zona: frota con un cepillo suave que no dañe el metal y comprobarás que se elimina paulatinamente.

Este sencillo truco también puede servirte para que las bases de tus planchas de cocinar se vean perfectas de nuevo.

Quita las manchas de las paredes

Aunque suene a locura, podrás remover esas molestas manchas de la pared y sin dejar otras. Si tienes niños en casa y se han excedido con su creatividad y sin querer han pintado las paredes, podrás retirar esas manchas y pinturas con el tubo dentífrico.

  • Aplica un poco de pasta de dientes sobre la zona y frota suavemente hasta que desaparezca por completo.

Elimina las marcas de vasos de las mesas de madera

Cuando reunimos a toda la familia alrededor de nuestra mesa de comedor podemos encontrar al día siguiente muchas manchas indeseables, entre las que se encuentran las marcas de los vasos.

  • Si quieres recuperar el aspecto de la madera de tu mesa, aplica una capa fina sobre las manchas. Masajea hasta que toda la pasta penetre en su interior.

Procedimiento de limpieza con la pasta de dientes

Sea cual sea la superficie que deseas limpiar, debes tener en cuenta un procedimiento para que el resultado sea perfecto:

  • En primer lugar, debes limpiar la superficie con un paño seco, eliminar el polvo y la suciedad grande.
  • Con ayuda de un paño o un cepillo que solo vayas a utilizar para la limpieza, frota la superficie hasta que la pasta de dientes se haya absorbido.
  • Tienes que dejar que seque y actúe durante unos minutos.
  • Si se ha quedado blanquecino, puedes remover el exceso de pasta de dientes con un trapo húmedo.

Como puedes comprobar, es muy práctico tener siempre a mano pasta de dientes para limpiar; más allá de su uso original, sino que también es capaz de blanquear las piezas de nuestro piano o eliminar manchas del tapizado de nuestro sofá.

No hay nada como usar cosas cotidianas para mejorar nuestra limpieza en casa. ¿Y tú? ¿qué trucos utilizas?