Las 10 posibles causas de la gastritis más comunes

Carolina Betancourth·
31 Mayo, 2020
Es importante conocer las causas de la gastritis para evitar los factores de riesgo y así superar este problema o, en su defecto, limitar sus efectos y daños.

Muchas causas de la gastritis están relacionadas con un estilo de vida poco saludable y con hábitos nocivos para la salud. La gastritis es una patología que se produce cuando las paredes del estómago se inflaman. Provoca dolor abdominal y una serie de malestares.

Por eso, es un problema que siempre se debe de tener controlado y bajo supervisión médica para evitar que deteriore significativamente la calidad de vida.

A continuación te hablaremos sobre algunos síntomas y causas de la gastritis ¡Sigue leyendo y descubre más sobre este tema!

Síntomas de la gastritis

Aunque las manifestaciones de la gastritis pueden variar de una persona a otra, hay algunos síntomas generales que suelen ser comunes en casi todos los casos. Según la OMS dichos síntomas pueden incluir:

  • Malestar o dolor de estómago.
  • Eructos.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Sensación de estar lleno, o ardor en el estómago.

Los síntomas de la gastritis también coinciden con los de otras enfermedades y por ello es importante consultar al médico para recibir el diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado.

Lee también: Gastritis, remedios naturales para su tratamiento

Gastritis-500x325

10 posibles causas de la gastritis más comunes

1. Consumir productos lácteos

El consumo de leche y sus derivados ha sido relacionado con la gastritis, puesto que muchas personas presentan intolerancia a estos alimentos. Tales productos podrían resultar irritantes para el estómago y suelen ser de difícil digestión. Por esta razón, se recomienda reducir o evitar el consumo de productos lácteos y optar por alternativas vegetales.

No se encontró evidencia científica de que consumir productos lácteos favorezca la aparición de gastritis. De lo que sí hay suficientes evidencias es de que la intolerancia a la lactosa exacerba los síntomas de la misma, como lo señala un artículo publicado en la revista Acta Pediátrica de México.

2. Llevar una dieta rica en grasa y baja en fibra

Las personas que consumen alimentos ricos en grasas, como frituras, carnes rojas o comida rápida, entre otros, suelen desarrollar gastritis con más facilidad que quienes no consumen a menudo estos alimentos.

Los alimentos grasosos resultan “pesados” para el estómago y podrían producir irritación crónica. Además, la mayoría de estas comidas carecen de fibra, que es un componente esencial para la digestión adecuada. Estos datos se corroboran en un documento académico de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil.

Grasas-saludable

3. Exceso de cafeína

La cafeína es un estimulante que en pequeñas dosis rara vez le causa daño al organismo. Sin embargo, cuando se bebe demasiado café, té o cualquier bebida que contenga exceso de cafeína, es más probable que el estómago se irrite y se produzca fácilmente la gastritis.

Un artículo publicado en la revista MediSan corrobora que la cafeína incrementa el riesgo de padecer gastritis.

4. Bacteria Helicobacter pylori

Esta bacteria es una de las más comunes en toda América Latina. Se estima que entre un 80 y 90% de la población latinoamericana tiene esta bacteria en su organismo. La Helicobacter pylori afecta de muchas formas el aparato digestivo y la salud en general.

Además, se estima que es una de las principales causas de la gastritis e infecciones urinarias, como lo registra un artículo de la Revista Cubana de Medicina General e Integral.

5. Uso de medicamentos

Los fármacos tienen diversos efectos secundarios, especialmente cuando se ingieren frecuentemente. Algunos medicamentos como la Aspirina y ciertos tipos de antiinflamatorios podrían causar irritación en aquellas personas que tienen sensibilidad estomacal. Así queda consignado en un artículo publicado por Elsevier.

6. El alcohol y el tabaco

Tanto el alcohol como el tabaco tienen efectos negativos en el organismo. Según expertos, resultan realmente irritantes para el estómago y es aconsejable evitarlos a toda costa, sobre todo si se padece o se sospecha de padecer gastritis. Así lo establece, entre otros, un estudio publicado por la revista MediSan.

Alcohol

7. Intolerancia a ciertos alimentos

Tal y como sucede con los productos lácteos, también hay otros alimentos que propician intolerancia y, por ende, incrementan los síntomas de la gastritis. Por ejemplo, los alimentos picantes, el gluten y los azucares, entre otros, pueden causar irritación estomacal a muchas personas. El estudio ya citado de la de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil así lo reseña.

8. Reflujo biliar

El reflujo de la bilis hacia el estómago, o reflujo biliar, es otra causa de la gastritis. Según la Biblioteca de Medicina de EEUU, la bilis es un líquido espeso, secretado por el hígado y almacenado en la vesícula biliar, que ayuda a la digestión. Así lo corrobora un artículo publicado por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas.

Visita este artículo: Consejos y remedios naturales para tratar el reflujo gástrico

Reflujo

9. Enfermedad autoinmune

En muy pocos casos, la gastritis se debe a un desorden autoinmune que lleva a que el sistema inmunológico ataque al estómago. «La gastritis autoinmune es común en aquellas personas que ya tienen otro tipo de condición autoinmune. Tal es el caso de  la diabetes del tipo 1 o de la tiroiditis de Hashimoto», afirma el Doctor Patch Adams. Así también queda establecido en un artículo de la Revista Cubana de Medicina.

10. Tensión

La gastritis aguda también podría obedecer a un trauma originado en acciones tales como cirugía mayor, quemaduras, una infección severa e incluso por tensión acumulada después de haber sufrido momentos de mucho estrés durante un lapso prolongado. Así lo ratifica un artículo publicado por la revista Colombia Médica.

No olvides…

Es importante conocer los síntomas y las causas de la gastritis, pero, sobre todo, lo recomendable es acudir a un especialista y combinar su prescripción con hábitos de vida saludables, en caso de que se sospeche la existencia de esta patología.

  • Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. Perforación gastrointestinal, 2018. [Internet]. (Consultado el 15/11/2018). Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000235.htm
  • Augustin Grisolle, Gaspar y Roig. Tratado elemental y práctico de patología interna, Volumen 2. Universidad Complutense de Madrid, 2008.
  • Morton A. Meyers, MD, FACR, FACG. Radiologia dinamica del abdomen: anatomia normal y patologica. Springer Science & Business Media, 2000.
  • Ocampo del Prado, L. C. (2019). Dolor abdominal crónico recurrente en niños.
  • Villegas, J. A. C., Muñoz, F. D. P., Esparza, V. A. A., & Oyague, S. R. Z. (2019). Desórdenes alimenticios y su incidencia en la gastritis en adultos de 40 a 60 años. RECIMUNDO, 3(2), 801-818.
  • Rodríguez Ramos, J. F., Boffill Corrales, A. M., Rodríguez Soria, L. A., Losada Guerra, J. L., & Socías Barrientos, Z. (2019). Factores de riesgo asociados a la gastritis aguda o crónica en adultos de un hospital ecuatoriano. MediSan, 23(3), 424-434.
  • Alderete, A. D., Molina, A. O., Pérez, Y. R., & Cabezas, F. E. A. (2019). Caracterización clínico-epidemiológica, endoscópica y microbiológica de pacientes con síntomas digestivos según su status de Helicobacter pylori. Revista Cubana de Medicina General Integral, 35(2).
  • Llop, R., & Rodríguez, D. (2020). Control y seguimiento en atención primaria de pacientes en tratamiento con fármacos biológicos. FMC-Formación Médica Continuada en Atención Primaria, 27(1), 22-27.
  • Travieso, J. C. F. (2014). Incidencia actual de la gastritis: una breve revisión. Revista CENIC. Ciencias Biológicas, 45(1), 10-17.
  • Kokuina, E., Argüelles, A., Casas, N., Pérez, D., Infante, A., Velbes, P., & Pérez, R. (2006). Autoanticuerpos diagnósticos en enfermedades autoinmunes sistémicas y específicas de órgano. Revista Cubana de Medicina, 45(2), 0-0.
  • Montaño, J. I., Dossman, X., Herrera, J. A., Bromet, A., & Moreno, C. H. (2006). Helicobacter pylori y estrés psicosocial en pacientes con gastritis crónica. Colombia Médica, 37(2), 39-44.